Aliexpress WW
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las rastreadoras de El Fuerte de Sinaloa

Un grupo de mujeres de esta localidad del norte de México se ha organizado para buscar a sus familiares desaparecidos

Los Mochis (México)

Durante tres años, Mirna Medina emprendió una incansable búsqueda por diversas regiones de Sinaloa, al noroeste de México, para dar con el paradero de su hijo Roberto Corrales desaparecido en julio de 2014. Ella es la líder y fundadora de Las rastreadoras de El Fuerte, un grupo de mujeres que buscan a sus seres queridos en las diversas localidades del Estado, bastión del violento Cartel de Sinaloa. El colectivo surgió tras la desaparición del hijo de Mirna, que fue subido a un coche por unos hombres cuando vendía discos en una gasolinera de la localidad. La mujer acudió en ese entonces a la policía local a pedir ayuda, pero le dijeron que no buscaban desaparecidos.

Ella sola comenzó la búsqueda de su hijo y meses después se le unieron otras 14 mujeres. “Nosotros tuvimos que empezar a buscar a los nuestros en vez de ser el Gobierno el que diera la cara”, relató en una entrevista con Valverdedelcamino el año pasado. Desde entonces Las rastreadoras han explorado ranchos, caminos sinuosos y territorios inhóspitos para buscar a los suyos. Con picos y palas han encontrado decenas de cuerpos. En julio del año pasado Medina por fin encontró parte de los restos de su hijo Roberto, pero la búsqueda de las mujeres continúa.

El colectivo fue uno de los que cabildearon y exigieron una ley en materia de desapariciones que finalmente fue aprobada el año pasado en el Congreso mexicano. Medina ha sido una voz crítica con el papel que han jugado las autoridades en los casos de desapariciones.