Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez suspende el juicio por paternidad de Julio Iglesias

El magistrado ordena que el padrastro de Javier Sánchez se someta antes a una prueba de ADN

Julio Iglesias
Julio Iglesias, en Málaga en agosto de 2018.

El juez de Valencia José Miguel Bort ha suspendido el juicio por paternidad de Julio Iglesias. El motivo: el magistrado quiere que el padrastro de Javier Sánchez, el hombre de 42 años que reivindica ser hijo del cantante, se someta primero a una prueba de ADN. La vista estaba señalada para el 4 de marzo.

El abogado de Javier Sánchez, Fernando Osuna, asegura que el padrastro de su cliente ya se sometió hace cerca de tres décadas a una prueba genética con el objetivo de fundamentar la primera demanda de paternidad —rechazada en apelación por una cuestión formal—, y que el test reveló que no existía parentesco. Aquella prueba se practicó, sin embargo, en un laboratorio privado y, según el letrado, el juez quiere asegurarse del resultado y ha ordenado que sea repetido en un hospital público de la ciudad de Valencia.

Osuna todavía confía en que los resultados del nuevo test se conozcan lo bastante rápido como para que el juicio contra Julio Iglesias se celebre en la fecha prevista, ya que el juez no ha señalado una nueva vista, sino que se ha limitado a dejar sin efecto su resolución anterior.

El padrastro de Javier Sánchez estuvo casado con su madre, María Edite Santos, y le dio su apellido. En la demanda de paternidad presentada el año pasado, el hombre, cocinero de profesión, figura como codemandado junto a Julio Iglesias. Se trata de una fórmula habitual en estos casos, ya que en el procedimiento judicial se solicita simultáneamente que el cantante sea declarado padre y que el padrastro deje de constar como tal en el Registro Civil.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información