Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Quiero que se reconozca que mi enfermedad se desencadena dentro del Ejército”

La cabo María de las Camelias López, de 41 años, expulsada por trastorno psíquico y víctima de violencia de género y acoso laboral, reclama su derecho a una pensión

La cabo María de las Camelias López, en un momento de la entrevista.

14 de noviembre de 2018. Ese fue el día que la cabo María de las Camelias López, de 41 años, dejó de pertenecer al Ejército español. Embarazada de cuatro meses de su primer hijo, en 2005 su sargento le ordenó cavar zanjas. Ella le advirtió de su estado, su jefe no le hizo caso y perdió al bebé. Ahora, tras 17 años de servicio y con dos hijos de seis y nueve años de su exmarido, en prisión con una condena por malos tratos, no tiene derecho a una pensión, tal y como adelantó Valverdedelcamino.

En paro, sin manutención y haciéndose cargo de las deudas de su exmarido, la militar espera la respuesta de su recurso ante el Ministerio de Defensa después de que la Junta Médico Militar pasara por alto el dictamen de la psicóloga. "Yo ingreso en el Ejército en 2001, el acoso y el aborto ocurre en 2005 y mi situación personal se agrava más adelante", explica López. El tribunal militar asegura que su trastorno psíquico no está relacionado con el acoso laboral que sufrió por su superior y evitan hablar del tema bajo el eufemismo "circunstancias laborales".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >