Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Viaje a Libia, el país desgarrado, este domingo en El País Semanal

Edificios bombardeados en Misrata.
Edificios bombardeados en Misrata.

LIBIA, CON un territorio que ocupa más de tres veces la extensión de España y solo seis millones de habitantes, es un agujero negro. Un abismo con hasta 20 millones de armas de fuego, 200.000 desplazados internos por la guerra y una corrupción que infecta a gran parte de las instituciones. Un enclave del África mediterránea donde los terroristas islámicos atentan intermitentemente, los secuestros son habituales y las milicias se disputan a tiros barrios e instalaciones clave.

Viaje a Libia, el país desgarrado, este domingo en El País Semanal

Su retrato es el de un Estado fallido. Y hasta allí viajamos para conocer la espiral de caos y violencia que domina el país tras la caída de Gadafi en 2011. Desde entonces, este territorio también se convirtió en gran puerto de salida para miles de migrantes en su camino hacia Europa. La ONU calcula que más de 700.000 migrantes permanecen hoy varados en medio del horror, mientras que el pasado abril las escaramuzas internas se han convertido en una batalla por el control de Trípoli, la capital.