Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuánto tengo que pagar exactamente si me invitan a una boda?

Expertos en protocolo y organización de enlaces responden a la pregunta que más inquieta a alguien cuando recibe una tarjeta para un casamiento

cuanto dinero se da boda
Solo el 37% de las parejas queda satisfecho con lo recibido. Un 5% de los inivitados acude al enlace y la posterior celebración sin hacer ningún regalo.

Los primeros resultados de búsqueda que aparecen en Google al poner “invitaciones de boda” son webs que rezan así: “Las mejores frases para pedir dinero en la invitación de tu boda”, “¿cómo pedir dinero como regalo de boda?”, “textos para pedir dinero como regalo en invitación de boda”… Otra de las búsquedas más comunes relacionadas con dinero y bodas es: “¿Cuánto dinero debo dar en una boda?”.

Si los enlaces son una celebración de uno de los sentimientos más puros que invaden al ser humano, el amor, ni Internet ni los millones de usuarios que navegan a diario por la Red se han enterado. Iván (37 años, fisioterapeuta) se casó el año pasado y una de las cosas que le trajo de cabeza sobre la organización del enlace fue cómo poner en la invitación su número de cuenta corriente de forma elegante: "Queríamos que los invitados nos dieran dinero y no regalos porque la boda nos la tuvimos que pagar mi mujer y yo sin ayuda de nuestros padres: estábamos hasta el cuello de gastos. El problema es que no sabíamos cómo indicarlo en la invitación sin que fuera violento. Al final optamos por: 'Para quien desee tener un detalle con nosotros, este es nuestro número de cuenta'. Parece una frase muy sencilla, pero estuvimos días dándole vueltas". Amanda (31 años, pedagoga) se encuentra en el otro bando, el de los invitados. Tiene la boda de su mejor amiga a finales de julio y lleva días pensando cuánto dinero dar de regalo. "No tengo ni idea de cuánto debería darle y me preocupa, porque no quiero quedarme corta, pero tampoco me sobra el dinero", explica.

"No tengo ni idea de cuánto debería darle y me preocupa, porque no quiero quedarme corta, pero tampoco me sobra el dinero", explica Amanda, que tiene la boda de su mejor amiga en julio

El de Amanda es el caso más común. Antes, con las listas de boda donde los novios habían seleccionado previamente los productos que les gustaría recibir como regalo, todo era más sencillo. Sin embargo, actualmente las listas de boda se han quedado tan anticuadas como una enciclopedia por tomos. Lo que los contrayentes quieren recibir es dinero. La pregunta clave es: ¿cuánto tenemos que pagar cuando nos invitan a una boda?

De media, según datos recogidos en el Libro imprescindible de las bodas, el gasto por invitado que asumen los novios es de 169 euros en las bodas celebradas en Madrid. El montante total de estas bodas ronda los 24.000 euros. En Asturias, País Vasco o Navarra el coste por invitado supera los 200 euros. En estas comunidades el gasto total de la boda está en torno a los 25.000-30.000 euros. De ahí que para sobrellevar el desembolso los novios crucen los dedos para recibir dinero.

Resulta llamativo que solo el 37% de las parejas quedan satisfechas con lo recibido y consideran que los invitados, por lo general, son generosos. En la cara de la insatisfacción encontramos que un 5% de los convidados acuden al enlace y la posterior celebración sin hacer ningún regalo. Esto se traduce así: dos invitados por cada boda no tienen ningún tipo de deferencia con los contrayentes. "A día de hoy, que los novios consigan recuperar todo el dinero invertido es casi un milagro", asegura Diana Rubio, Directora del Instituto Mediterráneo de Estudios en Protocolo (IMEP). Afirmación que corrobora Vanessa Moreno, directora de la empresa especializada en organización de bodas Elite Wedding Planners: "Ya no es que no sea viable hacer dinero con una boda, es que ni siquiera cubres gastos".

Noelia (42 años, abogada) se ha casado dos veces. Entre una boda y otra han pasado 10 años, los suficientes para descubrir cuánto han cambiado las cosas. "Con la primera boda recuperamos el dinero que habíamos gastado. Pero con la segunda, que fue hace dos años, ni nos acercamos a la cifra que habíamos invertido en la celebración. Hoy casarse supone muchísimos gastos [como el fotomatón, los autobuses o poner cinco horas de barra libre] que antes no se contemplaban", confiesa a ICON.

Diana Rubio y Vanessa Moreno, expertas en protocolo y en organización de bodas, nos ayudan a arrojar luz sobre la pregunta que más inquieta a quien recibe una invitación de boda.

Esto es lo que tienes que pagar

Si eres familiar directo de uno de los novios...

Si el que se casa es tu hermano o un sobrino o primo muy cercano tenemos que decirte que, como probablemente imaginabas, la boda no te va a salir barata. "En estos casos mínimo habría que dar 500 euros por pareja. Entre 500 y 1.000 euros por pareja es lo estipulado", señala Moreno. "El dinero que des debe cubrir el cubierto y, además, debe sobrar para un buen regalo. En ningún caso debería ser menos de 250 euros por persona", coincide Diana Rubio. Aunque Moreno matiza: "Depende de la situación económica y personal de cada uno. La idea es que en estos casos el regalo sea algo mayor porque los lazos que nos unen son más fuertes, pero no siempre se puede. Hay mucha gente que a pesar de ser familiar directo da 150 o 200 euros porque no puede permitirse dar más y no pasa nada".

Si eres el mejor amigo/a de uno de los novios...

El protocolo dicta lo mismo que cuando el que se casa es un familiar directo. "Siempre dentro de las posibilidades de cada uno. Está claro que no vas a pedir un crédito para ir a la boda de tu mejor amigo, pero en estos casos el sacrificio económico es importante. Lo normal cuando la relación es tan cercana es dar unos 500 euros por pareja. Quien va más desahogado aporta más y quien va más apurado trata de quedarse en esa cifra, pero no siempre se llega y la aportación puede ser menor", explica a ICON Rubio.

Si eres familiar lejano, amigo o compañero de trabajo de uno de los novios...

"Existe una norma básica que estipula que, como mínimo, cuando uno va como invitado a una boda, sea cual sea la relación que mantiene con los novios, debe dar 150 euros. Y de ahí para arriba", señala Moreno. En el caso de un grupo familiar de cuatro, por ejemplo, se calculan unos 100 euros por hijo. "Lo correcto en este caso es no dar menos de 500 euros. 150 por cada adulto y 100 por menor", asegura Moreno. El motivo es que de esta forma con el dinero se cubre el cubierto y queda algo como regalo para los recién casados. "Con la cantidad que des debería cubrirse el cubierto y sobrar un 50% para los novios", explica Rubio.

Si eres familiar directo o mejor amigo y no puedes ir a la boda...

No ir a la boda de tu hermana o del que es tu amigo desde los 10 años no te libra de apoquinar. "Mínimo deberías aportar lo que cueste el cubierto. Traducido a euros: en ningún caso deberías dar menos de 100 euros", sentencia Rubio.

Si eres amigo o compañero y no puedes ir a la boda...

"Es el único caso en el que puedes permitirte arriesgar haciendo un regalo que los novios no han pedido. Aunque, como digo, no deja de ser arriesgado y cada vez se hace menos", explica a ICON Rubio. Rubén y Clara, de 36 y 40 respectivamente, son un claro ejemplo de que, por más buena intención que le eches, ese jarrón de forma indefinible que a ti te parece una joya a los novios puede horrorizarles. "Un compañero de trabajo que no vino a la boda nos regaló un jarrón/escultura que tanto a mi mujer como a mí nos pareció una broma cuando lo vimos. Además de feo, era tan grande que no teníamos dónde esconderlo. Lo único que le agradezco es que nos lo enviara a casa en vez de dárnoslo en mano porque nuestra cara al abrirlo fue un verdadero poema", confiesa Rubén. Lo que la experta en protocolo Rubio recomienda en estos casos es tener un detalle con los novios: "Lo ideal, si se puede, es regalarles una experiencia como una cena o una escapada o algo que sepas que les gusta. En este caso, si se va muy apurado económicamente también está la opción de no regalar nada".

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información