Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julio Iglesias: “Poder seguir cantando es un milagro en mi vida”

El cantante de 75 años que inicia un gira por Europa no contempla la retirada pese a sus problemas de salud

Julio Iglesias, en Marbella en agosto de 2018.
Julio Iglesias, en Marbella en agosto de 2018. GETTY

A los 75 años, Julio Iglesias no puede correr y ya no puede jugar al fútbol. Pero aún puede cantar tras 50 años subido a los escenarios. "Esto es un milagro en mi vida ", asegura el cantante en declaraciones a la agencia Reuters. El crooner español arranca el tramo europeo de sus actuaciones en Amberes el próximo sábado. A lo largo de su carrera ha vendido más de 300 millones de discos en 14 idiomas. Aún así está dispuesto a lograr nuevas metas. "Todavía tengo la pasión en mi corazón. Si no canto, mi corazón no late tan fuerte ... Cincuenta años en la carretera, de China a Finlandia, es un milagro ".

El cantante español después de todos estos años asegura que todavía siente emoción cuando debe enfrentarse al público. "El sentimiento es el mismo. Cierras los ojos y estás en el escenario y tú sientes ese calor de la gente", dijo. "Soy un artista que está agradecido al 1.000% con la gente.  Pertenezco a la gente hasta que muera ", agregó.

La gira está diseñada para que el cantante pueda descansar entre concierto y concierto por sus problemas de espalda que en ocasiones le obligan a actuar sentado. En una reciente entrevista con Televisa admitía: "La retirada, para mí, está ligada a la muerte psíquica. La física es gravísima, pero la psíquica es morir en vida". “Cuando era joven pensé que la vida era para siempre. Que podía pararla”, dijo también a Valverdedelcamino el pasado 2 de octubre en Dubái durante un concierto.

Después de pasar parte del verano trabajando en Europa, Iglesias regresará a Estados Unidos para otros conciertos en septiembre. Alternará sus actuaciones con visitas a su finca de Ronda en Málaga donde se instalará con gran parte de su numerosa familia.

El pasado mes de mayo Julio Iglesias debía de haber estado presente en la entrega de un Grammy honorífico a toda su carrera pero no se presentó. "Me encantaría estar ahí. Muchas gracias a todos los miembros de la Academia de la Grabación por este hermoso regalo".  Y añadió: "No nací para ser músico. Nací para jugar al fútbol (...). Y, de repente, tuve un accidente terrible y casi quedé parapléjico. Entonces me dieron una guitarra y esa guitarra cambió mi vida por completo", afirmó el cantante en su vídeo en relación al comienzo de su trayectoria artística en la década de los años 60. "Para esa gente que ha tenido ese tipo de situaciones trágicas en la vida, no os rindáis jamás: la vida es siempre una oportunidad", aseguró. 

Su ausencia provocó una cierta alarma sobre su estado físico. En los últimos meses, Iglesias ha presentado problemas de movilidad que le han obligado a reprogramar algunas de sus actuaciones y a limitar sus apariciones públicas. Según la página web del cantante estará en Helsinki el día 12, el día 15 en Róterdam, el 18 en Varsovia y el 29 en Portugal.

El pasado 3 de abril, Iglesias ofreció un polémico concierto en Ciudad de México, donde hacía seis años que no actuaba. Allí fue criticado por los problemas de iluminación del Auditorio Nacional, que impedían verle con claridad y que provocó que se tropezara y cayera en el escenario. Pero también hubo críticas a las dificultades con el sonido que impedían escucharle. Ante los gritos del público y algo molesto, afirmó desde la silla en la que dio la mayor parte del recital: "Es que cuando alguien está hablando, los demás deben guardar silencio. Yo escucho de maravilla", como recogía Milenio.

El intérprete lleva una vida bastante alejada de los focos, aunque sigue presente en las revistas del corazón debido a la demanda de paternidad que en 2017 presentó su supuesto hijo, Javier Sánchez Santos. Asunto sobre el que no se ha pronunciado.

El martes, el juez de Valencia José Bort ha declarado ilícita la prueba de ADN que presentó junto a la demanda y que supuestamente probaba el parentesco, al haber invadido el derecho a la intimidad de otro hijo del cantante, Julio José, que fue seguido y espiado en Miami por dos detectives sevillanos, algo que no considera aceptable al no formar parte del proceso. Pero al mismo tiempo el magistrado ha rechazado la petición de Iglesias de que el asunto fuera archivado con el argumento de que ya había sido examinado y rechazado por los tribunales, y ha señalado para el 4 de julio la celebración del juicio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >