Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

María Pombo, la chica de la foto con Rajoy en Ibiza

La 'influencer' madrileña acumula un millón de seguidores en Instagram y se casa este sábado en Cantabria

maria pombo
María Pombo, el pasado diciembre en Madrid. CORDON PRESS

La historia de María Pombo es la historia de cómo empezaron las influencers a abrirse camino en España. La madrileña, con un millón de seguidores en Instagram, es una de las más reconocidas en el medio. Hace poco protagonizó un encuentro con el expresidente español Mariano Rajoy en Ibiza que sorprendió a todos sus seguidores, y estos días está en boca de todos porque se casa este sábado en Cantabria con el empresario Pablo Castellano.

Pombo, de 25 años, empezó en 2015 a contar su vida a sus seguidores a través de su blog Look and Fashion. Con apenas 19 años y ante la incomprensión de unos padres que no entendían qué necesidad tenía su hija de exhibir su intimidad de ese modo, la instagramer empezó a ganar seguidores de un modo exponencial mientras daba consejos de moda, viajes y maquillaje. Dos años más tarde, abrió su canal de YouTube, donde ya tiene 225.000 suscriptores. Con el tiempo, la plataforma se ha convertido en una herramienta indispensable para mostrar los momentos más destacables de su vida. Algunos de los vídeos más vistos son los viajes con sus amigas de despedida de soltera a Lisboa y Miami, su compromiso con el propio Castellano y la remodelación de su nueva casa.

Ver esta publicación en Instagram

Los dos hombres de mi vida 🖤

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Pero el gran salto a la fama le llegó a Pombo en 2017, cuando se emparejó con el hoy futbolista del Atlético Álvaro Morata (ex Real Madrid). Esta forma de alcanzar el reconocimiento no le salió gratis: como ella misma ha reconocido recientemente en una entrevista en ¡Hola!, ganar seguidores a través de aquella unión supuso también que la ruptura le costara 300 seguidores. Para quienes solo era "la novia de Morata", había dejado de ser interesante.

Con el corazón roto, aparecieron en su vida Cantabria y Pablo Castellano: “Mi familia es de ahí y veraneo ahí. Tengo un sitio feliz y encima a Pablo le conocí allí, donde me pidió matrimonio. La boda tenía que ser allí sí o sí", explicaba recientemente Maria Pombo en su cuenta de Instagram sobre el lugar de la celebración.

Ver esta publicación en Instagram

Era difícil lo sé peeeero lo habéis adivinado 😂 - Feliz de ser imagen de @orbitspain junto con @alexgonzalezact ❤️ #momentoorbitwhite

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

La madrileña de rasgos californianos (melena rubia, ojos verdes y piel bronceada) irradia naturalidad en cada uno de sus vídeos y publicaciones, lo que la ha convertido en un referente para cientos de miles de adolescentes ávidas de hallar un modelo a seguir, un patrón de comportamiento al que ajustarse para estar a la última. Una cámara Nikon, un iPhone y dos aplicaciones de filtros de luz —Afterlight y VSCO— son sus elementos de trabajo diarios. Pombo no deja nada al azar: “Si una imagen no llega a los 3.000 likes, la suelo borrar”, dijo en una entrevista en Telva.

Para sus outfits, Pombo suele apostar por firmas españolas. Algunas de las últimas que ha lucido en sus redes son Bimani 13, Yolancris, Sophie and Lucie o Valan Store.

Pombo no se ha conformado con salir delante de las cámaras. Junto a sus dos hermanas, Marta y Lucía, la influencer creó hace tres años Tipi Tent, una startup de moda que se aupó a la fama de Pombo para darse a conocer. Entre sus colecciones, que solo se pueden conseguir en su página web, destacan prendas que hacen alusión al aniversario de Disney, jerséis de entre tiempo y vestidos florales para el verano. Pero hay un producto que destaca por encima del resto: los bañadores. El precio de las prendas oscila entre los 40 y 60 euros y la imagen de la marca siempre son las hermanas Pombo o sus novios. El estilo de la firma es el reflejo del estilo boho de las chicas.

Ella y sus hermanas suelen bromear haciendo un juego de palabras y se hacen llamar las Pomboshian, un guiño que demuestra la influencia de su familia, comparándose con las Kardashians, el conocido clan estadounidense de la telerrealidad. No obstante, ellas no son las únicas famosas de la familia. Su padre es el dueño del restaurante madrileño Camino Food & Drinks, un local de auténtica comida española en donde frecuentemente se reúnen las Pomboshian para planear sus vacaciones o tomar una copa en la terraza con sus amigos.

Ver esta publicación en Instagram

Como comprenderéis ayer no paré de hacerme fotos....nunca antes me había sentido tan yo 💃🏼😂🍟❤️

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

A diferencia de lo que sucede con muchos otros influencers, cualquiera que siga a María Pombo una semana en sus redes sociales sabe que ni el deporte ni el estilo fitness son sus fuertes. Lejos de eso, su comida favorita son las patatas fritas de McDonalds. Algo que se hizo notar especialmente cuando, en su segunda despedida de soltera en Lisboa con sus amigas, se disfrazó de patata frita. La idea suscitó ciertas críticas entre sus seguidores, pero no dejó de reflejar el estilo que ha convertido a Pombo en un referente de las redes sociales: la naturalidad no se negocia.

Y así, siguiendo esa línea, como si se tratara de un reality –en pequeñas dosis y sin guion- los seguidores de Pombo van a poder vivir en directo la gran boda: “Hemos decidimos hacer un directo de la misa de la boda. Vais a poder ver en vivo cuando entre a la iglesia con mi padre, cuando vea a Pablo y el momento del ‘sí quiero”, ha explicado María a sus seguidores a través de su Instagram. El directo empezará este sábado 22, y será tan solo un capítulo más del cuento de hadas que María Pombo narra a sus seguidores desde hace más de cuatro años: su vida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información