Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La playa de La Concha, plató de la nueva película de Woody Allen

El cineasta neoyorquino grabará en este emplazamineto donostiarra escenas de 'WASP2019', el título provisional de su nuevo trabajo

Woody Allen, durante su estancia en San Sebastián el pasado 12 de agosto.
Woody Allen, durante su estancia en San Sebastián el pasado 12 de agosto.

Woody Allen y su equipo de rodaje grabarán este verano escenas para su nueva película en la playa de La Concha, en San Sebastián, pero solo ocuparán una parte del arenal y su impacto entre los bañistas será "limitado". El alcalde de la ciudad, Eneko Goia, ha querido tranquilizar este martes a los donostiarras y visitantes sobre el alcance que va a tener el trabajo de grabación que dirigirá el cineasta neoyorquino en San Sebastián, y ha negado que las secuencias de playa vayan a exigir su cierre total durante dos días, como se había especulado en los días previos.

"No hay lugar para alarmarse", ha afirmado Goia. El alcalde no ha podido precisar cuál es la extensión de la playa que necesitará Allen para el rodaje, ni el tiempo que empleará para ello, pero ha garantizado que la ocupación será "parcial". "No será necesario cerrarla toda, ni durante varios días", ha insistido el alcalde para desmentir los rumores sobre una toma masiva de La Concha.

Los detalles del rodaje de su próxima comedia -el título de trabajo es WASP2019, al no haber aún uno definitivo- se conocerán la próxima semana. La productora Mediapro Studio y el Ayuntamiento están ultimando el calendario y las zonas de la ciudad que deberán acotarse durante los días de grabación, entre el 10 de julio y el 23 de agosto.

Allen rodará en La Concha, elegida de nuevo este año como la mejor playa de Europa y la cuarta del mundo. También desplegará sus cámaras en la antigua sede del Banco de España, muy céntrico y ahora en desuso, así como en otros exteriores del casco de San Sebastián y en emplazamientos elegidos por su equipo en localidades del entorno, como el coqueto pueblo pesquero de Pasai Donibane.

Cuando Hollywood ha empezado a dar la espalda al veterano cineasta (83 años), San Sebastián ha optado por poner todo de su parte para atender todas las necesidades de Allen y hacer "cómoda" su estancia en la ciudad. El equipo de la película está instalado desde hace varias semanas en unas dependencias del Palacio Miramar, frente al paseo costero donostiarra, un enclave privilegiado. Allen estuvo el pasado 12 de junio en San Sebastián para comprobar sobre el terreno la localización de algunos escenarios, antes de participar en una gira musical por España que le llevó a actuar en Bilbao, Barcelona y Madrid.

La playa de La Concha, repleta de bañista la semana pasada.
La playa de La Concha, repleta de bañista la semana pasada.

El filme que rodará en San Sebastián, según informó la productora, "narra la historia de un matrimonio estadounidense que acude al Festival de Cine" donostiarra. El guion cuenta la historia de esta pareja que "queda prendada del festival, así como de la belleza y encanto de España y la fantasía del mundo del cine". Y estas, prosigue el argumento, "ella tiene una aventura sentimental con un brillante director de cine francés y él se enamora de una bella española residente en la ciudad. Una comedia romántica que se resuelve de un modo divertido".

Las facilidades que está encontrando en la capital guipuzcoana contrastan con las barreras que se le levantan en su país. La industria cultural estadounidense está ignorando al director, que lleva décadas defendiéndose de las acusaciones de abuso sexual de su hija Dylan Farrow, por las que ha sido varias veces investigado y nunca condenado. Allen tiene escrito un libro de memorias que al menos cuatro grandes editoriales han rechazado publicarlo, según informaba The New York Times el pasado 2 de mayo.

El rechazo se extiende también a su último trabajo cinematográfico, Día de lluvia en Nueva York, cuyo estreno en EE UU ha sido cancelado por Amazon Studios por los comentarios que el cineasta realizó sobre la campaña #MeToo. Esta cinta se estrenará el 4 de octubre en España, un día después de hacerlo en Italia.

La película romántica que rodará en San Sebastián, en cuyo reparto están Christoph Waltz, Gina Gershon, Elena Anaya, Louis Garrel, Wally Shawn y Sergi López, será la cuarta de Allen con Mediapro, tras Medianoche en París, Conocerás al hombre de tus sueños y Vicky Cristina Barcelona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >