Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cantera familiar de Zidane

Los cuatro hijos del técnico juegan al fútbol y sus cinco hermanos se ocupan de sus negocios y de su imagen

enzo luca elyaz zidane
Zinedine Zidane junto a su esposa Véronique y sus cuatro hijos, Elyaz, Enzo y Théo (de izquierda a derecha) y Luca (junto a su madre).

No son tiempos fáciles los que está viviendo Zinedine Zidane ni en el banquillo del Real Madrid ni en su vida personal. A los problemas de organizar una plantilla competitiva que le permita aspirar a lo máximo en el club blanco se le unió este verano la salida de su hijo Luca del primer equipo del Real Madrid para jugar en el Racing de Santander y, sobre todo, la pérdida de una de las piezas clave de su familia: su hermano Farid, que falleció el pasado 13 de julio por causa de un cáncer. La noticia pilló al técnico francés en plena pretemporada cuando el equipo estaba concentrado en Montreal. No lo dudó: abandonó todo y corrió junto a los suyos. Zidane antepone su familia en cualquier situación, y estos mismos valores los inculca a sus cuatro hijos: de mayor a menor, Enzo, Luca, Théo y Elyaz. Se rodea siempre de los suyos y, más que a amigos, suele acudir a familiares tanto para resolver asuntos personales como para que le ayuden a llevar sus negocios.

Zinedine es el pequeño de cinco hermanos, cuatro hombres y una mujer, pero es él quien ejerce de protector ya que los cuatro participan de las empresas del entrenador. El mayor de todos, Madjid, vive en Marsella y es el más discreto. El siguiente era el hermano fallecido, Farid, que tenía 54 años y que, según los medios franceses, era el que hacía de pilar de la familia. Deja viuda y tres huérfanos, uno de ellos futbolista, Driss, que juega en el Atlético Marsella. Noureddine, el mediano, fue futbolista como Zizou pero su carrera terminó pronto. Lila, la única mujer, gestiona la empresa de derechos de imagen de su famoso hermano. Esta es la familia menos conocida del técnico madridista, frente al mediático núcleo que forma junto a su esposa, Vèronique Fernández, y los cuatro hijos que tiene con ella.

Vèronique y Zinedine se conocieron en 1989, en Marsella. En aquel momento, él jugaba en el Girondins de Burdeos y cuentan que en cuanto la vio supo que era la mujer de su vida. Desde entonces no se han separado. Ella es hija de migrantes españoles y, a diferencia de muchas de las mujeres y novias de futbolistas, siempre ha mantenido un papel discreto tanto en su estilo como en sus apariciones públicas. Lo dejó todo para acompañar al que se convirtió en su marido en 1994, cinco años después de conocerse. Tienen cuatro hijos varones. Todos han estudiado en el Liceo Francés de Madrid y todos han decidido seguir los pasos de su padre.

El mayor, Enzo, de 24 años, quiso usar el apellido materno para evitar comparaciones, y tras jugar en el filial del Real Madrid como centrocampista partió al Alavés, después al Lausanne suizo, y la pasada temporada la pasó cedido en el Rayo Majadahonda. A los 24 años su futuro estará cerca de Oporto, en el Aves, que anunció su fichaje el pasado 25 de julio para las dos próximas temporadas. Lo que no se sabe aún es si le acompañará la joven con la que se le relaciona desde hace meses. Se llama Karen Gonçalves, es venezolana y es habitual verles posando juntos en las fotos que el joven comparte en Instagram, donde acumula 1,3 millones de seguidores.

Ver esta publicación en Instagram

Good Time !💚❤️

Una publicación compartida de zidane (@zidane) el

Quien también mantiene convenientemente alimentados a sus casi millón y medio de seguidores en esta misma red social es Luca Zidane, de 21 años. Además de destacar como portero, el joven ha hecho varios trabajos como modelo. Luca ha pasado toda su vida deportiva en el Real Madrid, pero desde que subió al primer equipo tuvo que soportar cómo se le miraba con lupa por ser el hijo del entrenador. “Cuando juego soy Luca, no Zidane”, declaró tras debutar en su primer partido oficial como portero del club blanco, en mayo del año pasado. No ha disfrutado, en cambio, de muchas oportunidades para ponerse bajo los palos ya que se disputaba el puesto con figuras como Keylor Navas o Thibaut Courtois. Finalmente decidió salir del equipo para jugar cedido en el Racing de Santander, que este año ha ascendido a Segunda División. Es el segundo de los hijos que abandona la casa familiar. Zizou y Vèronique ya han estado de visita en la capital cántabra.

Ver esta publicación en Instagram

⚽️❤️🖇

Una publicación compartida de Enzo Zidane (@enzo) el

El técnico francés ha compartido con sus seguidores de Instagram una foto de los tres tras una sesión de entrenamiento del nuevo equipo de su hijo, así como una imagen junto a su mujer disfrutando de las playas del cantábrico. Luca es el que más se parece físicamente a su padre de los cuatro. Igual que su hermano mayor, tiene pareja. Se trata de una chica de Burdeos que se llama Charlotte de Froment y que, al contrario que Luca, es muy discreta en redes sociales y mantiene privados tanto sus perfiles de Instagram como de Twitter.

Los dos pequeños, Theo, de 17 años, y Elyaz, de 13, también están desarrollando sus carreras deportivas en el Madrid. Juegan en las categorías de cadete e infantil, respectivamente, y ahora ocupan toda la atención del matrimonio Zidane.

Ver esta publicación en Instagram

Family ❤️⚽️🙏😘. #trainingday #alegria

Una publicación compartida de Luca Zidane (@luca) el

Pese a los cambios y últimos movimientos de los dos mayores, Zizou reunió a toda su familia a finales de junio en Ibiza. Como el año pasado, eligió esta isla balear para celebrar su cumpleaños junto a los suyos. También les acompañó su sobrino Driss, unos días antes del fallecimiento de su padre. De su tiempo de descanso en familia dio cuenta en sus redes sociales profusamente.

A Zinedine la muerte de su hermano le pilló en Montreal, en plena pretemporada del Real Madrid, y tuvo que abandonar la concentración para acudir a su despedida. Después le dedicó un emotivo mensaje en las redes sociales.

Zizou sabía que este verano no iba a ser tan tranquilo como el pasado, cuando anunció que dejaba el Real Madrid para tomarse un tiempo de descanso. Tenía claro que el estrés y los problemas en la plantilla iban a surgir de nuevo. Pero como siempre Zidane se ha refugiado en su mejor cantera, esa que tiene en su casa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información