Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

David Geffen, el magnate que aloja a los famosos en su barco

El creador de los estudios DreamWorks, de 76 años, es un gran anfitrión que reúne en verano desde a Paul McCartney, Oprah Winfrey, Bruce Springsteen, Jeff Bezos hasta los Obama

David Geffen, en la Universidad de California en Los Ángeles, en 2014.
David Geffen, en la Universidad de California en Los Ángeles, en 2014.

Una imagen del fundador de Amazon, Jeff Bezos, de vacaciones en un lujoso barco junto a un gran grupo de amigos, entre los que se encontraba su actual pareja, Laura Sanchez, esta semana ha puesto el foco de atención precisamente en el dueño del yate, su gran amigo David Geffen. El multimillonario y fundador de DreamWorks adquirió el Rising Sun en 2010 y, desde entonces, acostumbra a navegar por aguas baleares e invitar a bordo a muchos de los amigos que ha acumulado a lo largo de más de cuatro décadas dedicadas al mundo del espectáculo.

Desde los años setenta, Geffen ha sido quizás uno de los hombres más poderosos de Hollywood, ampliamente admirado por su ambición y su espíritu emprendedor y temido por su astucia y su ira. Su educación estuvo muy lejos de su estilo de vida multimillonario. Nació en Brooklyn, procedente de una familia de inmigrantes judíos, y comenzó su carrera en el departamento de correos de la agencia William Morris. Allí aprendió a abrir sobres sin ser descubierto y a usar información privilegiada para ascender. Se convirtió en agente y su don de gentes le llevó a relacionarse con personalidades de todos los sectores.

Ver esta publicación en Instagram

Having a great time in the Balearics

Una publicación compartida de David Geffen (@davidgeffen) el

Su talento consistía en descubrir el talento de los otros. Dirigió su camino hacia la música, y en 1971 decidió montar su propio sello de discográfico, Asylum Records, de los que salieron The Eagles y Joni Mitchell. Tras convertirlo en una referencia en el panorama musical, lo vendió a Elektra Records para probar suerte en el mundo de la producción cinematográfica. Tras unos años retirado del mundo laboral, debido a un diagnóstico erróneo de cáncer, Geffen regresó a la música en 1980 con otro sello, Geffen Records, que lanzó las carreras de los exitosos Guns N’Roses y Nirvana, entre otros. También trabajó con John Lennon y Yoko Ono poco antes de que el exbeatle fuera asesinado.

Cher y David Geffen, en 1978. ampliar foto
Cher y David Geffen, en 1978.

La ambición era su seña de identidad y en 1994 fundó los estudios DreamWorks, junto a Steven Spielberg y Jeffrey Katzenberg, y 12 años más tarde, negoció su venta a Paramount por 1.300 millones de euros. Aunque era considerado un verdadero maestro de los negocios, fue su relación con Cher lo que le hizo ocupar las revistas de sociedad de aquellos años. "Fui la primera persona en compartir su cama y su vida. La gente no lo cree, o no quieren creerlo, o no entienden cómo podría ser. Pero estábamos realmente locos el uno por el otro", dice la propia Cher en el libro de Tom King sobre Geffen, The Operator. Tras 18 meses de relación con la artista, Geffen reconoció abiertamente su homosexualidad.

Desde que en 2008, a los 65 años, decidió retirarse de la vida pública, Geffen reparte su tiempo entre sus labores filantrópicas y sus viajes en el Rising Sun. Con casi 138 metros de eslora, una anchura de 19 metros y una tripulación compuesta por 45 personas es considerado uno de los yates de lujo más grandes del mundo. Fue construido en 2004 para Larry Allison, fundador de Oracle, y costó más de 200 millones. Tiene cinco pisos con 82 habitaciones y en su interior alberga un gimnasio, una sauna, una gran bodega de vinos, una sala privada de cine con pantalla gigante y hasta una cancha de baloncesto. Estrellas internacionales como Paul McCartney, Tom Hanks, Bruce Springsteen, Oprah Winfrey o los Obama han disfrutado de unos días a bordo del lujoso yate. Los últimos han sido el actor Orlando Bloom y su prometida, la cantante Katy Perry. De la compañía de todos ellos, Geffen ha dado buena cuenta en sus redes sociales.

Algunas de las imágens de Geffen en su Instagram donde aparecen Tom Hanks, Paul McCartney, Leonardo DiCaprio y Oprah Winfrey en su barco. ampliar foto
Algunas de las imágens de Geffen en su Instagram donde aparecen Tom Hanks, Paul McCartney, Leonardo DiCaprio y Oprah Winfrey en su barco.

La embarcación no es su única propiedad de lujo. Geffen es dueño de dos de los apartamentos más caros de Nueva York, ubicados en Manhattan, tiene una casa en los Hamptons y posee la finca Jack L. Warner en Beverly Hills, una propiedad con mucha historia en Hollywood ya que se trata de la casa que mandó construir el fundador del estudio de Warner Bros. Aunque actualmente reside en Malibú, donde se construyó una casa de cuatro parcelas que hace más de una década intentó prohibir el acceso público a la playa, algo que no consiguió.

David Geffen con Katy Perry y Orlando Bloom. ampliar foto
David Geffen con Katy Perry y Orlando Bloom.

La revista Forbes lo sitúa en el puesto 187 de los milmillonarios más ricos del mundo con una fortuna valorada en unos 8.000 millones de euros, repartida en participaciones empresariales, inversiones inmobiliarias y una valiosa colección de arte, que incluye obras de Jasper Johns, De Kooning y Jackson Pollock. Tras su retirada voluntaria de la industria, ahora es más conocido por su compromiso con las obras benéficas y su labor como filántropo, que hace dos años le llevó a donar casi 150 millones al Museo de Arte del Condado de Los Ángeles para la renovación y reconstrucción del mismo. Y desde hace varios veranos ya es un habitual de Mallorca.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >