Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brigitte Macron vuelve a la escuela

La primera dama francesa dará clases en un instituto para adultos impulsado por el conglomerado de lujo LVMH

Brigitte Macron
La primera dama francesa, Brigitte Macron Getty Images

El presidente Emmanuel Macron inaugura esta semana el nuevo curso político en Francia. Pronto le tocará a su mujer, Brigitte, abrir el escolar. La primera dama francesa, maestra retirada, vuelve a las aulas en septiembre. Y lo hace con un proyecto muy especial, en cuyos detalles ha trabajado desde el primer momento junto con la casa de lujo LVMH, que pone la chequera: una escuela para adultos en paro y sin diploma, pero que buscan una segunda oportunidad.

El Instituto de Vocaciones para el Empleo (Live, por sus siglas en inglés) abrirá sus puertas el 16 de septiembre en Clichy-sous-Bois, en la periferia de París, para los primeros 50 estudiantes, todos mayores de 25 años y que no acabaron nunca sus estudios. Unos alumnos muy diferentes de los que está acostumbrada Brigitte Macron, quien hasta que en 2015 renunció a su carrera profesional para centrarse en la apuesta presidencial de su marido, siempre dio clases en colegios privados, como el instituto jesuita de Amiens donde a comienzos de los años 90 conoció y se enamoró del hoy presidente cuando este era un estudiante adolescente y ella su profesora de teatro, 24 años mayor.

Pero que dejara las aulas no quiere decir que abandonara su pasión de enseñante y su preocupación por los jóvenes sin estudios ni empleo, que ha impregnado buena parte de sus tareas como primera dama desde que los Macron llegaron al Elíseo en 2017. La idea de crear una escuela de “segundas oportunidades”, como la define la prensa francesa, la sacó la en parte del chef estrella Thierry Marx, que tiene un proyecto propio para personas en situación difícil y que también participará en este nuevo instituto de la banlieue parisina. A continuación, Brigitte Macron se dirigió a LVMH —Louis Vuitton es su marca favorita, cuyos modelos ha lucido en numerosas ocasiones oficiales— para ver las opciones y, según adelantó en abril la revista Le Point, se decidió crear este instituto. “Nuestro objetivo es que (los estudiantes) desarrollen un proyecto profesional y competencias clave —confianza en sí mismos, conocimiento de las instituciones, lectura, escritura, cálculo— para que puedan acceder a un empleo, una formación o que puedan crear su propia empresa”, explicó el director del departamento de responsabilidad social de LVMH, Olivier Théophile, al dominical Journal du Dimanche.

La primera dama francesa, que fue profesora de francés y latín, solo impartirá algunos cursos de forma “puntual”, al estilo de “clases maestras”, detalló el dominical este fin de semana. Eso sí, les dará un toque particular: “Quiere hacerles descubrir la literatura clásica y el patrimonio cultural” francés, adelantó el alcalde de Clichy-sous-Bois, Olivier Klein, que también impartirá algunas clases, al igual que el rapero Ben-J, la directora de orquesta Zahia Ziouani, el neurocientífico Stanislas Dehaene o el propio chef Thierry Marx. Según el Journal du Dimanche, tampoco se descarta que Brigitte Macron les transmita otra de sus pasiones compartidas con el presidente desde sus tiempos en el instituto La Providence de Amiens, el teatro.

Los alumnos recibirán también una ayuda económica que les permita continuar con las clases mientras cumplen con sus cargas familiares. El proyecto, cuyo coste se eleva a “varios millones de euros”, según el dominical, abrirá una segunda escuela en Valence, en el sureste del país, el año que viene, al que podría unirse un tercer instituto en otra parte de la geografía francesa si la idea de la primera dama da buenos resultados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información