Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco chefs para el otoño

Un recorrido por algunos de los establecimientos en alza de un Madrid gastronómico efervescente

restaurantes madrid
Comedor del restaurante Kappo, en Madrid, el año pasado.

La diversidad de restaurantes de Madrid permite viajar a cualquier lugar del planeta: desde probar los sabores más exóticos de Asia hasta disfrutar del plato español más clásico. La compañía de ventas al por mayor Makro ha organizado este martes, con motivo del Día de la Hostelería, un recorrido para periodistas por cinco de los establecimientos claves del otoño madrileño.

Lobito de Mar

En Madrid no hay playa, pero eso no supone un problema para Dani García. Con este nuevo y muy solicitado establecimiento en el barrio de Salamanca, el chef innova con todo tipo de productos procedentes del mar: la mortadela de jurel o el serranito de ventresca demuestran que el pescado no tiene límites en su formato. La sobrasada o el pastrami suelen ser productos elaborados con carne, pero García ofrece su propia versión de pescado, cuyo sabor es muy sutil. 

Don Giovanni

Muy cerca del parque del Retiro, en el Paseo de la Reina Cristina, se encuentra —algo escondido—este restaurante dirigido por Andrea Tumbarello. El chef recibió con una gran sonrisa a sus comensales, que notaron en él una drástica pérdida de peso. Pero eso no impide al italiano mostrar su pasión por la cocina: “Aquí los productos siempre son de calidad”. Charlando sobre la trufa, uno de sus ingredientes favoritos, hizo un fuerte alegato sobre este producto cuando se abrió la chaquetilla y mostró una camiseta en la que se leía: "Salva la Tierra. Es el único planeta con trufa". Uno de los platos estrella del día fue su pasta al horno con requesón, jamón y queso scamorza, ahumado. De entrante se sirvió mortadela trufada que algunos invitados degustaron con tenedor, a lo que Tumbarello recordó en varias ocasiones que “la mortadela se come con las manos”.

Kappo

Este restaurante, en la calle de Bretón de los Herreros, acerca las cocinas a los clientes, por lo que no fue extraño encontrarse con el chef Mario Payán trabajando y hablando con ellos. Los sabores de platos como el tartar de salmón rojo de Alaska o el nigiri de vieira dejaban en el paladar unos sabores suaves.

Coque

A diferencia del anterior, este local es mucho más grande, con múltiples salas decoradas cada una de una manera distinta, pero siempre respetando el toque asiático que también reflejan los platos del chef Mario Sandoval; incluso la propia vajilla. Los sabores asiáticos tienen un leve aroma cítrico. Sin embargo, su cochinillo rompe con la armonía del lugar. Su presentación, bajo una campana de cristal, es innovadora y su sabor no tiene nada que envidiar al típico de Segovia. Una de las comensales apuntó: "El cochinillo de Coque es de otra dimensión". 

The Pâtissier

El toque dulce corrió a cargo del chef Ricardo Vélez. Ante los ojos expectantes de los comensales, que ya deseaban degustar un postre, el pastelero preparó un helado poco tradicional, compuesto de pan, aceite y chocolate. La mayoría de los comensales sacaron sus teléfonos móviles para grabar cómo preparaba las virutas de chocolate, que contenían un 64% de cacao.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información