Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel II, molesta porque el príncipe Enrique haya hecho públicos los problemas con su hermano Guillermo

Buckingham lleva meses intenta resolver el asunto en privado pero las declaraciones del nieto de la reina desbaratan la operación. Portavoces oficiosos critican duramente a los duques de Sussex

Isabel II, los duques de Sussex y el príncipe Guillermo.
Isabel II, los duques de Sussex y el príncipe Guillermo. GTRES

El príncipe Enrique y Meghan Markle se decidieron a hablar en un documental de la cadena ITV emitido el pasado lunes. Contaron que son víctimas de una campaña de los tabloides, que su privacidad corre peligro y que Enrique "apenas" tiene relación con su hermano el príncipe Guillermo. Ha sido esta última afirmación la que ha molestado profundamente a Isabel II, según recogen este martes varios medios de Reino Unido citando a portavoces oficiales de palacio. En las familias reales los asuntos privados se resuelven entre los muros de palacio y no se airean. Los duques de Sussex han roto una regla no escrita y la maquinaria de Buckingham se ha desbaratado rompiendo el plan que tenían para acercar a los hermanos.

Hace 18 meses, en la boda de Enrique y Meghan Markle, los dos hermanos se presentaban ante el mundo cercanos y cómplices. Guillermo ejercía orgulloso de padrino de su hermano. Pero entonces la tormenta ya estaba fraguándose. En esa época, Enrique ya había reprochado en privado a su hermano su falta de apoyo a la hora de apoyar su matrimonio con Markle solo pocos meses después de haberse conocido. En esa época también Kate y Meghan habían tenido una sonora bronca a costa de los vestidos que sus hijos iban a llevar en el corte nupcial: una tontería pero el síntoma de que la armonía estaba desdibujándose.

El nacimiento de Archie, la pasada primavera, tampoco ayudó al acercamiento. La tensión se dejó ver hasta en las fotos oficiales del bautizo. Para entonces ya circulaban noticias que hablaban de las diferencias entre los duques de Cambridge y los de Sussex y de que ambos habían decidido emprender caminos diferentes en su trabajo. Desde palacio se explicó que todo era normal y que obedecía a que Guillermo en el futuro iba a desempeñar un papel protagonista.

El príncipe Enrique y el príncipe Guillermo.
El príncipe Enrique y el príncipe Guillermo. AFP

Las últimas fotos de los dos hermanos son del pasado julio cuando jugaron un partido de polo. Desde entonces no se han dejado ver en público. En privado no parece que haya tampoco mucho contacto. "Apenas nos vemos", admitió Enrique a la ITV. Una frase que ha sido como una profunda carga en la línea de flotación de la casa real británica.

Este martes los medios del Reino Unido recuerdan que Diana de Gales pidió a sus hijos que se cuidaran mutuamente. Y lanzan un mensaje a Enrique y Meghan Markle: es muy fácil hablar de derecho a la privacidad y vivir del erario público. Ponen como ejemplo el trabajo dedicado y silencioso de Ana de Inglaterra.

Meghan Markle se comprometió hace dos años con Enrique de Inglaterra. Lo que se vio como la entrada de aire fresco en la rancia corona británica se ha convertido en un tsunami en palacio. La sombra de Diana de Gales se extiende de nuevo. Nadie quiere una repetición de la jugada.

 

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >