Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Celeste Valero, Edilberta Pica, Noemi Valero y Lucrecia Cruz, agricultoras y artesanas de Puna y de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, al norte de Argentina.
Celeste Valero, Edilberta Pica, Noemi Valero y Lucrecia Cruz, agricultoras y artesanas de Puna y de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, al norte de Argentina.

La fuerza de la mujer rural, en Vogue Brasil

14 fotos

La fotógrafa brasileña Cecilia Duarte retrata a un grupo de mujeres indígenas y que viven en sus comunidades para una de las principales revistas de moda del mundo en colaboración con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)

  • Pie de Foto: Cecilia Duarte (Londrina, Paraná, Brasil, 1980) es una fotógrafa que ha desarrollado su carrera principalmente en fotografía de moda y publicidad, pero siempre se ha interesado en acercarse como profesional a temas sociales. Está licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas en la fundación Armando Alvares Penteado (FAAP) de São Paulo, y trabaja a caballo entre su país de nacimiento y España. Ella es la autora de las 28 imágenes de la exposición 'Mujeres Rurales en América: Sembrando hoy la agricultura del futuro', inaugurada en la Oficina de las Instituciones Europeas de Madrid el pasado octubre con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, y que pasará por más ciudades en España. Esta iniciativa ha sido producto de la alianza entre el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y VOGUE Brasil. En esta galería analiza una selección de sus imágenes.
    1Pie de Foto: Cecilia Duarte (Londrina, Paraná, Brasil, 1980) es una fotógrafa que ha desarrollado su carrera principalmente en fotografía de moda y publicidad, pero siempre se ha interesado en acercarse como profesional a temas sociales. Está licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas en la fundación Armando Alvares Penteado (FAAP) de São Paulo, y trabaja a caballo entre su país de nacimiento y España. Ella es la autora de las 28 imágenes de la exposición 'Mujeres Rurales en América: Sembrando hoy la agricultura del futuro', inaugurada en la Oficina de las Instituciones Europeas de Madrid el pasado octubre con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, y que pasará por más ciudades en España. Esta iniciativa ha sido producto de la alianza entre el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y VOGUE Brasil. En esta galería analiza una selección de sus imágenes.
  • “Estas mujeres que aparecen retratadas son las responsables [en un 51%] de alimentar a un continente entero, por eso, mi intención es que las fotografías captaran la esencia de todas ellas. Nunca quise dramatizar su situación. Son mujeres luchadoras, que hablan en plural”. Así explica la fotógrafa Cecilia Duarte cómo fue el planteamiento que siguió para convertir a la mujer latinoamericana y del Caribe en el eje central de su reportaje. En la imagen posan, de izquierda a derecha, Celeste Valero, Edilberta Pica, Noemí Valero y Lucrecia Ortiz. Todas son agricultoras y artesanas de Puna y de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, al norte de Argentina. Forman parte de Qenqo Artesanía Textil, una cooperativa artesanal del tejido de la lana de llama.
    2“Estas mujeres que aparecen retratadas son las responsables [en un 51%] de alimentar a un continente entero, por eso, mi intención es que las fotografías captaran la esencia de todas ellas. Nunca quise dramatizar su situación. Son mujeres luchadoras, que hablan en plural”. Así explica la fotógrafa Cecilia Duarte cómo fue el planteamiento que siguió para convertir a la mujer latinoamericana y del Caribe en el eje central de su reportaje. En la imagen posan, de izquierda a derecha, Celeste Valero, Edilberta Pica, Noemí Valero y Lucrecia Ortiz. Todas son agricultoras y artesanas de Puna y de la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, al norte de Argentina. Forman parte de Qenqo Artesanía Textil, una cooperativa artesanal del tejido de la lana de llama.
  • Noemí Ivone Martínez es curandera y chamán en Jujuy, al norte de Argentina. Comparte sus saberes ancestrales, planta y recoge hierbas, y se siente muy orgullosa de sus orígenes. "Juntamos en un mismo punto a todas las mujeres que fotografiamos en Argentina y Noemí se encargó de hacer un ritual muy especial que ofreció a la Pachamama del que no pudimos hacer fotos para respetar el momento sagrado". Con su fotografía y la invocación a todos los elementos de la Madre Tierra acabó el periplo de 15 días en cuatro países y con cien mujeres del mundo rural.
    3Noemí Ivone Martínez es curandera y chamán en Jujuy, al norte de Argentina. Comparte sus saberes ancestrales, planta y recoge hierbas, y se siente muy orgullosa de sus orígenes. "Juntamos en un mismo punto a todas las mujeres que fotografiamos en Argentina y Noemí se encargó de hacer un ritual muy especial que ofreció a la Pachamama del que no pudimos hacer fotos para respetar el momento sagrado". Con su fotografía y la invocación a todos los elementos de la Madre Tierra acabó el periplo de 15 días en cuatro países y con cien mujeres del mundo rural.
  • Juana Amelia Vázquez, Santa Clara Sosa y Ana María Rivas pertenecen a la comunidad aborigen guaraní Tentarareta-Yaikove, ubicada en Yuto, en la región al norte de Argentina, cerca de la frontera de Bolivia. "Quise ubicar en el centro a la generación más mayor y sentar a la más joven", explica Duarte, que recuerda que apenas se comunicaron verbalmente con ella, pero las tres decidieron hacer un baile tradicional en agradecimiento. Para tomar estas fotos para Vogue Brasil, las mujeres viajaron más de 700 kilómetros y volvieron a casa en el mismo día. Se dedican a la agricultura del maíz, papa y varias raíces y representan el 43% de la fuerza de trabajo agrícola en la región, según datos del IICA.
    4Juana Amelia Vázquez, Santa Clara Sosa y Ana María Rivas pertenecen a la comunidad aborigen guaraní Tentarareta-Yaikove, ubicada en Yuto, en la región al norte de Argentina, cerca de la frontera de Bolivia. "Quise ubicar en el centro a la generación más mayor y sentar a la más joven", explica Duarte, que recuerda que apenas se comunicaron verbalmente con ella, pero las tres decidieron hacer un baile tradicional en agradecimiento. Para tomar estas fotos para Vogue Brasil, las mujeres viajaron más de 700 kilómetros y volvieron a casa en el mismo día. Se dedican a la agricultura del maíz, papa y varias raíces y representan el 43% de la fuerza de trabajo agrícola en la región, según datos del IICA.
  • "Lo que más me gusta de esta foto es el abrazo, que consigue que parezcan una misma persona", explica Duarte. La fotógrafa captó con su cámara analógica Mamiya este momento tan mágico entre Kelsey Nelson y Shobi Wise, dos estudiantes adolescentes de Jamaica que visten un traje típico de su región. "En ellas, en las jóvenes, se transmitía la esperanza; están muy orgullosas de sus raíces y quieren conservarlas", asegura Duarte. Las dos pertenecen a la ONG Treasure Beach Women's Group, están educadas en el rastafarismo y han aprendido a cultivar frutas y verduras, así como su valor nutricional.
    5"Lo que más me gusta de esta foto es el abrazo, que consigue que parezcan una misma persona", explica Duarte. La fotógrafa captó con su cámara analógica Mamiya este momento tan mágico entre Kelsey Nelson y Shobi Wise, dos estudiantes adolescentes de Jamaica que visten un traje típico de su región. "En ellas, en las jóvenes, se transmitía la esperanza; están muy orgullosas de sus raíces y quieren conservarlas", asegura Duarte. Las dos pertenecen a la ONG Treasure Beach Women's Group, están educadas en el rastafarismo y han aprendido a cultivar frutas y verduras, así como su valor nutricional.
  • Lucrecia Ortiz es hija y nieta de artesanos tejedores de la lana de llama de su región de origen, en Quebrada de Humahuaca. Cecilia Duarte quería hacer retratos en los que se enseñara a la mujer "sin  glamorizar ", en su esencia, sin esconder nada, que fuera la figura central y que mostrase a mujeres fuertes y sin miedo. Ortiz, junto a su hija Celeste Valero y más mujeres de su zona, componen una cooperativa llamada Qenqo Artesanía Textil.
    6Lucrecia Ortiz es hija y nieta de artesanos tejedores de la lana de llama de su región de origen, en Quebrada de Humahuaca. Cecilia Duarte quería hacer retratos en los que se enseñara a la mujer "sin glamorizar", en su esencia, sin esconder nada, que fuera la figura central y que mostrase a mujeres fuertes y sin miedo. Ortiz, junto a su hija Celeste Valero y más mujeres de su zona, componen una cooperativa llamada Qenqo Artesanía Textil.
  • Magdalena Coyote es artesana, agricultora y filántropa. En esta imagen de Cecilia Duarte posa con las flores que cultiva y un traje típico maya. Coyote explicó a Duarte que el color rojo simboliza la sangre derramada por los colonizadores; el negro de su falda es el duelo y el blanco, la pureza de las mujeres. Guatemala fue uno de los cuatro países visitados para este amplio reportaje para Vogue Brasil.
    7Magdalena Coyote es artesana, agricultora y filántropa. En esta imagen de Cecilia Duarte posa con las flores que cultiva y un traje típico maya. Coyote explicó a Duarte que el color rojo simboliza la sangre derramada por los colonizadores; el negro de su falda es el duelo y el blanco, la pureza de las mujeres. Guatemala fue uno de los cuatro países visitados para este amplio reportaje para Vogue Brasil.
  • Denise Wedderburn, activista ecologista, vivió durante años en Canadá y Nueva York, pero decidió que quería volver a Jamaica para poner en practica todo el conocimiento que había adquirido fuera y para que realmente hubiera un cambio en su lugar natal. Ella también es miembro de la ONG Treasure Beach Women's Group.
    8Denise Wedderburn, activista ecologista, vivió durante años en Canadá y Nueva York, pero decidió que quería volver a Jamaica para poner en practica todo el conocimiento que había adquirido fuera y para que realmente hubiera un cambio en su lugar natal. Ella también es miembro de la ONG Treasure Beach Women's Group.
  • Marinalva Faria es miembro de una comunidad que vive en Pará, al norte de Brasil, y a la que es muy complicado acceder por culpa de las malas comunicaciones por carretera. "Estas mujeres que se dedicaban a la plantación del asaí, una fruta autóctona, no eran conscientes de la importancia de su trabajo", explica Duarte. La fotógrafa vivió cómo otra líder de la comunidad instruía a estas mujeres a empoderarse y dar valor a su trabajo como agricultoras.
    9Marinalva Faria es miembro de una comunidad que vive en Pará, al norte de Brasil, y a la que es muy complicado acceder por culpa de las malas comunicaciones por carretera. "Estas mujeres que se dedicaban a la plantación del asaí, una fruta autóctona, no eran conscientes de la importancia de su trabajo", explica Duarte. La fotógrafa vivió cómo otra líder de la comunidad instruía a estas mujeres a empoderarse y dar valor a su trabajo como agricultoras.
  • El río es un lugar de encuentro para las mujeres de esta comunidad perdida en el norte de Brasil. "Preguntamos dónde solían reunirse y ese fue uno de los motivos por los que escogimos este enclave para las fotografías", argumenta Duarte cuando habla de este retrato de Marli, la joven que posa en esta imagen. Además de agricultoras, se ocupan del cuidado familiar y comunitario, respetando el medio ambiente y transmitiendo su conocimiento a las nuevas generaciones.
    10El río es un lugar de encuentro para las mujeres de esta comunidad perdida en el norte de Brasil. "Preguntamos dónde solían reunirse y ese fue uno de los motivos por los que escogimos este enclave para las fotografías", argumenta Duarte cuando habla de este retrato de Marli, la joven que posa en esta imagen. Además de agricultoras, se ocupan del cuidado familiar y comunitario, respetando el medio ambiente y transmitiendo su conocimiento a las nuevas generaciones.
  • Margarita Cate fue una de las supervivientes de los conflictos civiles y desastres naturales que asolaron el país a lo largo de los años. Es una de las mujeres que posa para Duarte. "Cada una tenía ropa bordada por ellas, con un significado distinto y una gran carga emocional. Lo bonito de esta foto grupal es que fue una buena ocasión para que ellas intercambiaran sus conocimientos. Transmitían la fuerza de la mujer, la importancia de la unidad", explica la fotógrafa. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Domingas Pérez, Margarita Cate, Madalena Coyote, Ruth Serech, Raquel Mejía y Rutila Ajanel Ixtabalan.
    11Margarita Cate fue una de las supervivientes de los conflictos civiles y desastres naturales que asolaron el país a lo largo de los años. Es una de las mujeres que posa para Duarte. "Cada una tenía ropa bordada por ellas, con un significado distinto y una gran carga emocional. Lo bonito de esta foto grupal es que fue una buena ocasión para que ellas intercambiaran sus conocimientos. Transmitían la fuerza de la mujer, la importancia de la unidad", explica la fotógrafa. De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Domingas Pérez, Margarita Cate, Madalena Coyote, Ruth Serech, Raquel Mejía y Rutila Ajanel Ixtabalan.
  • Rutila Ajanel Ixtabalan es una artesana y emprendedora de la marca Xanil, una empresa de Guatemala. De una de sus abuelas aprendió a sembrar patata y de la otra conoció cómo se bordaba. Todo le ha supuesto tener su propia marca sin renunciar a sus orígenes. "Sería una pena que las nuevas generaciones olvidaran todo lo que sus ancestros les enseñaron. Como madre de un niño, trato de cultivar esa curiosidad también", explicaba Rutila a Duarte en la sesión de fotos.
    12Rutila Ajanel Ixtabalan es una artesana y emprendedora de la marca Xanil, una empresa de Guatemala. De una de sus abuelas aprendió a sembrar patata y de la otra conoció cómo se bordaba. Todo le ha supuesto tener su propia marca sin renunciar a sus orígenes. "Sería una pena que las nuevas generaciones olvidaran todo lo que sus ancestros les enseñaron. Como madre de un niño, trato de cultivar esa curiosidad también", explicaba Rutila a Duarte en la sesión de fotos.
  • Celeste Valero es la cuarta generación de tejedores de lana de llama de la zona de Quebrada de Humahuaca. "Es con quien conecté más de todo el reportaje. Tiene una curiosidad innata por su cultura y por todo lo relacionado con la fotografía, con lo tradicional y lo nuevo", asegura Duarte. La joven posa con muchos de los productos que realizan en la cooperativa que gestiona y coordina, Qenqo Artesanía Textil.
    13Celeste Valero es la cuarta generación de tejedores de lana de llama de la zona de Quebrada de Humahuaca. "Es con quien conecté más de todo el reportaje. Tiene una curiosidad innata por su cultura y por todo lo relacionado con la fotografía, con lo tradicional y lo nuevo", asegura Duarte. La joven posa con muchos de los productos que realizan en la cooperativa que gestiona y coordina, Qenqo Artesanía Textil.
  • Dahlia Dwyer es una joven nacida y criada en Kingston (Jamaica) y decidió que el mayor tesoro a su alrededor estaba en el turismo rural: "Tiene un potencial enorme para el país y para las comunidades", explicaba en el reportaje de Vogue Brasil esta joven funcionaria de la agencia pública de desarrollo turístico de su país (Tourism Product Development Company o TDPCo, en sus siglas en inglés).
    14Dahlia Dwyer es una joven nacida y criada en Kingston (Jamaica) y decidió que el mayor tesoro a su alrededor estaba en el turismo rural: "Tiene un potencial enorme para el país y para las comunidades", explicaba en el reportaje de Vogue Brasil esta joven funcionaria de la agencia pública de desarrollo turístico de su país (Tourism Product Development Company o TDPCo, en sus siglas en inglés).