Aliexpress WW
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ventajas e inconvenientes de los videojuegos para los niños y adolescentes

¿Cuál es la línea que separa el trastorno de un uso moderado? La ciencia responde, incluso, con las ventajas de pasar horas frente a las pantallas

En las últimas décadas, los videojuegos se han convertido en una de las formas de entretenimiento más populares en todo el mundo, cuyos usuarios son en, su mayoría, niños y adolescentes. Nuestros menores pasan una media nueve horas al día interactuando con algún tipo de medio de entretenimiento. Y es que el crecimiento y progresivo incremento en el uso de Internet, y el acceso a la conectividad de alta velocidad ha llevado a un cambio de roles en los videojuegos 'tradicionales' - jugador versus máquina- a los interactivos multijugador sofisticados, que han aumentado sustancialmente la proporción de tiempo dedicado a jugar con ellos.

Así, a medida que el desarrollo de los videojuegos y su uso ha aumentado, la aprensión con respecto a los disfuncionales o problemáticos ha crecido también en su conjunto. De hecho, un último estudio realizado por la American Psychiatric Association asegura que el denominado y ya nombrado como Trastorno a juegos de Internet, a pesar de que algunos informes de Europa y Estados Unidos estiman que tan solo entre el 1,5% y el 8,2 % no desarrolla una relación disfuncional con los videojuegos. Un fenómeno recientemente descrito por la Organización Mundial de la Salud y conocido como adicción a los videojuegos (un término que a menudo se usa sin diferenciación con la adicción a Internet). De esta forma, y según el APA, las personas que padecen problemas con los videojuegos muestran patrones de comportamiento similares a aquellos con trastornos de adicción reconocidos, incluido el uso compulsivo, el deterioro del funcionamiento y los síntomas de abstinencia.

El efecto positivo de los videojuegos en el cerebro

Es mucha la información que existe sobre los posibles beneficios de jugar a los videojuegos, pero no todas se sustentan en evidencias científicas. La más reciente fue una investigación que explicaba como los individuos que de pequeños jugaron a Pokémon tienen una “región Pokémon” es decir, cómo su cerebro se había moldeado y transformado hacia la experiencia de jugar. En realidad, hay también mucha la literatura científica sobre los posibles beneficios de jugar. El último informe reciente publicado en News Medical Life Sciences ha analizado los resultados de más de cien estudios para determinar en qué medida, los videojuegos pueden influir en la actividad y el comportamiento del cerebro, y agrupó los resultados en las siguientes categorías.

La agresión y la violencia

Estos son los términos que más han calificado a los gamers porque, en realidad, sí que conlleva un impacto negativo (visual) aunque no un comportamiento agresivo como tal. Esto es lo que la última investigación sobre el tema ha concluido. En realidad, ha demostrado como la exposición repetida a material violento aumenta los pensamientos, las emociones y los comportamientos violentos, a pesar de que no conlleve necesariamente un comportamiento antisocial o agresivo. En el experimento, tomaron una muestra de entre más de mil adolescentes, y no encontraron asociación entre el tiempo dedicado a jugar a videojuegos violentos con la posibilidad de serlo fuera de las pantallas.

La atención

Esta es otra de las áreas más investigadas con respecto al impacto de jugar a los videojuegos. Son muchos los estudios que han demostrado que jugar puede conducir a mejoras en varios procesos de atención, incluida la atención selectiva, la sostenida y la dividida.

Al parecer, y según la investigación, mediante el uso de técnicas de imágenes cerebrales, encontraron que, en comparación con los no jugadores, los que sí lo hicieron, completaron las tareas de procesamiento durante la exploración de MRI (cerebral) pudieron asignar recursos de atención de manera más efectiva, posiblemente filtrando la información irrelevante automáticamente.

Las habilidades videoespaciales

Las habilidades videoespaciales se refieren a los procesos neuronales que nos permiten percibir información visual y comprender las relaciones espaciales entre los objetos.

Las habilidades incluyen la navegación del entorno y la evaluación de la distancia, y esta habilidad está controlado por la región del hipocampo del cerebro. Dado que los videojuegos incluyen sobre todo las tareas visuales interactivas, la investigación publicada en el News Medical comprobó un aumento significativo en la materia del hipocampo en los jugadores.

El control cognitivo

El control cognitivo abarca habilidades como la inhibición reactiva (aprender a evitar ciertas acciones), la inhibición proactiva (donde el aprendizaje es inhibido por recuerdos previos), el cambio rápido entre tareas y memoria de trabajo. Dichos procesos controlados por la corteza prefrontal son habilidades clave en los videojuegos. Así, durante el experimento observaron una mayor activación en estas áreas mientras jugaban, sobre todo la activación positiva dependiendo de la dificultad del juego y aumentos volumétricos en estas regiones del cerebro.

Y es que, los juegos de estrategia, por ejemplo, mejoran la capacidad de la memoria verbal, pero, sin embargo, no tuvo efecto en la memoria de trabajo ni en las habilidades para resolver problemas. En cambio, cuando en las pruebas ensayaron con juegos de acción, se observaron mejoras en la resolución de problemas y el razonamiento.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información