Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las confesiones más íntimas de Taylor Swift

Sus trastornos alimenticios o el tumor que padece su madre son algunas de las revelaciones que la cantante hace en el documental sobre su vida de Netflix

Miss Americana
Taylor Swift, en el Festival de Cine Sundance, en Utah, el jueves. GC Images

Taylor Swift está en plena promoción de Miss Americana, un documental sobre su vida que se emitirá el próximo 31 de enero en Netflix y donde la cantante, de 30 años, se abre emocionalmente sobre los problemas que ha sufrido a lo largo de su vida. En la cinta, que se ha estrenado este jueves en el Festival de Cine Sundance, en Utah, Swift se sincera y revela un desorden alimenticio que sufrió hace unos años, provocado a raíz de verse reflejada en las imágenes que los fotógrafos le realizaban por la calle. “Se publicó una foto mía en la que veía que mi tripa era demasiado grande…o alguien dijo que parecía embarazada…y eso desencadenó que dejara de comer”, confiesa la intérprete.

Una situación que afectó mucho a su salud y a su trabajo, pues el problema se incrementó a medida que comenzó una de sus giras musicales. “Sentía que me iba a desmayar al final de cada concierto, o a mitad de él”, dice Swift en el documental. “Ahora me he dado cuenta de que si comes tienes energía, te haces más fuerte, puedes hacer todos estos conciertos y no te sientes mal”, afirma.

La intérprete de éxitos como Shake it off o Me! ha hablado recientemente de este trastorno en una entrevista con la revista Variety, de la que es portada este mes de enero, y ha confesado que se pensó mucho si contar o no su problema en el documental: “No sabía si me iba a sentir cómoda hablando de mi cuerpo y hablando de las cosas por las que he pasado en términos de ‘lo poco saludable’ que he sido conmigo misma”. Finalmente, Swift accedió a ello y está contenta con el resultado final gracias al tono utilizado por la directora de la cinta, Lana Wilson. “La forma en que Lana cuenta mi historia tiene sentido realmente. No soy una experta en este tema y muchas personas podrán hablar con más conocimiento. Yo todo lo que sé es por mi propia experiencia”, ha relatado la cantante, quien muestra con orgullo su reconciliación con su propio cuerpo: “El hecho de que tenga una talla 6 en lugar de una 0. Ahora como y hago mucho ejercicio. Antes hacía ejercicio pero no comía”.

Además de sus luchas personales, Swift ha hecho más revelaciones con motivo de la presentación de su documental. Hace solo unos días, la cantante contó también en Variety que durante el rodaje de su película biográfica, a su madre, que recibía tratamiento para el cáncer de mama por segunda vez, le detectaron un tumor cerebral. “Los síntomas que experimenta una persona que padece un tumor cerebral no tienen nada que ver con los que había afrontado ella con el cáncer antes. Fuer realmente duro para la familia”, explicó la artista, quien aseguró estar muy unida a su progenitora: “Todo el mundo quiere a su madre, pero para mí es realmente la fuerza que me guía. Casi cada decisión que tomo, la hablo con ella antes. Por eso es complicado hablar de su enfermedad”.

Taylor Swift y su madre Andrea, en los Academy of Country Music Awards, en 2017.rn
Taylor Swift y su madre Andrea, en los Academy of Country Music Awards, en 2017.

“Es un año en el que tengo que estar con mi familia. No sabemos qué va a pasar. No sabemos qué tratamiento vamos a escoger” dijo la cantante, que este año se tomará con más calma su trabajo y compaginará la gira de su último disco, Lover, con pasar más tiempo junto a los suyos. Esta era la primera vez que la intérprete de Look What You Made Me Do hablaba de este nuevo diagnóstico de su madre, Andrea Finlay, aunque en otras ocasiones ya había tratado el tema de su enfermedad. Hace casi un año, en marzo de 2019, Swift contó que su madre había recaído del cáncer de mama y que estaba de nuevo en tratamiento. “He tenido que lidiar con importantes enfermedades en mi familia. Mis padres han padecido cáncer y mi madre está luchando ahora otra vez. Esta situación me ha enseñado que hay problemas de verdad y luego está todo lo demás. El cáncer de mi madre es un problema real. Me ponían nerviosa los altibajos diarios, pero ahora me preocupan, me estresan y dedico mis oraciones a los problemas reales” dijo en declaraciones a Elle.

Miss Americana, donde también se podrá ver a la artista en sus momentos más personales junto a su pareja, Joe Alwyn, promete ser "una mirada cruda y emocionalmente reveladora" de la cantante que más dinero ha ganado en 2019, según Forbes. Concretamente más de 167 millones de euros gracias a su disco, su gira, sus acuerdos publicitarios y su participación en la película Cats, que le ha proporcionado una nominación a los Globos de Oro. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >