Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En 2017 aumentó la presencia de mujeres en altos cargos del Estado colombiano

El Gobierno de Juan Manuel Santos cuenta con cinco ministras. La participación femenina es del 41%

En Colombia, las mujeres tienen el 41% de participación en los cargos del máximo nivel decisorio.
En Colombia, las mujeres tienen el 41% de participación en los cargos del máximo nivel decisorio.

En Colombia los hombres siguen siendo mayoría en los cargos de mayor poder, pero durante 2017 la presencia de mujeres aumentó. En nueve de los 10 órganos públicos se cumple con la Ley de Cuotas adoptada en el año 2000 por el Estado colombiano para reglamentar la adecuada y efectiva participación de la mujer en puestos de decisión, según el informe anual de Función Pública (institución gubernamental).

En los cargos de mayor nivel (ministerios, viceministerios, alcaldías) se cumplió con un 41%, superando en tres puntos porcentuales los resultados de 2016. También aumentó la presencia de mujeres en otros puestos de decisión como secretarías locales y dirección de entidades estatales. Allí alcanzaron el 45%, con un incremento de cuatro puntos frente a la misma medición del año anterior.

Francisco Camargo, director de empleo de Función Pública, asegura que a diferencia del sector privado, "en donde la presencia de las mujeres es limitada", el Estado ha logrado casi una equiparación en la distribución de los cargos de decisión entre el sexo masculino y femenino. “En el sector público tenemos además una tabla de salarios que se respeta. Una ministra gana igual que un ministro. Estamos hablando de equidad salarial también”, dice. Según un estudio sobre el sector privado y público realizado por la consultora Aequales aunque el 46,3 % de los trabajadores de las organizaciones en Colombia son mujeres, solo el 34 % ocupan cargos de alta dirección.

El informe señala en rojo a algunas alcaldías, como la de Bogotá. Camargo explica que al detallarse cada dependencia de la Administración de la capital del país aparece por debajo de lo que señala la legislación, pero que la ciudad en su integralidad ha avanzado. “Hay otras administraciones dominadas hasta en un 80% por mujeres, por eso al ver en detalle a la capital del país resulta por debajo, pero ha mejorado”, advierte. La Organización Electoral es la única instancia del Estado que no cumple en absoluto la norma.

En la rama ejecutiva, de 521 puestos considerados como de máximo nivel 190 son ocupados por mujeres. Hay cinco ministras, cifra que este organismo considera "un logro". María Ángela Holguín ocupa la cartera de Relaciones Exteriores, Mariana Garcés la de Cultura, María Lorena Gutiérrez está en la de Comercio, Yaneth Giha Tovar en educación y Griselda Restrepo en el Ministerio de Trabajo. “Hay un incremento importante en el aporte de las mujeres en los cargos directivos con poder decisorio, esto ha disminuido, por supuesto, la brecha de participación entre hombres y mujeres en el Estado colombiano”, señala el documento.

En el poder legislativo, el nivel de participación de las mujeres en lo cargos directivos tienen mayoría con el 56%. Sin embargo, las presidencias de la Cámara y el Senado están ocupadas por hombres. El informe subraya que a pesar de que en estos dos puestos, determinantes en el Congreso, no están ellas, la presencia del género femenino aumentó seis puntos comparado con el año pasado.

El estudio también analizó la región de origen de las mujeres que han logrado un lugar en el poder nacional. La mayoría son de Bogotá, el 35%, y la minoría, con apenas un 3%, del sur del país, una zona marcada por el conflicto y una muestra de que la posibilidad de acceder a cargos de poder en el país sigue siendo difícil para quienes viven en las regiones apartadas. El informe queda en deuda con el dato sobre la cuota de participación de mujeres de raza negra o indígenas en un país que históricamente ha marginado a sus minorías. Hasta ahora Colombia solo ha tenido una ministra afro.