Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La movilización de las mujeres contra Bolsonaro en Brasil también se libra en Internet

El ultraderechista crece seis puntos en intención de voto femenino mientras tensa el pulso en la Red con las electoras

Una mujer se toma un selfie junto a un cartel de rechazo a Bolsonaro, el 29 de septiembre en São Paulo.
Una mujer se toma un selfie junto a un cartel de rechazo a Bolsonaro, el 29 de septiembre en São Paulo. REUTERS

Jair Bolsonaro pierde entre las mujeres en Twitter y en las calles, pero gana en los sondeos de intención de voto para las presidenciales de este domingo en Brasil. Los mensajes en las redes sociales de desaprobación femenina al candidato de ultraderecha, quien le dijo a una diputada en televisión “no te violaría porque no te lo mereces”, llegan a los 494.544 en Twitter. Mientras, etiquetas como #mulherescomBolsonaro alcanzan en conjunto las 204.768, según un estudio de la firma de big data e inteligencia artificial Alto Data Analytics publicado este viernes. En las pesquisas electorales, no obstante, el pulso se traduce en un 27% de apoyo de las mujeres al ultra, de acuerdo con una encuesta publicada el martes, y en un crecimiento de seis puntos con respecto a la medición anterior, lo que cuestiona la efectividad de las multitudinarias protestas de repudio contra el capitán retirado del Ejército del sábado pasado.

El ultra arrasa en las redes

Bolsonaro, líder en todas las encuestas con más del 30% en intención de voto, también encabeza la carrera en las redes sociales con una distancia mucho mayor que la que tiene en los sondeos, en los que aventaja por 11 puntos al sucesor del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva —en prisión— en la candidatura del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad (21%, en segundo lugar). El ultraderechista acapara el 51% de la conversación digital sobre la campaña, el suyo es el perfil más influyente de Twitter y en torno a él se agrupan seis de las 15 cuentas más relevantes de la carrera electoral en esa red, según el estudio de Alto Data Analytics sobre el papel de los candidatos, la ciudadanía y los medios locales y extranjeros en estas elecciones. El documento, Análisis de la esfera digital pública del proceso electoral de 2018 en Brasil, examina 34,1 millones de mensajes de 3,7 millones de usuarios en las redes y 50.180 anuncios pagados en Facebook entre el 17 de agosto y el pasado septiembre. Haddad y los otros 11 candidatos se reparten el restante 48,8% de los mensajes y la cuenta del petista es apenas la número 72 en la lista de los más influyentes.

¿Haddad o Malddad?

El análisis incluye los sobrenombres que los bandos de Bolsonaro y Haddad usan para referirse a sus contrincantes en busca de darles la menor visibilidad posible en la Red. Así, Bolsonaro es Bonossauro, Bolsonazi o Bonoro. Haddad es Malddad o Andrade. En el caso del aspirante del PT, el cambio de nombres también es producto del profundo desconocimiento del político entre el electorado. Haddad es candidato oficial hace menos de un mes y sustituyó a Lula, en prisión desde abril condenado por corrupción, solo a última hora. Un reportaje del diario Folha de S. Paulo en tres pueblos del sertón, donde Lula en 2006 y su copartidaria Dilma Rousseff en 2014 obtuvieron en torno al 90% de la votación para las presidenciales, lo ejemplifica con entrevistas a vecinos que confunden sin ninguna malicia a Haddad con “Adraike”, “Radarde” o “Alade” (de pronunciación relativamente similar en portugués).

Un escenario propenso a los bulos

Brasil no es solo el segundo país que pasa más tiempo en las redes sociales ─superado solo por Filipinas─, ni el tercero que más lo hace en Internet ─tras Tailandia y la propia Filipinas─, según la firma GlobalWebIndex. El gigante sudamericano también es el país en el que el mayor porcentaje de personas (62%) admite haber creído que una noticia falsa era real, de acuerdo a un estudio de Ipsos sobre 27 países. De ahí la importancia de la batalla digital en la campaña para las presidenciales de este domingo, en un escenario en el que los medios de comunicación tradicionales han tenido que publicar titulares como este: “Es #fake que Haddad haya dicho que los niños se volverán propiedad del Estado a los cinco años para que este escoja su género”.

Los agitadores de la ultraderecha

Dos de los cinco portales más compartidos en las redes son abiertamente afines a Bolsonaro, O Antagonista (segundo, con 288.606 enlaces) y Renova Mídia (quinto, con 145.609). Los portales del Grupo Folha, editor de Folha de S. Paulo, lideran el listado bajo el dominio uol.com.br; el Grupo Globo es tercero; y la página de izquierdas Brasil 247 es cuarta. También hay una actividad nada despreciable de Gab.ai (31.363 links), la alternativa de la ultraderecha a Twitter. Valverdedelcamino es el primer medio de comunicación extranjero entre los más compartidos, con 34.892 vínculos.

#EleNão, #EleSim

El pulso electoral está centrado en buena medida en cuestiones como los derechos de las mujeres y las minorías, uno de los puntos débiles de Bolsonaro, racista, machista y homófobo declarado que, sin embargo, ha buscado matizar su posición en la recta final de campaña. “Uno más de los muchos detalles que se omiten”, escribió el candidato ultra este miércoles en Twitter en un mensaje que completaba un retrato suyo y el texto “¿Bolsonaro machista y homófobo? Autor de la ley 5242/13 que convierte los crímenes pasionales en atroces, independientemente de su naturaleza sexual”.

Las mujeres están en el centro del debate y concentran un número significativo de los términos que se usan con mayor frecuencia en la conversación pública. Esto sucede tanto en las narrativas favorables como en las contrarias a Bolsonaro”, indica el informe de Alto Data Analytics. Las mujeres son también el principal blanco de los anuncios pagados de Facebook en todas las franjas de edad, excepto en la que va de los 18 a los 34 años, en la que tiene prioridad los hombres, según el mismo documento. Lo cierto es que si la campaña #EleNão (él no, por Bolsonaro) pasó de la Red a las calles con multitudinarias marchas de repudio contra el ultra el pasado sábado, este rechazo no se ha materializado en la intención de voto de las mujeres. Mientras el capitán retirado crece, Haddad ha retrocedido dos puntos entre las votantes (pasó al 20%) y ha sido superado por su principal rival.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información