Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos replica a España sobre Venezuela: “No hacemos diplomacia de ‘cowboy”

Elliott Abrams, representante de Trump para el país sudamericano, advierte en declaraciones a Valverdedelcamino que "ya hay una intervención militar en Venezuela, la de Cuba"

El enviado de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, la semana pasada en el Departamento de Estado. En vídeo, Maduro acusa al Gobierno de EE UU y sus representantes de mentir en la situación venezolana.

La unión de fuerzas por parte de grandes potencias contra el régimen de Nicolás Maduro empieza a agrietarse conforme pasan los meses sin que el líder chavista pierda el control efectivo de Venezuela. El ministro de Exteriores español, Josep Borrell, acusó este miércoles a Washington de actuar “como un cowboy” en esta crisis y advirtió de que la solución solo puede ser “pacífica, negociada y democrática”. En declaraciones a Valverdedelcamino, el enviado especial de Donald Trump para Venezuela, Elliott Abrams, defendió el lenguaje duro de su Gobierno ante la presión de otros países que apoyan a Maduro, como Rusia y Cuba. “Es [una actitud] responsable, no diplomacia de cowboy”, recalcó.

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, fue reconocido como mandatario interino por Estados Unidos el pasado enero, sumándose enseguida medio centenar de países, incluido España. 100 días después, sin embargo, no ha logrado sumar el apoyo suficiente ni en la calle ni en el Ejército como para forzar la caída del sucesor de Hugo Chávez y el desgaste se hace ya público. En una entrevista en Televisión Española, Borrell opinó que Estados Unidos se comporta con el conflicto venezolano "como el cowboy del oeste, diciendo ‘miren que desenfundo", mientras que, a su juicio, la situación del país "no está para que nadie desenfunde", sino para encontrar "una solución pacífica, negociada y democrática".

Estados Unidos no descarta una intervención del Ejército en Venezuela, como repite constantemente, pero sin determinar cuál es la línea roja que activaría esta vía, y esa posibilidad le separa de Canadá y los países europeos, que apoyan a Guaidó, pero no quieren ni oír hablar de la opción militar.

Abrams recalca, en cambio, que “ya hay una intervención militar en Venezuela, la de Cuba": "Los guardaespaldas de Maduro que están en Venezuela son de Cuba y es evidente que Rusia se está involucrando más en Venezuela, como se vio con el envío de 100 soldados recientemente”. “Es equivocado pensar que Guaidó podrá lidiar con los rusos y los cubanos, y eso es algo en lo que Estados Unidos tendrá que tener un papel. Dejar claro que Rusia no va a tener libertad de acción en Venezuela es una declaración responsable, no es diplomacia de cowboy”, remacha.

No es solo la posibilidad de una acción militar lo que distancia a Washington de Madrid. La operación del pasado 30 de abril, por la que un grupo de soldados liberó al opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario mientras Guaidó llamó al resto del Ejército a abandonar a Maduro, es a los ojos del ministro español "un intento de golpe militar". Según las declaraciones de Borrell, recogidas por Europa Press, esa es "una obviedad que nadie puede negar", a pesar de que España ya no reconoce la legitimidad del líder contra el que se intentó la sublevación. 

La Administración de Trump ha lanzado toda una batería de medidas de presión económica y diplomática para debilitar a la cúpula chavista y lograr la celebración de elecciones libres y una transición democrática, según recalca Abrams, si bien, añade, “hay otras opciones sobre la mesa que no se han usado pero existen, y sería absurdo negar que existen”. Leopoldo López se ha refugiado en la Embajada española de Caracas en calidad de huésped. España pide que evite convertir la legación en un centro de activismo político. La oposición ve ambiguo el apoyo del Gobierno de Sánchez.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información