Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez de Argentina ordena la liberación del empresario Carlos Ahumada

El Gobierno de México lo señala de estar involucrado en un presunto delito de defraudación fiscal

El empresario Carlos Ahumada tras su detención la semana pasada en el aeropuerto de Buenos Aires.
El empresario Carlos Ahumada tras su detención la semana pasada en el aeropuerto de Buenos Aires. AP

Un juez de Buenos Aires ha ordenado esta madrugada —hora local argentina— la liberación del empresario Carlos Ahumada Kurtz, detenido el viernes 16 de agosto por la Interpol y la Policía Federal de Argentina en el aeropuerto bonaerense Jorge Newbery. Aunque no han trascendido los motivos de la decisión, el periodista mexicano Ciro Gómez Leiva ha afirmado este domingo en su cuenta de Twitter que el juez ordenó la liberación inmediata de Ahumada por “lo absurdo del caso”. El empresario, agregó, ya está en su casa de la capital argentina.

Ahumada Kurtz estuvo en el foco de la prensa mexicana en la década pasada, cuando se hicieron públicos unos vídeos grabados por él en los que se mostraba la entrega de sobornos a estrechos colaboradores del entonces jefe de Gobierno de Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, incluido René Bejarano, uno de sus principales operadores. Ahumada había estrechado relaciones con políticos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que le abrieron a su empresa constructora Grupo Quartz las puertas a contrataciones públicas en la capital. Los vídeos golpearon la imagen de López Obrador. Años más tarde, el mismo Ahumada involucraría al Ejecutivo mexicano en el escándalo, al afirmar que tanto la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Gobernación tenían conocimiento de la difusión de las grabaciones. Tras esa revelación, Ahumada salió a Cuba, donde fue detenido e interrogado por las autoridades caribeñas y más tarde deportado a México.

Ahumada Kurtz fue pareja de Rosario Robles, la exjefa de Gobierno del Distrito Federal del PRD y exministra de Estado de Enrique Peña Nieto, quien ahora ha sido encarcelada mientras las autoridades desarrollan una investigación relacionada a su participación en una supuesta trama de corrupción, sobre el desvío de más de 250 millones de dólares durante el Gobierno del expresidente Peña Nieto. El presidente López Obrador se negó a pronunciarse sobre el caso y dijo que esperará los resultados de la investigación impulsada por la Fiscalía General de la República (FGR).

La FGR ha retomado una investigación abierta en 2016,durante el sexenio de Peña Nieto, en contra de Ahumada Kurtz. El caso es una presunta deuda al fisco de 1.4 millones de pesos (71.000 dólares) en el rubro de impuesto sobre la renta. El periodista Gómez Leyva mostró en las redes sociales los supuestos documentos que la defensa del empresario entregó al juez argentino para obtener su liberación. En ellos puede leerse los pagos que la apoderada legal de Ahumada hizo a finales de 2018 para subsanar auditorías abiertas por el fisco mexicano por deudas en el pago de impuestos en 2012.

Ahumada también es señalado por la justicia mexicana por la falsificación de documentos y extorsión. Robles denunció en 2013 al empresario por este último delito, pero Ahumada consiguió un amparo para evitar la captura. Asentado en Argentina, el empresario intentó comenzar una vida haciendo inversiones principalmente en el sector del futbol, tras su experiencia manejando clubes en México. En el país austral manejó los clubes Juventud Universitaria y Estudiantes. Su estancia en Argentina no estuvo exenta de polémica y Ahumada se vio envuelto en procesos judiciales en los que estuvo representado por el exjuez de la Corte Suprema de Argentina, Eugenio Zaffaroni, un hombre de vínculo estrecho con el kirchnerismo, informa Federico Rivas. Su nombre apareció vinculado al de un ministro del gabinete de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, después de que un narcotraficante condenado por un triple crimen acusara a Ahumada de extorsionar al funcionario, aunque el detenido no pudo probar su acusación.

La justicia mexicana afirma tener pruebas suficientes para acusar a Ahumada y pidió a la Interpol el arresto del empresario argentino. La Fiscalía explicó en un comunicado que iniciaría "de inmediato" el proceso de extradición a México. La FGR no se ha pronunciado este domingo sobre la liberación de Ahumada en Buenos Aires, lo que abre las interrogantes sobre el futuro del proceso en su contra.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información