Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los kurdos afirman que cientos de familiares de miembros del ISIS han escapado de un campo en Siria

La fuga se ha producido en el campo de Ain Issa, donde residen 13.000 personas, la mayoría desplazados de la guerra

Letyshops [lifetime] INT
Dos niños, hijos de combatientes del Estado Islámico, juegan en el campo sirio de Ain Issa, a finales de septiembre

Cientos de familiares de yihadistas del ISIS escaparon ayer de un campo de desplazados custodiado por las fuerzas kurdas en Siria. La fuga, según la versión kurda, se produjo en el campo de Ain Issa, donde residían 13.000 personas, la mayoría de ellas recluidas allí por la guerra y la acción de los yihadistas. Unas 950 se encontraban apartadas por ser familiares (esposas e hijos) de miembros del ISIS y son precisamente estas las que, según los kurdos, emprendieron la huida. Según Save the Children, en Ain Issa había 249 mujeres y 700 niños vinculados al Estado Islámico.

Las autoridades kurdas han anunciado que 785 familiares de yihadistas han escapado de este campo cercano a los combates entre las fuerzas kurdas y proturcas, mientras que el Centro de Información de Rojava (un grupo de periodistas en la zona) lo ha elevado a 859. Este cita a Jelaf Ayaf, responsable del campo de Ain Issa, que además ha asegurado que células durmientes dentro del recinto han llevado a cabo ataques, por lo que ha calificado la situación de "muy volátil". 

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han asegurado que no quedaban guardias custodiando a los prisioneros. Contactado por la agencia France Presse, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) ha confirmado que los vigilantes habían "abandonado" el campo y que los "desplazados" escapaban "progresivamente". La vigilancia se había debilitado desde el inicio de la ofensiva turca en el noreste de Siria porque la mayoría de los 700 guardianes que custodiaban el campo han sido trasladados al frente para combatir contra los rebeldes respaldados por Turquía, que encabeza una ofensiva contra los kurdos en el norte de Siria. Además, el propio campo ha sido objeto de bombardeos por parte de Ankara, que han obligado a huir a parte del personal, según el responsable kurdo Marvan Qamishlo. 

Save the Children, que se ha mostrado muy preocupada por la información procedente del campo, ha señalado que los familiares de combatientes del ISIS han huido después de que cayeran proyectiles sobre el lugar en la mañana de este domingo y ha alertado de que el caos podría conducir a que estos menores extranjeros se perdieran. "Una vez más, llamamos urgentemente a los Gobiernos extranjeros para repatriar a sus nacionales. La oportunidad se está escapando rápidamente", ha declarado el responsable de la organización en Siria, Sonia Khush.

Al menos 130.000 personas han sido forzadas a dejar sus hogares -dice la ONU- huyendo de la violencia tras cinco días desde que Turquía comenzó su operación militar contra los kurdos en Siria. En la zona afectada viven unos seis millones de civiles. Naciones Unidas pidió este viernes a las partes en conflicto que permitan el acceso de la ayuda humanitaria a la zona donde 650.000 necesitan asistencia urgente.

Letyshops [lifetime] INT
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información