Aliexpress WW
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump insulta a Pelosi con una foto y ella la convierte en su imagen de perfil

La imagen de la líder demócrata del Congreso plantando cara al presidente, antes de abandonar una reunión en la Casa Blanca, se convierte en símbolo de la polarización del país

Nancy Pelosi (en pie) se dirige al presidente Trump en la Casa Blanca.
Nancy Pelosi (en pie) se dirige al presidente Trump en la Casa Blanca. REUTERS

Hay fotografías que se convierten en símbolo de un momento. Y en esa categoría acaba de entrar la tomada el miércoles por la tarde en la Casa Blanca, en la que la demócrata Nancy Pelosi, presidenta del Congreso de Estados Unidos, está en pie a un lado de una enorme mesa de reuniones, rodeada de congresistas y altos mandos militares, todos hombres, y señala con un dedo acusador al presidente Donald Trump, sentado al otro lado de la mesa.

Fue el propio Trump el que compartió la foto, desde su cuenta de Twitter, junto a un sucinto ataque a Pelosi que podría traducirse como: “La desquiciada pérdida de papeles de la nerviosa Nancy”. Según la congresista, en cambio, fue el republicano el que perdió los nervios. La imagen con la que Trump quería insultar a la tercera autoridad del país es, para muchos demócratas, la de una veterana política plantando cara con autoridad a un presidente descontrolado. Esa parece ser la interpretación de la propia Pelosi, que ha colocado la imagen en sus perfiles de Twitter y Facebook. El insulto de Trump exhibido como una condecoración.

La fotografía ha provocado una acalorada conversación en medios y redes sociales, bajo los hashtags, según los gustos, de #BeNancy (Sé Nancy) o #PelosiMeltdown (La pérdida de papeles de Pelosi). Ha suscitado debates sobre la desigualdad de género en la política y, sobre todo, ha sido enarbolada como símbolo del convulso momento político que vive un país inmerso en un proceso de impeachment o destitución de uno de los presidentes que más han contribuido a la polarización de la sociedad estadounidense en su historia reciente.

La reunión con los líderes demócratas del Congreso se celebró para debatir la situación en el norte de Siria, donde Turquía ha lanzado una ofensiva militar contra los kurdos, aliados de Washington en su lucha contra el Estado Islámico, abandonados a su suerte después de que el presidente decidiera retirar un pequeño destacamento de tropas estadounidenses desplegado en la zona que servía de elemento de contención. Este jueves, al día siguiente de la reunión, Estados Unidos y Turquía han pactado un alto el fuego. Durante la reunión, según declararían después los demócratas, preguntaron al presidente cuál era su estrategia y él respondió que era “mantener a salvo al pueblo estadounidense”. “Eso no es un plan”, le replicó Pelosi, “eso es un objetivo”.

El debate se calentó y Trump llamó a Pelosi “política de tercera”. Los demócratas se levantaron y se marcharon y, mientras salían, Trump supuestamente les gritó: “Nos vemos en las urnas”. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, rebatió la versión de los demócratas, de quienes dijo que “no tenían intención de escuchar o contribuir a una importante reunión de asuntos de seguridad nacional”.

Tras abandonar la reunión, Pelosi declaró que el presidente no pudo manejar la situación y perdió los papeles. “Creo que debemos rezar por su salud, porque estamos ante un pérdida de papeles muy seria por parte del presidente”, dijo. Trump le contestó en Twitter, con similares cartas pero jugadas con el estilo más bronco, marca de la casa: “¡Nancy Pelosi necesita ayuda rápidamente! O bien hay algo que no le funciona ahí arriba, o sencillamente no le gusta nuestro gran país. Ha tenido una pérdida de papeles total en la Casa Blanca hoy. Fue muy triste de ver. Recen por ella, ¡es una persona muy enferma!”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información