Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jeanine Áñez advierte a Morales de que si vuelve a Bolivia se enfrentará a la justicia

El Gobierno interino insiste en que el objetivo es convocar elecciones, pero aún no ha fijado la fecha

Jeanine Áñez, en una conferencia en La Paz, este viernes.
Jeanine Áñez, en una conferencia en La Paz, este viernes. Getty

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, advirtió este viernes a Evo Morales de que tiene cuentas pendientes con la justicia y que si vuelve al país tendrá que responder por ellas. En una comparecencia ante la prensa internacional, la exsenadora, que asumió el cargo el pasado martes sin el apoyo mayoritario del Parlamento, reiteró que la meta de su Gobierno provisional consiste en convocar elecciones “justas y transparentes”, pero evitó aclarar cuándo se celebrarán. Ni siquiera fijó un horizonte, aunque la Constitución le da tres meses para determinar una fecha.

Áñez aseguró que, durante esta transición que Morales y el Movimiento al Socialismo (MAS) califican de golpe, no habrá persecución de adversarios políticos. No obstante, dejó claro que el expresidente, asilado en México, tendrá que asumir sus responsabilidades si decide regresar. “Ahora resulta que ya están demandando que venga cuando nadie lo echó del país. Él se fue solo, […] él sabe que todavía tiene cuentas pendientes con la justicia boliviana”, afirmó. “Si el presidente Morales vuelve, que vuelva, pero él sabe que también tiene que responder con la justicia. Resulta que nosotros lo que vamos a exigir es que la justicia boliviana haga su trabajo, no que haga una persecución política que es lo que hemos venido sufriendo durante 14 años, judicialización de la política y politización de la justicia”, agregó. El expresidente había asegurado en una entrevista con Valverdedelcamino realizada en México que está dispuesto a volver y renunciar a ser candidato con tal de pacificar Bolivia.

Las actuales autoridades imputan a Morales fraude electoral, que según su interpretación se inició en 2013 con los intentos de prolongar su reelección y culminó en las elecciones del pasado 20 de octubre. También le atribuyen varios actos de corrupción. Áñez compareció acompañada de cuatro ministros (Economía, Comunicación, Medio Ambiente y Salud) e indicó que el exmandatario pudo salir del país gracias a una negociación previa. 

Con respecto a la convocatoria de elecciones, la presidenta se escudó en que los trámites se enfrentan al escollo del Parlamento, que tiene que elegir a las nuevas autoridades electorales encargadas de pilotar el proceso. Allí el MAS, el partido que sostuvo al Gobierno derrocado, conserva la mayoría. La noche del jueves, por ejemplo, el Senado celebró una sesión que nombró a una nueva presidenta de la Cámara alta, la socialista Eva Copa. Pero Áñez dijo que impugnarán esa votación.

Pese a tratarse de un Gobierno interino, la canciller, Karen Longaric, anunció otras decisiones de alcance político. El país rompió relaciones con Venezuela y solicitará a los diplomáticos del Gobierno de Nicolás Maduro que abandonen su territorio. Además, confirmó la salida de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba). Áñez insistió en su comparecencia en establecer paralelismos entre la gestión de Morales, la de Maduro y Nicaragua. Este discurso se ha convertido en el mantra del nuevo Gabinete, que busca dejar atrás la herencia del MAS.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información