Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez subraya que las “discrepancias de fondo” en asuntos de Estado impiden un Gobierno de coalición

Iglesias rechaza la propuesta del presidente en funciones de negociar primero el programa y después la composición del Ejecutivo

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el pasado 2 de julio. En vídeo, declaraciones de Irene Montero sobre las negociaciones. REUTERS

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han mantenido este jueves por la tarde una conversación en la que el líder del Podemos ha rechazado la propuesta del presidente en funciones de negociar primero un programa y posteriormente la composición del Gobierno. Sánchez se mantiene firme en presidir uno monocolor y no está dispuesto a aceptar bajo ningún concepto a un Ejecutivo de coalición como exige su socio preferente. "Un Gobierno tiene que gozar de una cohesión interna absoluta y en asuntos de Estado hay discrepancias de fondo con Unidas Podemos", ha afirmado por la mañana en una entrevista en Los Desayunos de TVE.

El secretario general de Podemos le ha insistido al presidente en funciones que tienen que "llevar a cabo una negociación integral de Gobierno de coalición", que contemple al programa y los equipos. Es decir, "sin líneas rojas ni vetos". Fuentes de Podemos han trasladado que el líder del PSOE "sigue inamovible en su posición" y "no está dispuesto a negociar el programa de un Gobierno de coalición ni a compartir responsabilidades de gobierno proporcionales a los votos" del partido de Iglesias y sus confluencias. La posición de Sánchez es totalmente diferente. "Debemos hablar de contenidos y conocer el grado de consenso. Lamentablemente, ha rechazado la propuesta. Seguiremos intentándolo", ha expuesto en su cuenta de Twitter. 

El formato del Ejecutivo no es negociable para el presidente en funciones, que insiste enfocar las conversaciones en perfilar un acuerdo programático con Podemos. "Tenemos que cambiar el método de negociación. Es evidente que no ha sido el conveniente. Lo importante es volver al comienzo, al punto de arranque. Rebobinar. Volver al punto de partida", ha animado Sánchez. El éxito de su investidura depende de ello. Sánchez como mucho contempla que Unidas Podemos proponga independientes de prestigio como ministros: "A mí me parece honestamente la oferta más sensata y generosa en el contexto actual.

La razón para negarse a un Gobierno de coalición, ha argumentado Sánchez, son las diferencias en la crisis territorial en Cataluña y otras cuestiones con el partido de Iglesias. "Mi responsabilidad como presidente es no garantizar solo la investidura sino la estabilidad del Gobierno", ha mantenido el secretario general del PSOE, que afronta su investidura dentro de dos semanas sin tener cerrados los apoyos necesarios para que sea aprobada.

Los artículos mencionados por Sánchez

Sánchez ha afirmado que el artículo 99 de la Constitución, por el que se rige la investidura del presidente del Gobierno, "no funciona". 

Este artículo mantiene en su punto 3 que el Congreso debe otorgar la confianza de la Cámara al candidato propuesto por el Rey por mayoría absoluta de sus miembros en una primera votación. Si esa mayoría no se alcanza, la misma propuesta se someterá a nueva votación 48 horas después. La confianza se entenderá otorgada si el candidato lograse mayoría simple.

El punto 5 del mismo artículo contempla que si transcurrido el plazo de dos meses, a partir de la primera votación de investidura, el Congreso no inviste a ningún candidato, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones.

El presidente del Gobierno en funciones ha puesto el ejemplo de los Ayuntamientos, que se constituyeron el pasado 15 de junio, destacando que cuando no hay acuerdo en el pleno municipal, gobierna la lista más votada.

La elección de los alcaldes se rige por el artículo 196 de la Ley Orgánica del régimen electoral general. Si alguno de los candidatos obtiene la mayoría absoluta se proclamará regidor, pero si no lo consigue, será proclamado alcalde el concejal que encabece la lista más votada.  En caso de empate se resolverá por sorteo.

Entre las "discrepancias de fondo", mencionadas por Sánchez, se encuentra la gestión de la crisis catalana. "Hablan de presos políticos y el PSOE no, decimos que hay políticos presos. Es evidente que existen diferencias y discrepancias de fondo que harían que un Gobierno con Unidas Podemos se pudiera paralizar por sus contradicciones internas", ha sentenciado Sánchez. "Si esta legislatura, ante las puertas de una sentencia del Tribunal Supremo en breves meses, los independentistas vuelven a hacer algo como lo que hicieron hace dos años ¿Unidas Podemos va a apoyar al Gobierno de España en la aplicación hipotética, que yo no deseo, del artículo 155 de la Constitución?", ha lanzado el presidente del Gobierno en funciones.

Podemos ya se ha ofrecido a aceptar por escrito las condiciones que exija el PSOE para garantizarle a Sánchez que no cuestionarían su gestión de la crisis catalana. Tampoco en otros asuntos de Estado, como la política exterior. Pero el PSOE no se fía. “También se firman hipotecas y luego no se pagan”, afirmó uno de los miembros de la dirección socialista en la reunión que mantuvieron el lunes en Ferraz.

El candidato socialista se ha comprometido a que el "primer acuerdo de país" que propondría al resto de partidos sería acordar una reforma del artículo 99 de la Constitución, que afecta al reglamento de investidura, para evitar situaciones de bloqueo como la actual. "Tenemos que encontrar un mecanismo que permita una investidura e impida coaliciones negativas que pueden abocar a la repetición electoral sistemática. Ofrezco un acuerdo de país para que sea la última vez que ocurre esto", ha incidido.

Iglesias pide "seriedad"

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha respondido a Sánchez en una entrevista en Antena 3. Iglesias ha pedido "seriedad" al presidente en funciones por anunciar en televisión que le llamaría en lugar de hacerlo directamente. 

Sobre las discrepancias en asuntos de Estado que Sánchez ha mencionado como un obstáculo para formar un Gobierno de coalición, el líder de Podemos mantiene que su formación apoyaría las posiciones del PSOE: "Vamos a ser leales y respetuosos con el liderazgo del PSOE".

Iglesias no es partidario de reformar la legislación para evitar situaciones de bloqueo como la actual y considera que la propuesta de Sánchez "va contra el espíritu de la Constitución", dado que la ley fundamental dice que en España hay un "sistema parlamentario" frente al sistema presidencialista o a dos vueltas que hay en otros países, en el que "el que gana se lo lleva todo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información