Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey Juan Carlos se someterá a una operación de corazón prevista en junio

La intervención, que tendrá lugar este sábado, fue programada tras su revisión médica anual

En foto, el rey emérito, el pasado día 3 en Finlandia. En vídeo, las operaciones por las que ha pasado el Rey.

El rey Juan Carlos, de 81 años, se someterá este sábado a una operación de corazón en la clínica Quirón de Pozuelo (Madrid). La intervención quirúsgica fue programada tras su última revisión médica periódica anual, realizada los pasados 11 y 12 de junio. La Casa del Rey no ha desvelado la causa que motiva esta intervención, aunque fuentes de La Zarzuela apuntan que el hecho de que fuera programada hace más de dos meses y no se lleve a cabo hasta ahora elimina consideraciones de gravedad. En este tiempo, el rey emérito ha seguido haciendo vida normal, incluso participando en competiciones de vela en el extranjero.

Este mismo mes, Juan Carlos I ha estado en Palma unos días antes de que llegaran a Mallorca los Reyes Felipe VI y Letizia con sus hijas. Entre sus actividades en Baleares acudió junto a la reina Sofía a visitar la escuela de tenis de Rafael Nadal en Manacor. Después capitaneó en aguas finlandesas el velero Bribón Movistar, que el pasado 9 de agosto se proclamó vencedor en la división de Clásicos del Campeonato del Mundo de la clase 6 Metros. Su actividad diaria en las últimas semanas minimiza la posibilidad de que se haya producido cualquier situación de riesgo, explicaron las mismas fuentes de La Zarzuela tras la difusión del comunicado que anunciaba la intervención quirúrgica.

El rey Juan Carlos se someterá a una operación de corazón prevista en junio

Desde una primera operación de apendicitis que le fue practicada en su juventud han sido numerosas las ocasiones en las que el rey emérito ha tenido que pasar por el quirófano para hacer frente a problemas de salud en su cadera, su columna o sus articulaciones. Las lesiones derivadas de su afición al deporte, sobre todo a la práctica de esquí, también le han llevado en dos ocasiones a la sala de operaciones. En 1981 fue operado de una fibrosis por una fisura en la pelvis que se hizo esquiando, y en 1985 de su rodilla derecha, que resultó dañada al chocar con otro esquiador.

En 2010 fue operado de un tumor benigno en el pulmón derecho, y en 2011, tras romperse el tendón de Aquiles, fue intervenido en su pie izquierdo. Ese mismo año se le implantó una prótesis en la rodilla derecha. Un año después pasó tres veces por esta situación: una para colocarle una prótesis en la cadera derecha, tras su polémica caída en Botsuana, donde participaba en un safari de elefantes; otra para corregir una luxación en esa misma cadera, y otra para implantarle otra prótesis en la cadera izquierda, afectada de artrosis.

En septiembre de 2013 se sometía a una cuarta intervención de cadera, para atacar una infección en la prótesis, y luego a una quinta para reemplazarla por una definitiva. Ese mismo año, meses antes, los cirujanos le intervinieron la columna por una hernia discal. En abril de 2018 fue operado para corregir unas molestias que le causaba una prótesis en su rodilla derecha. La última operación de Juan Carlos I fue como consecuencia de una lesión cutánea por sobreexposición al sol que se le extirpó de forma preventiva con una curación total, según informó Zarzuela el pasado 10 de abril.

Retirada de la vida pública

Juan Carlos I permanece alejado de la esfera pública oficial desde el pasado mes de mayo, cuando comunicó a su hijo, el rey Felipe VI, su voluntad de dejar de desarrollar actividades institucionales y completar su retirada de la vida pública a partir del pasado día 2 de junio, fecha en la que se cumplieron cinco años del anuncio de su abdicación de la Corona de España tras el escándalo del caso Nóos.

El Monarca reinó durante 38 años y siete meses, desde noviembre de 1975 hasta junio de 2014 y, aunque su participación en la agenda oficial de La Zarzuela no es intensa, el padre del Rey sigue interviniendo en algunos actos culturales y entregas de premios. Su protagonismo se acrecentó a lo largo del año pasado en una serie de iniciativas y actividades públicas coincidiendo con el 40º aniversario de la Constitución y su 80º cumpleaños.

En la carta que escribió a su hijo, Felipe VI, para comunicarle su intención de dejar las actividades institucionales, don Juan Carlos refirió que había estado considerando la retirada desde que cumplió 80 años el pasado 5 de enero de 2018.

El período de su reinado coincide con el de mayor pujanza democrática y económica de España. Los dos hechos más relevantes en la evolución de la economía española en los últimos 40 años (la estabilidad y la apertura al exterior, que internacionalizaron el tejido empresarial español) se corresponden con el reinado y la acción de Juan Carlos I, según los expertos.

De nuevo, “en el taller”

En septiembre de 2013, en vísperas de una de sus operaciones de cadera por una infección en el tejido que rodea la prótesis que le habían colocado en noviembre del año anterior, el rey Juan Carlos bromeó ante los periodistas sobre sus frecuentes visitas al quirófano: “Después de las audiencias, otra vez al taller. Podéis venir de mecánicos si queréis”, ironizó.

Esos problemas de salud nunca repercutieron de modo negativo sobre su ánimo ni han anulado su buen humor sobre su situación física. Tampoco lo han apartado de sus obligaciones institucionales. A pesar de haber dejado de ser jefe del Estado, y con unas facultades físicas en notable retroceso, Juan Carlos I siempre tuvo hueco en la agenda de actividades de la Casa del Rey, aunque con intensidades fluctuantes. En los cinco años de Felipe VI al frente de la Corona, ha protagonizado unos 120 actos, ha pronunciado 30 discursos y realizado nueve viajes oficiales, la mayoría de carácter cultural, aunque en el último tramo también de significativa presencia política. Fue el caso de la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, la inauguración del Canal de Panamá, los funerales de Fidel Castro o varias tomas de posesión de presidentes iberoamericanos.

En mayo de 2016, tras participar en un acto de la Fundación Cotec en Madrid con notables dificultades, volvió a bromear ante los periodistas sobre su constante actividad: “Si te paras, te mueres”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información