Loading...
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey se reunirá con el presidente de Corea del Sur y la cúpula de Samsung, LG y Hyundai

Felipe VI y la reina Letizia viajan a Seúl en una visita de Estado con marcado perfil económico

rey visita seul
Los Reyes, el pasado 12 de octubre en la recepción el Palacio Real.

Los Reyes realizarán la próxima semana un viaje a Asia con dos frentes. Uno es la entronización del emperador del Japón; el otro, una visita de Estado a Corea del Sur con un marcado trasfondo económico. Acompañados por el ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, parten el domingo 20 de octubre hacia Tokio, donde asistirán junto a otros jefes de Estado a la ceremonia de acceso al trono Naruhito, que tendrá lugar el 22 de octubre en el Palacio Imperial. Y al día siguiente volarán a la República de Corea, donde realizan una visita de Estado de dos días de duración en la que el Rey participará en una cumbre con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y se reunirá con los representantes, entre otras, de compañías como LG Electronics, Hyundai o Samsung.

Su llegada a Seúl está prevista al mediodía del día 23. En la Base Aérea Militar serán recibidos por un cordón de autoridades y saludados con 21 salvas de honor, aunque el recibimiento oficial se producirá unas horas después en la sede de la presidencia surcoreana, la denominada Casa Azul. Allí los Reyes mantendrán encuentros por separado con el presidente Moon Jae-in y su esposa, Kim Jeong-suk, y posteriormente, intervendrán en la ceremonia de firma de acuerdos entre ambos países. Esa misma tarde, el Rey mantendrá un encuentro con el ex secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon y por la noche asistirá con la Reina a la cena de gala ofrecida por el presidente surcoreano y la primera dama.

Pero más allá de fortalecer los lazos institucionales entre ambos países, el viaje responde a una clara estrategia económica con este país con el que España en 2020 cumple 70 años de relaciones. Corea del Sur es el tercer mercado asiático para España, después de China y Japón, superando a India como destino de las exportaciones españolas. Es un país que crece a tasas anuales superiores a la media de los países con economías desarrolladas y cuenta con las industrias más avanzadas del mundo: en automoción, electrónica, tecnología 5G, construcción naval o industria siderúrgica. Tiene el mayor ratio de inversión mundial en I+D con relación a su PIB (un 4,55%), y muy por encima de la media de la OCDE (2,37%).

El Acuerdo de Libre Comercio entre Corea del Sur y la Unión Europea propicia un entorno favorable para que España pueda reforzar las relaciones económicas e intensificar los intercambios comerciales. El comercio bilateral superó los 6.000 millones en 2018 (incluyendo los servicios), mientras que la exportación española superó los 2.000 millones ese mismo año. Corea del Sur tiene sectores de interés para España (agua, medio ambiente y energías renovables), que, además, busca oportunidades para llevar a cabo proyectos conjuntos en terceros mercados.

La relación es creciente y dinámica. Son varias las empresas españolas que tienen presencia en Corea, como Indra, Inditex, el BBVA o el Santander. España invirtió en Corea 460 millones en 2017 y Corea 680 en nuestro país. Además, se ha producido un notable aumento de la demanda turística desde la apertura de vuelos directos entre Seúl, Madrid y Barcelona. España registró en 2018 la visita de 490.631 turistas coreanos (en 2009 apenas llegaban a 24.000). En 2017 estos turistas gastaron en España unos 571 millones de euros.

El segundo día de la visita de Estado está en buena medida centrado en esos objetivos. El Rey mantendrá un desayuno con representantes conglomerados industriales del país, como Hyundai, Samsung o LG, y luego inaugurará un encuentro empresarial España-Corea, al que acuden las principales organizaciones de ambos países. También la reina Letizia mantendrá un encuentro con miembros de startups relacionadas con la sanidad, la educación y el área social. Los Reyes visitarán, asimismo, LG Sciencepark en Seúl, donde la compañía electrónica agrupa las actividades de investigación de todos sus departamentos corporativos.

En el ámbito político, la agenda prevé visitas a la Asamblea Nacional y al Ayuntamiento de Seúl, que nombrará a los Reyes ciudadanos honorarios de la ciudad. En la recta final de la visita, mantendrán un encuentro con hispanistas. El idioma español está experimentando una demanda creciente en el país a través del Aula Cervantes, que depende de la sede de Tokio. En ese sentido, se ha producido un incremento de las academias no regladas de enseñanza del español, así como en las carreras de lengua española impartidas por las universidades surcoreanas y las candidaturas para el examen DELE para obtener los títulos oficiales acreditativos del grado de competencia y dominio del idioma español del Instituto Cervantes. Los Reyes culminarán la visita con una recepción a la colectividad española en la República de Corea, que cuenta con unos 600 representantes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información