Aliexpress WW
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno denuncia la acción de “grupos violentos coordinados” en las capitales catalanas

La Moncloa afirma que garantizará la seguridad con firmeza y traslada su apoyo a la policía y los Mossos d'Esquadra

Un manifestante echa al fuego un cartón junto a la Delegación del Gobierno en Barcelona, durante los disturbios de esta noche. EFE | Vídeo: Atlas

El Ejecutivo ha emitido la noche de este martes a las 23.28 un comunicado, tras los disturbios vividos durante todo el día en Cataluña, en el que asegura que la "violencia está siendo generalizada en todas las protestas" contra la sentencia condenatoria a los líderes del procés y que esta no es fruto "de un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinada por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña". La Moncloa explica que se está detectando que en casi todas las últimas protestas hay casos de violencia.

La nota afirma que "una minoría está queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas" y subraya que la situación está siendo especialmente grave en Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida, donde "grupos violentos de manifestantes han atacado las sedes de las subdelegaciones", y "están provocando destrozos y actos vandálicos en otras localidades catalanas". El Gobierno insiste en que "es evidente" que los disturbios no proceden de un movimiento pacífico ciudadano, sino "coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña".

Por ello, y ante esta situación, el Gobierno reconoce la labor de todas las fuerzas y cuerpos de seguridad, y valora de manera muy positiva la coordinación y "trabajo conjunto entre Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil". El Ejecutivo de Sánchez asegura que su objetivo "es y será en todo momento garantizar la seguridad y la convivencia en Cataluña, y lo hará si es preciso siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad".

Por la mañana, el tono del Ejecutivo era completamente diferente. La vicepresidenta, Carmen Calvo, había señalado que las protestas estaban dentro de lo previsto y la respuesta estaba siendo “razonable”. Durante el día se mantuvo ese discurso y las llamadas a la calma, pero los disturbios de la noche alteraron por completo los planes, aunque de momento el Gobierno no ha tomado ninguna decisión drástica.

Pablo Casado pide activar la Ley de Seguridad Nacional

El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido la noche de este martes al presidente del Gobierno en funciones que active la Ley de Seguridad Nacional en Cataluña. “Ante los violentos disturbios que elevan la tensión en Cataluña, Sánchez debe activar la Ley de Seguridad Nacional para que ningún cuerpo policial esté sujeto a directrices de los independentistas y se proteja su integridad. Es urgente garantizar la seguridad y orden público”, ha escrito en su cuenta de Twitter.

La Ley de Seguridad Nacional permite que Sánchez, por real decreto, declare esos disturbios una situación de interés para la seguridad nacional, lo que, según la norma, obliga “a las autoridades competentes” a “aportar los medios humanos y materiales necesarios que se encuentren bajo su dependencia”. Eso incluye la coordinación de los Mossos con una autoridad que el Ejecutivo nombrara, pero no su control directo. En 2016, el Tribunal Constitucional estableció, en respuesta a un recurso de la Generalitat, que el Gobierno no puede utilizar esa ley para quitar competencias a las autonomías en caso de una crisis.

La nota de La Moncloa se concentra en apoyar el trabajo de los Mossos d`Esquadra. El Ejecutivo ya destacó que solo tomaría medidas si la policía autonómica no realizaba de forma adecuada su trabajo, como creen que sucedió en 2017, o la coordinación fallaba. Pero nada de eso está sucediendo de momento, según fuentes del Ejecutivo.

Comunicado íntegro del Gobierno

Este es el texto íntegro del comunicado del Gobierno de Pedro Sánchez:

"Una minoría esta queriendo imponer la violencia en las calles de las ciudades catalanas, especialmente Barcelona, Tarragona, Girona y Lleida. La violencia de esta noche está siendo generalizada en todas las protestas. Grupos violentos de manifestantes han atacado las sedes de las subdelegaciones en Tarragona, Girona y Lleida, y están provocando destrozos y actos vandálicos en otras localidades catalanas.

Es evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacifico, sino coordinado por grupos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña.

Ante esta situación, el gobierno quiere reconocer la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad de Estado, algunos de cuyos agentes han resultado heridos en los disturbios, y valora de manera muy positiva la coordinación y trabajo conjunto entre Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil.


El objetivo del Gobierno de España es y será en todo momento garantizar la seguridad y la convivencia en Cataluña, y lo hará si es preciso siguiendo su compromiso de firmeza, proporcionalidad y unidad".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información