Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos cuenta con Vox para gobernar junto al PP si la derecha suma

Rivera no ve probable que los tres partidos consigan mayoría absoluta el 10-N

Albert Rivera en una visita a Barcelona esta semana. En vídeo, el presidente de Ciudadanos en entrevista este martes en esRadio. FOTO: DAVID ZORRAKINO (EUROPA PRESS) | Vídeo: ESRADIO

Ciudadanos cuenta abiertamente con apoyarse en los votos de Vox para formar un ejecutivo de coalición con el PP en caso de que los tres partidos de la derecha española sumen mayoría absoluta en las elecciones generales del 10 de noviembre, algo que ve improbable. El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, está dispuesto a reeditar en el Gobierno central un acuerdo como los alcanzados en Andalucía y la Comunidad de Madrid, entre otros lugares, tras los últimos comicios autonómicos. En estos pactos regionales, Ciudadanos exhibió incomodidad con la necesidad de contar con los apoyos del partido de extrema derecha e hizo ver que dejaba las negociaciones en manos del PP. Ahora, Rivera anticipa que está abierto a esta fórmula de acuerdo con la formación ultra para el conjunto de España.

“Nosotros gobernamos en cuatro comunidades autónomas con el PP y Vox ha apoyado la investidura. Si Ciudadanos y el PP suman [en las generales del 10 de noviembre], y Vox apoya esa investidura, formaremos Gobierno, como hemos hecho en Andalucía, Madrid, Castilla y León, Murcia, y muchos Ayuntamientos”, ha afirmado Rivera este martes en una entrevista en esRadio. Rivera cree, no obstante, que “no parece muy probable” que PP, Cs y Vox vayan a sumar 176 diputados –la mayoría absoluta- en las generales, y eso aboca a un acuerdo “transversal” junto a populares y el PSOE en torno a las grandes reformas de Estado.

En esas comunidades —salvo en Castilla y León, donde PP y Cs no necesitaron los votos de Vox porque sumaban mayoría absoluta juntos— los partidos de Pablo Casado y Albert Rivera llegaron a acuerdos de investidura con la formación de extrema derecha, en varios casos tras un largo tira y afloja con Vox, que aceptó no tener puestos en los Gobiernos. Ciudadanos defendió entonces que no negociaba con la extrema derecha, aunque al final tuvo que sentarse con Vox.

El partido de Rivera siempre se ha relacionado con incomodidad con la extrema derecha, con la que ahora lucha por la tercera posición según las encuestas, que de momento sitúan a Vox por delante de Cs. La participación de Vox en los acuerdos de investidura de los Gobiernos de varias comunidades autónomas tensionó internamente a Ciudadanos, porque el sector más progresista rechazaba cualquier entendimiento con ese partido. Esos pactos fueron uno de los motivos, junto con el veto a los acuerdos con el PSOE, de que varios dirigentes de Ciudadanos dimitieran este pasado verano.

Sin embargo, Rivera se sincera y reconoce que ahora mismo no ve probable una mayoría de la derecha el 10 de noviembre. “Ojalá ahora mismo la suma Ciudadanos y el PP diera una mayoría. Pero es verdad que hay posibilidades, o muchas posibilidades, de que no sumemos PP y Ciudadanos”, ha admitido hoy. Por eso, el líder de Ciudadanos propone otra fórmula: que el PSOE, el PP y Ciudadanos alcancen un pacto a tres para la gobernabilidad del país, en torno a las grandes reformas de Estado. “Creo que va a ser la única solución aritmética y política. No va a haber otra solución seguramente el 10-N”, defiende Rivera.

Un “acuerdo de concentración” o “de Estado”, lo llama el líder de Ciudadanos, que no pretende un Gobierno tripartito entre PSOE, PP y Ciudadanos. “Yo creo es que más inteligente un acuerdo de Estado que no un Gobierno tripartito con sillones”, ha expresado. El líder de Cs ya avanzó esta idea el pasado 11 de octubre. Rivera se ha abierto a la posibilidad de un pacto transversal después de haber levantado a principios de mes el veto a cualquier pacto con el PSOE, que mantuvo durante cinco meses tras las elecciones generales del pasado abril, hasta que en los minutos de descuento de la investidura de Pedro Sánchez ofreció una abstención conjunta con el PP, que no prosperó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >