Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villegas y Páramo, núcleo duro de Rivera, dejan Ciudadanos

El secretario general no optará a ningún cargo en el próximo congreso, mientras el secretario de Comunicación abandona la política

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, durante una rueda de prensa el 18 de noviembre. En vídeo, el anuncio de Villegas.

Tras la salida de Albert Rivera como líder de Ciudadanos, su núcleo duro sigue el mismo camino. El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha anunciado este jueves que dejará la dirección del partido tras el congreso que se celebrará la próxima primavera para elegir a una nueva cúpula. Fernando de Páramo, secretario de comunicación, abandona la política y no recogerá su acta de diputado. En su lugar lo hará José María Espejo, número tres en la lista por Barcelona.

Villegas y Páramo eran los dos colaboradores más estrechos de Rivera y los responsables de la última campaña electoral de Ciudadanos, tras la cual el partido se hundió desde 57 a 10 diputados y quedó como sexta fuerza en el Congreso. Villegas la dirigía y Páramo estaba al cargo de la comunicación. Diez días después de la dimisión del líder, ambos han anunciado su marcha del partido.

El secretario general y número dos de Rivera, José Manuel Villegas, tardará algo más en irse porque quiere hacer un traspaso de poderes ordenado a su sucesor y probablemente forme parte de la gestora que va a pilotar el partido hasta que se elija al sucesor de Rivera la próxima primavera. En el congreso no irá en ninguna lista, así que en el mes de marzo se desvinculará por completo de la dirección de Ciudadanos. Tampoco logró escaño en el Congreso en las generales, donde concurría por Almería. Su intención, según fuentes de su entorno, es seguir como afiliado y buscar trabajo en la empresa privada. Abogado de formación, de 51 años, Villegas formaba parte de Ciudadanos desde su fundación como partido de origen catalán, e integraba la dirección desde 2007.

El responsable de la comunicación del partido, Fernando de Páramo, abandona inmediatamente la política, según ha anunciado este mediodía, dos horas después de que Villegas anticipara en una entrevista en Telemadrid su marcha. No recogerá su acta de diputado en el Congreso por Barcelona (fue uno de los pocos dirigentes de la cúpula en lograr un escaño) y en su lugar lo hará José María Espejo, número tres de la lista en esa provincia. "El próximo lunes cumpliré 32 años. De los éxitos se aprende y de las derrotas todavía más. Después de una docena de campañas electorales y cinco años intensos con aciertos y también con errores, con alegrías y con alguna tristeza, de todo ello me llevo un aprendizaje inmenso que me acompañará siempre más allá de la política", escribe en su carta de despedida.

Páramo llegó después al partido, pero se le considera integrante del clan catalán (porque comenzaron todos en el Parlament de Cataluña) que rodeaba a Rivera y dirigía la formación en los puestos clave. Entró en la dirección en 2014 y en 2015 logró un acta en el Parlament. No fue hasta las elecciones generales de este año hasta que no dio el salto al Congreso. A pesar de la deblacle electoral, en la que perdió el escaño prácticamente toda la cúpula, el periodista sí lo conservó, aunque ahora no lo recogerá.

Rivera ha enviado un mensaje de agradecimiento a Villegas través de Twitter, con unas palabras que revelan la estrecha amistad que les une. "El honor ha sido mío, Ville. Eres un trabajador incansable y una de las mejores cabezas que he conocido para la negociación de acuerdos y para la política. Tu paso a un lado es una pérdida para la primera línea política pero es un ejemplo de sensatez y señorío. Un abrazo, amigo".

La salida de Villegas y Páramo tras la marcha del líder facilita la renovación del partido bajo el liderazgo de Inés Arrimadas. La portavoz parlamentaria no será elegida hasta el próximo mes de marzo, en el congreso extraordinario de Ciudadanos que elegirá a un nuevo presidente y renovará la dirección del partido. Arrimadas es la llamada a suceder a Rivera, con el apoyo de todos los sectores de la formación.

En el partido se esperaba la salida de ambos, sobre todo la de Villegas, que como mano derecha de Rivera había trasladado a los más cercanos que seguiría los pasos del líder. En la cúpula hay voces que apuestan también por el paso atrás del resto del círculo de confianza de Rivera, a los que se considera corresponsables del hundimiento electoral: Fran Hervías, secretario de Organización, y Carlos Cuadrado, secretario de Finanzas. Cuadrado, según algunas fuentes de la dirección saliente, también medita abandonar. Hervías, no obstante, ha dado muestras de pretender continuar en la cúpula. El martes, su entorno lanzó una campaña en redes sociales pidiendo a cargos públicos y orgánicos que difundieran en Twitter mensajes en su apoyo. "La prensa y muchos críticos están haciendo leña del árbol caído y ahora van a por nuestro querido Fran Hervías (...) necesitamos que os pronunciéis públicamente en Twitter a favor de nuestro secretario de Organización", decía un mensaje interno enviado a todas las federaciones que desveló El Confidencial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información