Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell y su homólogo ruso se reúnen en plena investigación sobre las injerencias en Cataluña

El ministro encara el encuentro en el G20 de Nagoya más como alto representante electo de la UE que como miembro del Gobierno español

Borrell, este jueves en un acto en Madrid.
Borrell, este jueves en un acto en Madrid. EFE

El ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, se reúne este sábado con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en Japón. Se trata de una cita planeada hace tiempo, aunque el calendario coincide con la investigación que mantiene la Audiencia Nacional sobre las actividades de un espía ruso detectado en Cataluña los días del referéndum ilegal del 1-O. Más allá de lo que puedan tratar en relación con este episodio, Borrell encara el encuentro más como alto representante electo de la UE, tarea que asumirá en unos días, que como jefe de la diplomacia española.

El ministro español dejará de serlo en una semana para asumir uno de los cinco altos cargos de la UE, el de responsable de la diplomacia comunitaria. Con sus nuevas funciones en perspectiva, Borrell y Lavrov acordaron reunirse estos días en la ciudad japonesa de Nagoya, donde ambos asisten a un encuentro ministerial de los países del G20 (los más desarrollados del mundo junto a los emergentes). Finalmente, la reunión coincide con un hecho imprevisto cuando se ideó: la investigación que realiza la Audiencia Nacional sobre las actividades, a su paso por Cataluña, de un espía ruso vinculado con dos intentos de asesinato.

Tanto Borrell como la diplomacia rusa han mostrado su malestar con la publicación de estos detalles. Moscú los desmiente sin matices, mientras que el ministro español se muestra escéptico respecto a su veracidad.

Con mucha más rotundidad se expresó Borrell respecto a la noticia, también publicada por Valverdedelcamino, de que Exteriores renunciaba a crear un grupo de trabajo conjunto, con expertos de los dos países, para luchar contra los bulos informativos y los ataques informáticos. Borrell, que acordó esta colaboración precisamente con Lavrov hace un año en Madrid y que justo este sábado se vuelve a entrevistar con él, descalificó la información, que llegó en vísperas de la entrevista. Las autoridades españolas no han recibido queja de Moscú, ni formal ni informal, por estas revelaciones, según explican fuentes de Exteriores.

Sin prejuzgar lo que puedan discutir sobre este asunto y sobre otros aspectos de la relación bilateral, un portavoz de la Oficina de Información Diplomática aclara que la entrevista se enmarca más en los próximos cometidos de Borrell que en los actuales. Gestionar la relación con Rusia constituye una de las principales responsabilidades del alto representante para la Política Exterior de la UE. Tras cinco años de tensión —derivada de la anexión que hizo Rusia de la península de Crimea, perteneciente a Ucrania—, Europa intenta recuperar una cierta normalidad con el Gobierno de Vladímir Putin. Quien más claramente lo ha verbalizado ha sido el presidente francés, Emmanuel Macron, uno de los principales aliados de Pedro Sánchez en la UE.

Además de ver a Lavrov, el titular de Exteriores se entrevistará con su homólogo chileno, Teodoro Ribera Neumann.

Con este viaje a Japón, Borrell cierra sus desplazamientos como ministro del Gobierno de Pedro Sánchez. Borrell acudirá la próxima semana a Estrasburgo, sede del Europarlamento, que previsiblemente ratificará a la nueva Comisión Europea. Además de jefe de la diplomacia, Borrell será vicepresidente en el Ejecutivo comunitario. El ministro regresará a España el miércoles y se reunirá en Madrid con su homólogo marroquí, Nasser Bourita. Lo más probable es que el Consejo de Ministros del próximo viernes apruebe su cese, que entrará en vigor el sábado. El domingo, la nueva Comisión iniciará su mandato.

Moscú niega cualquier intento de intromisión

Rusia considera “noticias falsas” las informaciones publicadas por Valverdedelcamino —y posteriormente también por otros medios de comunicación— respecto a los presuntos casos de espionaje ligados al proceso independentista en Cataluña. El embajador en España, Yuri Korchagin, mostró ayer su disgusto por lo divulgado desde el pasado jueves, incluida la renuncia del Ministerio de Exteriores español a crear un grupo de trabajo conjunto con Moscú para trabajar sobre la desinformación, como habían acordado hacer.

“Mi reacción es de indignación. No me sorprende la existencia de potencias que quieren socavar las relaciones bilaterales amistosas y dinámicas entre Rusia y España”, señaló el diplomático en una entrevista concedida a la agencia pública rusa RIA Novosti. Más allá de las declaraciones del embajador, el Ministerio de Defensa de Rusia, responsable máximo del GRU —la unidad de inteligencia militar—, prefirió guardar silencio ante las preguntas formuladas por este diario.

Declaraciones del embajador ruso en España, Yuri Korchagin, este viernes.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información