Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arrimadas pide a Pedro Sánchez una reunión con PP y Ciudadanos para explorar un acuerdo de investidura

El presidente del Gobierno está dispuesto a sentarse con Cs, pero no contempla un encuentro a tres

Pablo Casado (PP), Iván Espinosa de los Monteros (Vox), Pablo Iglesias (Unidas Podemos), e Inés Arrimadas (Ciudadanos), durante la ceremonia de apertura de la conferencia del clima. En vídeo, Arrimadas propone a Sánchez "una mayoría de 221 escaños moderados y constitucionalistas". FOTO: Valverdedelcamino | VÍDEO: ATLAS

Inés Arrimadas, portavoz parlamentaria de Ciudadanos, ha movido ficha y ha enviado una carta a Pedro Sánchez para pedirle una reunión a tres con PP y Cs en la que explorar un pacto conjunto para la investidura. Ante un "acuerdo nefasto", el que para la portavoz supone la coalición del PSOE con Unidas Podemos y la abstención de ERC que se está negociando, Cs ofrece una alternativa "de 221 escaños", ha precisado Arrimadas, que suma los diputados de PSOE (120), PP (89), Cs (10) y Navarra Suma (2). Ciudadanos deja abierta la fórmula de Gobierno: bien un Ejecutivo en minoría del PSOE o bien "otras fórmulas", pero no está pensando en compartir gabinete con el PSOE. Tras la oferta de la portavoz, La Moncloa ha contestado que no tiene problema en una reunión con Arrimadas, pero no se abre a una cita a tres.

La salida de Albert Rivera de la política se empieza a notar tímidamente en Ciudadanos, que tras su desplome electoral (de 57 a 10 escaños) comienza a dar pasos proactivos para que salga adelante la investidura de Pedro Sánchez, si bien en una fórmula completamente diferente de la que apuesta el Gobierno socialista en funciones. La oferta anunciada este lunes por la portavoz parlamentaria de Cs, que asegura tener el mandato de la gestora del partido, supone que la formación se abre a un acuerdo con el PSOE —al que se negó durante seis meses Rivera, cuando sumaban 180 diputados—  y que trata de que prospere la investidura de Sánchez.

Arrimadas propone "una solución excepcional" sumando los 221 escaños de los grupos "constitucionalistas y moderados", expresa en la carta que ha enviado a Sánchez en calidad de portavoz parlamentaria de Cs y en la que le pide el encuentro. "Pese a las profundas discrepancias que nos separan, le propongo una alternativa", le dice a Sánchez. Arrimadas plantea una "mayoría sólida" desde la que construir entre el PSOE, PP y Ciudadanos, "un pacto constitucionalista para impulsar grandes acuerdos de Estado que blinden nuestra democracia frente a quienes quieren acabar con ella". Se trata de una fórmula que evitaría que los independentistas tuvieran la llave de la gobernabilidad, algo a lo que Cs se negó antes de la repetición de las elecciones el 10 de noviembre (salvo la oferta de abstención in extremis de Rivera al PSOE, el día que empezaba la ronda de consultas con el Rey).

Cs quiere ser el puente entre el PSOE y el PP, porque en realidad sus votos no serían necesarios en caso de que socialistas y populares llegaran a un acuerdo de gobernabilidad. En todo caso, el PP se mantiene en el no firme a cualquier pacto con los socialistas. Arrimadas está en contacto permanente con los populares, aunque no anticipó al PP su carta a Sánchez. "Quien tiene que moverse y rectificar es el señor Sánchez", enfatiza la portavoz.

El Gobierno socialista en funciones ha respondido a Cs que "no hay ningún problema en que se produzca una reunión con Inés Arrimadas", esto es, el Ejecutivo no está pensando en una cita a tres sino en recibir a la portavoz de Ciudadanos. "Podría ser en los próximos días, una vez que el presidente pueda cumplir con los importantes compromisos internacionales de esta semana", señalan fuentes de La Moncloa, informa Carlos E. Cué. Los socialistas no ven factible una alternativa a la fórmula de coalición con Unidas Podemos y la abstención de ERC, pero sí les gustaría que Cs no obstaculizara la investidura de Sánchez con una abstención.

En esta posición ante la gobernabilidad Cs se encuentra más cómodo. Más allá de los críticos que ya manifestaron en aquella etapa sus discrepancias con el veto al PSOE, en la dirección de Rivera también hay dirigentes que reconocen en privado su incomodidad por su posición anterior de bloqueo. Ahora, esas mismas fuentes enfatizan que se sienten mucho más representados en esta última oferta. En la postura de Arrimadas hay otra novedad: que el partido no se cierra a ninguna fórmula de Gobierno —hasta ahora solo hablaba de un Gabinete en minoría del PSOE apoyado desde fuera— si bien fuentes del entorno de la portavoz sostienen que no está pensando en compartir Ejecutivo con los socialistas.

Arrimadas ha comparecido en el Congreso tras un fin de semana marcado por una reunión tensa en el Consejo General de Cs que aprobó la composición de la gestora. Los audios grabados en el interior del órgano, publicados por Valverdedelcamino, desvelan intervenciones muy críticas de algunos de los presentes, como el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, quien calificó de "bochorno" la reunión del consejo por el método de elección de los representantes en la gestora. Los críticos —minoritarios, porque la gestora se aprobó por el 91% de los votos— censuraron que la gestora sea continuista del núcleo de Rivera, y que el partido no haya elaborado aún un análisis sobre las causas del desplome en las urnas.

"Son opiniones personales y minoritarias", ha valorado la portavoz de Cs, para quien aún "no es el momento de hacer los cambios [en el partido] con la gestora". Arrimadas ha destacado el "abrumador apoyo" que tuvo la gestora en el partido, y se ha quejado de que "sorprendentemente" aunque "por motivos obvios" los medios de comunicación hayan destacado más, en su opinión, las opiniones críticas frente a las favorables.

Rivera vuelve al Congreso para despedirse

El expresidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha aparecido este lunes en el Congreso, tres semanas después de su dimisión, para despedirse de compañeros y recoger enseres.

Rivera ha publicado en su cuenta de Instagram un vídeo en el hemicilo con un mensaje. "Día de despedida. Gracias a todos por haberme permitido representar al pueblo español durante cuatro años en el Congreso", escribe. En exlíder de Cs se despide "¡Hasta pronto, hasta siempre!".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información