Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un matrimonio de octogenarios y su hijo mueren intoxicados por monóxido de carbono en A Coruña

La policía investiga si usaban un generador en su casa de Curtis al fallar el suministro eléctrico por el temporal

Agentes de la Guardia Civil, en una imagen de archivo.
Agentes de la Guardia Civil, en una imagen de archivo. Efe

Un matrimonio de 81 y 86 años y uno de sus hijos, de 52, han aparecido muertos en su vivienda de Curtis (A Coruña) supuestamente a causa de la mala combustión de un generador al que recurrieron por un todavia hipotético corte de luz causado por el temporal Fabien. La policía judicial de Betanzos investiga sobre la posibilidad de que se produjese un fallo en este aparato que producía corriente a partir de combustible y que las tres víctimas falleciesen por inhalación de monóxido de carbono. Los servicios de emergencias recibieron el aviso esta tarde, cerca de las 17 horas, cuando otro hijo del matrimonio se encontró los cadáveres de los ancianos en la cama y el de su hermano en el garaje junto al generador.

Una portavoz oficial de la Guardia Civil ha informado de que durante la tarde trabajan en el lugar, además de los bomberos de Betanzos, una comitiva judicial y varios grupos del instituto armado procedentes de Betanzos, Curtis y Oleiros. Hay, además, miembros del grupo de intervención psicológica en catástrofes para atender a los parientes de los fallecidos, que se encuentran "muy afectados".

La misma fuente recuerda que, de los 60.000 hogares que padecieron cortes de suministro eléctrico a causa de la ciclogénesis explosiva que asoló ayer Galicia, gran parte pertenecían a la provincia de A Coruña, y este fue supuestamente el caso de esta familia. La vivienda donde han sido hallados los cuerpos se encuentra en la parroquia de Fisteus.

En los ayuntamientos de la comarca se produjeron cortes discontinuos, algunos de varias horas, desde el viernes, cuando la borrasca Elsa dio el relevo a Fabien. El aparato generador acabó acumulando gran cantidad de monóxido de carbono en el garaje en la tarde del sábado. El matrimonio, también presuntamente, se acostó sin sospechar nada y su hijo acudió luego al bajo para apagar la máquina, momento en el que el gas letal invadió el domicilio.

De confirmarse la causa de la muerte, estas tres personas de la misma familia se sumarían al balance catastrófico de los últimos días de otoño en la comunidad. El pasado jueves, Elsa se cobró una víctima en Santiago de Compostela. Un hombre de 80 años murió sepultado al caer unos 10 metros del muro del cierre del Parque de San Domingos de Bonaval. Sobre las 22 horas, la central de coordinación de Emergencias recibió un aviso por el derrumbe, que en principio se pensó que solo afectaba a tres vehículos en la Costiña do Monte, pero cuando se empezó a retirar el escombro apareció el cadáver de J.J.P., vecino de la rúa de Teo.

Además, este domingo al mediodía otras dos personas de avanzada edad han sido trasladadas al hospital debido a una intoxicación con monóxido de carbono en su vivienda de Malpica. Según informa el 112, los intoxicados habitan una vivienda en el lugar de A Seaia y se ha confirmado que el gas emanó de un calentador en mal estado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información