Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se acaba el frío: las temperaturas subirán hasta 10ºC de aquí al jueves

La borrasca profunda Brendan enviará a la Península vientos del suroeste, cálidos y acompañados de nubes, que sustituirán a la masa de aire polar

Frio
Capa de niebla sobre Cervera, desde una cámara web de SOS Rioja.

¿Hasta cuándo va a durar el frío helador que sufre España desde hace una semana? Tiene las horas contadas, responde el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) Rubén del Campo. "Las temperaturas subirán hasta 10 grados desde este martes al jueves", avanza el experto, para matizar que esta tregua es solo temporal, ya que el fin de semana volverán a bajar y regresarán las heladas al centro y norte, aunque no serán tan extensas e intensas como las de estos días.

Pero, ¿cuánto frío ha hecho? Menos del que parece. "En buena parte del país se han registrado valores por debajo de los normales, pero no extremos. Para que se pueda hablar de ola de frío, tienen que acumularse tres días en los que al menos el 10% de las estaciones queden entre el 5% de los días más fríos del año y no ha pasado en casi ningún observatorio. En los que sí se han superado los umbrales, las temperaturas no han sido especialmente bajas", explica. Ha ocurrido por ejemplo en Tortosa (Tarragona), donde se ha llegado a -1ºC, y en Valencia, donde este martes la mínima ha sido -1,8ºC, valores poco habituales pero no de récord

Yendo al detalle, las mínimas de lunes y martes han estado entre 3 y 7ºC por debajo de lo normal, una anomalía que ha sido más acusada en zonas de Aragón, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Madrid. Las temperaturas diurnas han sido también entre 4 y 7ºC más bajas de lo normal, sobre todo en las cuencas del Duero y el Ebro a causa de la persistencia de la niebla. "En puntos del Duero han pasado todo el día por debajo de cero. El lunes en León la mínima fue de -6ºC y la máxima fue de -1ºC y algo parecido sucedió en Zaragoza y en Zamora el domingo", detalla.

Los registros más extremos se han producido en las parameras de Cuenca, con -10,1ºC de mínima este martes en Mira, seguido de -9,4ºC en Molina de Aragón (Guadalajara). "Para llegar a ola de frío en Molina, en el llamado triángulo del hielo español junto con Teruel y Daroca (Zaragoza), tiene que bajar a -10,4ºC", subraya Del Campo, que destaca el dato de Sigüenza (Guadalajara), donde el 12 de enero hizo -10,8ºC.

Aunque el tiempo anticiclónico, es decir, nada de lluvia, mucha niebla e inversión térmica, dura ya tres semanas, ha sido en la última cuando han bajado mucho las temperaturas debido a dos factores, la llegada de una masa de aire polar tras un frente que rozó el tercio norte y la persistencia del anticiclón. La masa de aire, al aposentarse en la Península, con una situación anticiclónica tan persistente y noches todavía largas, se ha ido enfriando más paulatinamente. 

"Estamos a mitad de enero, si tiene que hacer frío es ahora", anota Del Campo, que recuerda que, aunque el año pasado hubo dos olas de frío, la última más intensa se remonta a diciembre de 2001: duró más de 10 días, afectó a 32 provincias y en el triángulo del hielo se bajó a -20.

Este episodio de frío intenso acaba este mismo martes, cuando la masa de aire fría va a empezar a ser sustituida por otra de origen atlántico, más templada. "Las heladas quedarán restringidas la próxima madrugada al centro y al este y las mínimas serán más altas, aunque en el triángulo del hielo todavía se bajará a -7/-8ºC", pronostica Del Campo. Ya en Madrid, las heladas serán débiles y en la sierra y la Alcarria, mientras que en la ciudad la mínima subirá a 2/3ºC. En el resto de Castilla-León, salvo en Soria, tampoco helará. 

La subida de las temperaturas mínimas en la mitad oeste —las dos Castillas, Madrid y Extremadura— puede llegar a ser de cinco a seis grados, mientras que las máximas también irán en ascenso. "Este martes suben sobre todo en los valles del Duero y del Ebro, entre cinco y seis grados, aunque depende de que se disipe o no la niebla", matiza el portavoz de AEMET. La mejoría se extenderá a prácticamente todo el país el miércoles, de modo que de aquí al jueves los termómetros sumarán entre 5 y 10 grados según la zona. "Pasaremos de estar por debajo de los valores medios a estar en los normales o incluso por encima".

La causa del cambio en las temperaturas es que el anticiclón se debilita y se desplaza un poco al este, lo que se suma a los efectos de la borrasca profunda Brendan, que dejara mucho viento, lluvia y nieve en las islas británicas. "Brendan ha absorbido otra borrasca atlántica y entre las dos envían a la Península frentes, y antes de ellos, vientos del suroeste, cálidos y acompañados de nubes". Las nubes hacen de manta y evitan que se escape el calor al tiempo que los vientos rompen la inversión térmica y disipan la niebla. 

Los frentes dejarán lluvia, sobre todo en la fachada atlántica. Así, este martes está lloviendo ya en Galicia y el miércoles y el jueves lo hará de nuevo en Galicia y, de forma más débil, en el tercio occidental —Galicia, Asturias, oeste de Castilla-León, norte de Extremadura y puntos de Andalucía occidental—. Las lluvias pueden prolongarse al viernes en el tercio occidental y el extremo norte, sobre todo en Pirineos. Nieva, poca y en la cordillera Cantábrica, sistema Central y Pirineos pero por encima de 1.300/1.500 metros. "Es posible que el sábado llegue otro frente atlántico con lluvias en el oeste que se extiendan a la vertiente mediterránea", concluye el portavoz de AEMET.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información