Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El temporal más crudo del invierno dejará nevadas copiosas a partir de los 300 metros

Las temperaturas bajarán hasta 10 grados, se espera mala mar en el Mediterráneo y vientos de 70 a 80 kilómetros por hora. Se podrán acumular hasta 100 litros de agua en el Levante

Temporal de nieve
Puntos donde puede nevar el domingo, rachas de viento, máximas y mínimas. AEMET

La entrada de una masa de aire polar va a causar a partir de este domingo un fuerte temporal de frío, viento, lluvia, nieve y mala mar, el peor en lo que va de invierno, advierte Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El experto describe un panorama de nevadas copiosas en cotas bajísimas, de 300 a 400 metros e incluso 200, en el este y el norte peninsular, y que pueden alcanzar, aunque de forma más débil, al centro. Las temperaturas se desplomarán hasta 10 grados y la sensación de frío se verá muy reforzada por el viento, fenómeno al que se sumará mala mar en el Mediterráneo y lluvias fuertes, con hasta 100 litros de agua por metro cuadrado en Levante.

El tiempo anticiclónico que, con algún que otro matiz ha dominado la Península desde días antes de Nochebuena, toca a su fin. Primero, un frente atlántico que entró el pasado jueves seguirá dejando este viernes agua en el oeste y norte y vientos en Galicia y el Cantábrico, que irán a menos conforme avance el día. Entre el sábado y el domingo un nuevo frente afectará a casi toda la Península con precipitaciones que avanzarán de oeste a este. El verdadero temporal comenzará el domingo, y durará al menos hasta el miércoles.

Pronóstico del fin de semana. AEMET

Para empezar, hará mucho frío: en muchas regiones las máximas apenas alcanzarán los 0ºC e incluso marcarán temperaturas negativas. El meteorólogo matiza que en zonas como los valles del Ebro y el Duero los termómetros cayeron todavía más de noche la semana pasada de lo que se espera estos días. "Pero el tiempo era estable y no había viento. Ahora, soplará con fuerza del norte y del este, lo que hará que la sensación térmica de frío sea aún mayor", advierte.

¿Cuánto van a bajar las temperaturas? Depende de la zona, pero en general las máximas y las mínimas caerán entre 7 y 10 grados entre el jueves, que fue el día más cálido de esta semana, y el domingo. Lo notarán más en Castilla y León y en el Mediterráneo, donde el jueves subieron y hoy lo harán algo más, hasta los 20ºC. El lunes, se quedarán en apenas 7-8ºC.

El desplome comienza, salvo en la costa mediterránea, este mismo viernes y será por fases, continúa el meteorólogo. El sábado caerán de Madrid al Mediterráneo, con entre 6 y 8ºC menos en Murcia y Valencia. El domingo volverán a caer de forma notable en la mayor parte de la Península, mientras que el lunes lo harán en el Mediterráneo. Las mínimas más extremas probablemente aparezcan la madrugada del lunes al martes. Las heladas afectarán a buena parte del interior, sobre todo al norte y el este, con valores que en el llamado triángulo del hielo —Molina de Aragón (Guadalajara), Teruel y Daroca (Zaragoza)— bajarán a -6º y -8ºC, lejos de los -10,8ºC a los que bajó en Sigüenza (Guadalajara) el 12 de enero. Llegan así, puntuales a su cita, lo que el acervo popular llama los santos de hielo (San Antonio el día 17 y San Sebastián, el 20).

Pero no solo va a hacer frío. En la fachada mediterránea se espera un "importante episodio de lluvias", que serán persistentes, abundantes e intensas en la Comunidad Valenciana, sur de Aragón, Cataluña, Murcia y Baleares. Se pueden acumular hasta 80-100 litros por metro cuadrado en el sur de Valencia y el norte de Alicante a lo largo del lunes. También se prevé que llueva en el resto de la Comunidad Valenciana, aunque no tanto.

Como las temperaturas van a ser bajas, la nieve hará acto de presencia con una cota estará por los suelos. En el Mediterráneo caerá a 300/400 metros, mientras que en el tercio norte puede ser incluso algo más baja, explica del portavoz de Aemet. En el Mediterráneo, se pueden producir además desplomes puntuales de aire frío, en los que la cota puede ser ocasionalmente de 200 metros o menos. "Sobre todo, nevará en el sur de Cataluña, sur de Aragón, norte e interior de Comunidad Valenciana y este de Castilla-La Mancha, donde se pueden acumular muy probablemente a partir de 400/500 metros más de 10 centímetros de nieve", alerta el experto.

Puede nevar también en puntos de Murcia y de Andalucía oriental y pueden llegar algunos copos a otras zonas como Castilla y León, el resto de Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid. ¿Nevará en Madrid capital? "En la zona centro va a nevar. El domingo es muy difícil que nieve en la capital, aunque no lo descartaría del todo. El lunes las probabilidades son algo mayores, aunque no sería una nevada intensa", responde el experto, que añade que todo depende de que la humedad llegue con suficiente enjundia. También habrá un temporal marítimo importante en Baleares y el Mediterráneo peninsular, con olas de tres a cuatro metros, y los vientos serán fuertes en el Mediterráneo y en el norte, donde pueden superar los 70 y 80 kilómetros por hora.

La causa de este brusco cambio de tiempo es la entrada de una masa muy fría de aire polar, es decir, de latitudes muy altas, que va a provocar que la atmósfera se inestabilice en el entorno del tercio oriental peninsular y Baleares y se forme una borrasca en el Mediterráneo occidental. Entre esta borrasca y las altas presiones que se van a reforzar en las islas Británicas se creará un pasillo de vientos, que en algunos puntos serán del norte, en otros del noreste y en otros del este. "Donde sean del noreste y del este tendrán mucho recorrido por el Mediterráneo, por lo que se humedecerán lo que, junto con la inestabilidad de la borrasca, dará lugar al abundante e intenso temporal de precipitaciones", avanza el meteorólogo.

Del Campo subraya que las zonas donde más va a llover o nevar son de momento difíciles de determinar, ya que depende de dónde se sitúe una borrasca que aún no se ha formado y que se espera que lo haga en el Mediterráneo occidental o el norte de Argelia. "Una pequeña variación de unas decenas de kilómetros puede cambiar mucho el resultado", detalla.

¿Y cuando amaine el temporal?

Como recuerda el veterano meteorólogo Ángel Rivera en su blog, tras este temporal, aunque todavía es pronto para saberlo, lo que suele pasar es que el cielo se despeje, el viento se calme y se quede la situación muy estable y con nieve en el suelo, lo que hace que en zonas del interior como este de Castilla-La Mancha y de Castilla y León y sur de Aragón se llegue a los valores más extremos de la Península, los espectaculares -20ºC.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información