Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los críticos de Cs miden fuerzas para estudiar una alternativa a Arrimadas

Igea reúne a cuadros medios de cuatro comunidades para analizar cómo llevar a todas las agrupaciones su propuesta de modelo de partido

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

El debate interno en Ciudadanos ha aflorado hacia el congreso del próximo marzo. La corriente crítica del partido, encabezada por el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, ha comenzado a organizar una posible candidatura alternativa a Inés Arrimadas, en caso de que ella no asuma un cambio de modelo de partido. Este viernes se celebra en Oviedo la primera reunión preparatoria con cuadros de cuatro comunidades autónomas. Su primer paso será llevar el debate sobre el modelo organizativo a las agrupaciones de todo el país.

Francisco Igea repite una y otra vez que no tiene intención de presentarse contra Inés Arrimadas para intentar convertirse en el nuevo presidente de Ciudadanos, pero tampoco oculta que acaba de iniciar un camino que puede terminar perfectamente con su candidatura a la presidencia del partido en el congreso del próximo marzo. El vicepresidente de Castilla y León ha emprendido una batalla para transformar el modelo organizativo de Ciudadanos, desde el centralismo que lo caracteriza a un sistema descentralizado, que espanta a la dirección porque cree que acabaría con su seña de identidad de discurso único en toda España. Igea pretende que Arrimadas asuma este cambio de modelo y apoyarla para la presidencia, pero si no lo hace —y constata que su alternativa tiene suficiente apoyo de la militancia— se postulará contra ella, según asegura a Valverdedelcamino. Ya ha empezado a armar esa alternativa.

El vicepresidente castellanoleonés ha comenzado a dar pasos para esa posible candidatura: este viernes ha convocado la primera reunión de críticos, con cuadros medios y militantes de cuatro comunidades autónomas: Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria. La cita es en Oviedo y el objetivo es analizar cómo van a presentar a las agrupaciones de todo el país su propuesta de organización. “Necesitamos saber si la gente quiere este modelo o no. Yo no me voy a presentar con un modelo de partido en el que no creo. Queremos un sistema participativo en el que la militancia pueda elegir a las ejecutivas autonómicas”, afirma Igea.

El sector crítico quiere que los militantes elijan directamente a las ejecutivas y a los líderes autonómicos. En el sistema actual, es la ejecutiva nacional la que nombra las direcciones regionales, incluidos los líderes, y los destituye. Según los críticos, este sistema diluye los contrapesos internos y permite un liderazgo cesarista en el que se dificulta el debate interno. “Si todos los niveles fueran electos, rendirían cuentas a los afiliados, no a la dirección”, defiende Orlena de Miguel, exportavoz en Castilla-La Mancha y recientemente destituida por la gestora tras haberse apartado de las últimas decisiones de la cúpula.

La gestora ha propuesto que los territorios ganen peso, con un nuevo órgano que reuniría a todos los líderes regionales, cuyas decisiones, no obstante, no serían vinculantes. Para los críticos es claramente insuficiente: Igea los tachó de “estatutos leninistas”. “En todos los niveles territoriales de la organización se suman cargos que proceden de las bases con otros designados por el comité ejecutivo. Se podrá discrepar, pero no se puede dudar de su naturaleza democrática”, contrapone en una tribuna en ElConfidencial.com Andrés Betancor, uno de los autores de la ponencia de la gestora. Arrimadas, por su parte, quiere avanzar en la participación pero rechaza que los militantes elijan a los líderes regionales. “En mi proyecto va a haber un partido mucho más participativo, pero desde luego no un partido de baronías, que es lo que quieren algunos. Yo quiero más participación sectorial, por ejemplo. Hay un modelo, que es el de baronías, que sabemos muy bien cómo funciona. Lo conozco por el PSOE y por el PSC”, subrayó desde Fitur.

La corriente crítica que lidera Igea pretende llevar el debate sobre el modelo de partido a todas las agrupaciones del país, ya que la ponencia de estatutos de la gestora puede ser enmendada por los afiliados. El grupo que se reúne este viernes en Oviedo va a estudiar cómo recorrer, una a una, todas las agrupaciones. En ese proceso esperan pulsar la opinión de la militancia y constatar si hay “agua en la piscina” para ir adelante con una candidatura alternativa. De prosperar, buscarían abanderar el apoyo de las bases porque la práctica totalidad de los dirigentes respalda a Arrimadas.

El debate hacia el congreso gira en torno al modelo de partido y no a la estrategia, a pesar del desplome electoral y de que el año pasado la dirección se quebró por las discrepancias sobre el veto a pactar con el PSOE. La ponencia de estrategia elaborada por la gestora no suscita ninguna crítica. “¿Qué vas a discutir? No hay ningún análisis de en qué nos equivocamos. Todo lo que dice es suficientemente amplio o ambiguo para que todo el mundo pueda verse reconocido”, sostiene un dirigente crítico que aún no ha decidido si apoyaría a Igea. “Todos estamos de acuerdo en el regreso al centro. Pero si tienes un modelo en el que todas las decisiones recaen en tres o cuatro personas nos podríamos volver a equivocar”, afirma De Miguel. El viaje al centro está decidido, la discusión es con qué barco emprenderlo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >