Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cronología de víctimas mortales de violencia de género de 2019

Cincuenta y cinco mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año, 1.033 desde que empezaron a contabilizarse en 2003

Violencia machista
Manifestación contra la violencia de género en Madrid.

Cincuenta y cinco mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España en lo que va de 2019, cuatro más que en todo 2018, según el balance de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, actualizado a 4 de diciembre. La última víctima incluida es Alexia Paola Carralero, de 38 años, asesinada presuntamente en Vicálvaro (Madrid) por su pareja el pasado 30 de noviembre. Aunque inicialmente se descartó una muerte violenta, los investigadores hallaron indicios de que pudo ser intoxicada por su pareja. La víctima no tenía hijos menores de edad y no existían denuncias previas por violencia de género. Con ellas, son 1.033 las mujeres asesinadas desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron a contabilizar oficialmente. Hay además tres casos en investigación, sucedidos el 7 de junio en Huelva, el 21 de junio en Santa Cruz de Tenerife y el 30 de agosto también en este municipio.

La primera víctima mortal de 2019 fue Rebeca Alexandra Cadete, asesinada el 3 de enero presuntamente por su novio en Laredo (Cantabria). Cuarenta y seis menores se han quedado huérfanos a causa de la violencia machista y dos niños fueron asesinados por sus padres.

Por comunidades, Andalucía encabeza el listado con 13 mujeres asesinadas, seguida de Cataluña, con 9, y Canarias, con 8. Por edades, el grupo más numeroso con 22 víctimas es el de mujeres entre 41 y 50 años. Después, con 10 víctimas, están el grupo de entre 21 y 30 años y el de 31 a 40. Treinta y tres de las víctimas mortales eran españolas. Solo en 11 casos había denuncias previas contra el agresor. En cinco de los casos se habían llegado a tomar medidas de protección, aunque en uno de ellos ya no estaba en vigor. Treinta y seis de las mujeres convivían con su agresor. 

El año pasado se cerró con 51 mujeres asesinadas. Se incluye también a Vianca Alejandra Roca, de 25 años, cuyo cuerpo fue hallado en el río Congost, en Granollers, el 9 de septiembre de 2018, aunque su caso no ha sido confirmado como un asesinato machista hasta casi un año después, tras la detención e ingreso en prisión provisional de su pareja, Joel Pérez.  

El 016 es el número de atención a las víctimas de violencia de género. No deja huella en la factura, pero hay que borrarlo del registro de llamadas.

Enero

Puerta de la vivienda de la mujer asesinada en Laredo.
Puerta de la vivienda de la mujer asesinada en Laredo.

3 de enero en Laredo (Cantabria): Rebeca Alexandra Cadete

Rebeca Alexandra Cadete, de 26 años, fue apuñalada hasta la muerte presuntamente por su novio, Tomás Maestre Ramírez, de 29, que fue detenido. No tenía antecedentes por violencia machista y no constaban denuncias previas de la víctima contra el arrestado. La joven tenía un hijo de cinco años que había dejado hacía tres con su familia en su país de origen, República Dominicana. 

12 de enero en Fuengirola (Málaga): Leonor Muñoz González

Una mujer de 47 años y nacionalidad española, Leonor Muñoz González, murió apuñalada en su vivienda de Fuengirola (Málaga) a manos presuntamente de su expareja, un hombre de origen alemán de 50 años, que fue detenido en un hospital de Marbella. Fuentes policiales informaron de que no constan denuncias por malos tratos ni órdenes de alejamiento contra él. El hijo de la víctima, de 16 años, lo vio todo y resultó herido leve en el suceso.

13 de enero en Lanzarote: Romina Celeste Núñez

Romina Celeste Núñez, de 28 años y nacida en Paraguay, desapareció el 1 de enero en Costa Teguise (Lanzarote), pero su marido, Raúl Díaz Cachón, de 44 años, no denunció su falta hasta una semana después. El día 13, el hombre fue detenido tras confesar que la encontró muerta, se asustó y tiró su cadáver al mar en distintos puntos de la costa. Ingresó en prisión acusado de haber matado a su mujer y de malos tratos habituales. El cadáver de la joven todavía no ha sido localizado, aunque el caso se incorpora al listado oficial el 10 de julio. Núñez había denunciado a su marido por malos tratos dos días antes de su boda.

15 de enero en Toreno (León)

Rebeca Santamalia, junto a José Javier Salvador, en 2005 durante el juicio por la muerte de su esposa, en la Audiencia de Teruel.
Rebeca Santamalia, junto a José Javier Salvador, en 2005 durante el juicio por la muerte de su esposa, en la Audiencia de Teruel.

Una mujer de 95 años falleció en el hospital, donde llevaba tres días ingresada tras ser presuntamente agredida por su marido, también de 95 años y que fue detenido, en la residencia de mayores en la que vivían los dos en la localidad de Toreno (León).

19 de enero en Zaragoza: Rebeca Santamalia

La abogada Rebeca Santamalia Cancer, de 47 años, fue hallada muerta en Zaragoza en la vivienda de José Salvador Calvo, que estaba en libertad condicional desde 2017 tras haber cumplido cárcel durante 14 años por haber matado a su mujer. Santamalia había sido su abogada defensora y ahora mantenía una relación sentimental con este hombre de 50 años, razón por la cual este crimen es considerado violencia de género. La Delegación del Gobierno en Aragón confirmó estos extremos, así como el suicidio de Salvador. Santamalia era madre de un hijo de 14 años.

26 de enero en Dos Hermanas (Sevilla): Rosa Romero

Una mujer de 67 años, Rosa Romero Rueda, fue asesinada a golpes por su marido, Emilio V.T., de 68, en el domicilio familiar en Dos Hermanas (Sevilla), que fue detenido. El hombre llamó al 112 para confesar el crimen. Fuentes municipales precisaron que no constan denuncias por violencia machista ni en el registro de la Policía Nacional, ni en el de la Policía Local ni en la Delegación de Igualdad municipal.

30 de enero en Reus (Tarragona): Kelly M. Q.

Se llamaba Kelly M. Q., tenía 17 años y estudiaba 4º de ESO. Murió asesinada presuntamente a manos de su novio, Mauricio, en un piso de Reus. Tras el crimen, el agresor, de 19 años, saltó por el balcón de un quinto piso. Fuentes policiales confirmaron que el hombre, nacido en la República Dominicana, tenía antecedentes, aunque no por violencia machista.

Febrero


3 de febrero en Santa Cruz de Tenerife: Rosa María Concepción Hernández

Un hombre de 57 años fue detenido como presunto autor de la muerte a golpes de su tía, Rosa María Concepción Hernández, de 60, en Tenerife. La Delegación del Gobierno confirmó que, como sospechaban los investigadores, se trata de un nuevo caso de violencia de género, ya que la víctima y el presunto agresor vivían en el mismo domicilio y mantenían una relación. 

Es es la única asesinada de 2019 que había denunciado a su agresor. Según la Delegación del Gobierno, fue asistida en 2014 por una denuncia por malos tratos en el ámbito doméstico, por lo que al hombre se le impuso una medida de alejamiento por un año —en aquel momento no constaba la relación sentimental. En julio del año pasado, también recibió asistencia médica en el hospital de La Palma por golpes infligidos por su pareja, pero no quiso cursar denuncia ante la Guardia Civil. 

8 de febrero en Alcalá de Henares (Madrid): Daría Oliva Luna

La policía detuvo a Manuel Moreno Agudo, español de 42 años, en Alcalá de Henares, después de que los agentes hallaran el cuerpo descuartizado de una mujer en el interior de un congelador. Días después, se confirmó que la mujer era su novia, Daría Oliva Luna, de 22 años y con doble nacionalidad rusa y española, y que murió tras recibir dos puñaladas por la espalda. Llevaba desaparecida cerca de un año y medio.

9 de febrero en Planes (Alicante): Sheyla Chazarra Moyano

Un hombre de 34 años, Jorge Balaguer Catalá, llamó el día 9 a la Guardia Civil y aseguró que había encontrado muerta a su pareja, de 29, tras despertarse por el llanto del hijo que tienen en común. Pero no fue un suicidio, como trató de fingir el hombre. Dos días después, el individuo fue detenido como presunto asesino de la mujer, Sheyla Chazarra Moyano, que fue degollada. Ambos residían en Planes (Alicante) y provenían de la vecina Alcoy. La mujer tenía cinco hijos.

Marzo


Unas doscientas personas muestran ante la antigua sede consistorial de Estepona (Málaga) su repulsa por el asesinato de una mujer de 58 años.
Unas doscientas personas muestran ante la antigua sede consistorial de Estepona (Málaga) su repulsa por el asesinato de una mujer de 58 años. EFE

8 de marzo en Madrid: Estrella Domínguez

Un hombre de 81 años, Luis Díaz Pintado, mató a tiros presuntamente a su mujer, Estrella Domínguez Menéndez, de 63, tras haber mantenido una fuerte discusión en su vivienda del distrito madrileño de Ciudad Lineal. Después, el supuesto autor se descerrajó un disparo, también en la cabeza, que le causó inmediatamente la muerte. No existían denuncias ni órdenes de alejamiento.

9 de marzo en Estepona (Málaga): Gloria Tornay

La española Gloria Tornay Naranjo, de 58 años, fue presuntamente asesinada a puñaladas por su marido, un británico de 55 años, en Estepona (Málaga) en presencia de su hijo, de 15 años, al que echó de la casa. El menor intentó después entrar en la vivienda unifamiliar por una ventana y por la puerta, pero no pudo. La mujer no había denunciado malos tratos. El hombre, con heridas leves en ambas muñecas, fue dado de alta al día siguiente.

Miembros de la Guardia Civil y servicios funerarios en la casa de Loeches donde se produjo el crimen.
Miembros de la Guardia Civil y servicios funerarios en la casa de Loeches donde se produjo el crimen.

10 de marzo en Valga (Pontevedra): María Jesús Aboy

Un hombre de 46 años, Javier Bello Ferreirósacabó presuntamente con la vida de su mujer, María Jesús Aboy, de 43, a tiros en su vivienda en Valga (Pontevedra) y después se suicidó. El presunto asesino disponía de licencia de armas porque era aficionado a la caza y poseía dos escopetas. La Guardia Civil cree que perpetró el crimen con una de estas armas. Fue la hermana de la víctima, que se desplazó a la casa al ver que el matrimonio no acudía a una cita, la que halló los cuerpos sin vida de ambos. La pareja tenía dos hijos en común, mayores de edad.

25 de marzo en Loeches (Madrid): María

Un hombre de 49 años mató presuntamente a su esposa, María, de 39, en Loeches, al este de Madrid, y después se ha quitado la vida cortándose las venas. La hija mayor de la pareja, de 11 años, encontró los cadáveres y, ensangrentada, bajó al supermercado Dia que hay debajo de su casa y en el que sus padres trabajaban. El alcalde de la localidad, Antonio Notario, contó que la menor avisó a los trabajadores del establecimiento de lo que había sucedido y estos a la Policía Local. También confirmó que en la vivienda estaba también el hermano de la niña, de 5 años, que dormía "y no se enteró de nada". No existían denuncias por violencia de género.

Abril


2 de abril en La Laguna (Tenerife): María Soledad Bobet Castro

Todo apuntaba a un accidente de tráfico, pero la policía seguía investigando y detuvo en La Laguna (Tenerife) a un hombre, Juan Carlos Alfonso, de 53 años, por la muerte de su expareja, María Soledad Bobet Castro, de 47, a quien supuestamente roció con gasolina y le prendió fuego. El vehículo en el que viajaban el presunto autor del crimen y la víctima se estrelló contra una farola en La Laguna el 16 de enero. Cuando llegaron los servicios de emergencia, hallaron solo el cadáver calcinado de la mujer. Su acompañante se dio a la fuga y fue localizado horas después en un centro hospitalario tras sufrir heridas en los brazos y piernas.

2 de abril en Rojales (Alicante)

Apenas tres horas después de aterrizar en el aeropuerto de Alicante, una mujer de 34 años y origen húngaro fue encontrada muerta en un apartamento en la urbanización Pueblo Bravo de Rojales (Alicante). Su pareja, de 49 años y de la misma nacionalidad, fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio. Ni la víctima ni su presunto agresor, cuyos nombres no se han hecho públicos, estaban empadronados en el municipio de Rojales, aunque no se ha podido confirmar si eran turistas de vacaciones o si pretendían establecerse en España.

7 de abril en Vinarós (Castellón): Nelea Severa

El cadáver de Nelea Severa, la mujer de 26 años desaparecida en la localidad castellonense de Vinaròs desde mediados de febrero, fue localizado por agentes de la Guardia Civil en la medianoche del sábado en Ulldecona (Tarragona), enterrado y con signos de violencia, según ha informado la Comandancia de Castellón.

11 de abril en Puerto Rico (Gran Canaria): María V.

L. E. A., un hombre sueco de 45 años, fue detenido acusado de matar a su pareja, María V., de 42 y la misma nacionalidad, en el municipio grancanario de Puerto Rico. El cadáver fue encontrado en su apartamento, donde vivían desde hace varios años, después de que el detenido llamase a los servicios de emergencia. Fue detenido por la Guardia Civil, a la vista de la explicación del hombre y los golpes que presentaba el cuerpo.

20 de abril en Olot (Girona): Irene López

Los Mossos d’Esquadra detuvieron  a un agente del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de 38 años como presunto autor de la muerte de Irene López, su pareja, en Olot (Girona). El cadáver de la víctima fue localizado de madrugada por la hija de la mujer —de 14 años y fruto de una relación anterior— cuando la menor regresó a casa tras haber salido con unos amigos.

24 de abril en Adeje (Tenerife): Silvia Handrick

La Guardia Civil halló los cuerpos de Silvia Handrick, de 39 años y el su hijo mayor, Jakob, de 10, alemanes desaparecidos en el municipio de Adeje (Tenerife). Ambos se encontraban dentro de una gruta, de la que el hijo menor, Jonás, de siete años, logró escapar y denunció que su padre les estaba agrediendo cuando logró huir. Unos excursionistas encontraron al pequeño lleno de tierra y llorando en un sendero en la zona de Taucho, un monte al sur de la isla. Llevaba cinco horas en shock deambulando por el monte solo. El padre, Thomas Handrick, de 43 años, fue detenido.

Mayo


1 de mayo en Parla (Madrid): Juana Ureña

La Policía Nacional halló la madrugada del 5 de mayo el cadáver de una mujer que presentaba signos de violencia en una vivienda de la localidad madrileña de Parla y que llevaba varios días muerta. La víctima, Juana Ureña, nacida en 1972 y de nacionalidad española, había denunciado episodios de violencia machista y tenía una orden de alejamiento, pero había reanudado la convivencia con su pareja. El supuesto autor ya fue detenido en febrero por haber quebrantado la orden de alejamiento, según estas fuentes. La policía lo busca, pero se teme que haya huido a Marruecos.

9 de mayo en Torre-Pacheco (Murcia): Lourdes Mantilla

Lourdes Mantilla, ecuatoriana de 42 años, fue hallada muerta en su domicilio en la noche del 9 de mayo, después de que unas amigas alertaran de que no se había presentado al trabajo. Su pareja, Marco Vinicio, fue detenido en el aeropuerto de Alicante a la mañana siguiente con un billete comprado para huir a Ecuador, de donde también era originarios. Los indicios apuntan a que la víctima fue asfixiada, según fuentes de la Guardia Civil. La mujer estaba tendida en su cama, desnuda y con una rosa en el pecho, según dichas fuentes.

30 de mayo en Agüimes (Gran Canaria): Lilium

Lilium, de 38 años y origen colombiano, fue asesinada en de un disparo en la cabeza por su pareja, José M. R., de 47 años. Tras ello se suicidó con la misma arma. Los cadáveres fueron encontrados por la hija de la víctima, cuando, preocupada por no saber nada de su madre, acudió al domicilio y con la ayuda de un vecino tiraron abajo la puerta.

Junio


3 de junio en Iznájar (Córdoba): Piedad

Piedad, de 50 años, fue asesinada con una escopeta por su marido, Juan Antonio, de 53, que se suicidó con el mismo arma. Los cadáveres fueron hallados por uno de los hijos en la casa de la pareja. El hombre dejó unas notas manuscritas. Su mujer, que "tenía diagnosticada una esquizofrenia con medicación prescrita", según fuentes cercanas a la investigación, "parece que esa situación detonó el asesinato".

3 de junio en San Fernando (Cádiz): Manuela B. B.

Manuela B. B., de 61 años, no murió sola en su casa de San Fernando, en Cádiz, aunque todo su entorno creyó eso cuando encontraron su cadáver el 3 de junio, dos semanas después de haber fallecido, tendido en el suelo de su dormitorio y en avanzado estado de descomposición. A Manuela la mató su pareja un día de mediados de mayo. Ella le había denunciado por maltrato un mes antes. Finalmente, la autopsia determinó que Manoli, como la conocían, sufrió una muerte violenta por asfixia. Él, de 41 años y original de Puerto Real, fue detenido el 8 de julio. 

10 de junio en Alboraya (Valencia): Beatriz Arroyo

Beatriz Arroyo, de 29 años, fue asesinada por su pareja, de 48, que después se suicidó saltando por el balcón de su casa, situado en un quinto piso. Ambos mantenían una relación desde hacía cuatro años. La madre de la mujer acudió a la comisaría de la Policía Local, preocupada porque su hija no contestaba al teléfono ni se había presentado en el trabajo. Los agentes acompañaron a la madre a la vivienda. Al no contestar nadie al timbre, la policía avisó a los bomberos, y cuando estaban accediendo al piso, el hombre homicida saltó por el balcón. Dentro encontraron el cuerpo de Beatriz, con heridas de arma blanca.

12 de junio, Málaga: Dana Leonte

Dana Leonte, de 31 años, estuvo desaparecida más de 100 días desde el 12 de junio en Málaga, adonde llegó desde Rumanía con 17 años. Su pareja, Sergio R., fue detenida en septiembre y el 2 de octubre la Delegación del Gobierno confirmó que había sido un asesinato por violencia de género. Deja una hija, Lucía, con 10 meses y que había tenido con su agresor. Queda a cargo de los servicios sociales. 

 

14 de junio en Córdoba: Ana Lucía da Silva

Ana Lucía da Silva, de 49 años, es la víctima mortal número 1.000 de la violencia machista. El cadáver de la mujer, procedente de Brasil, fue encontrado junto al de su pareja, Salvador Ramírez, por los bomberos que acudieron a una vivienda en el barrio cordobés de Valdeolleros tras un aviso de incendio. El equipo de Policía Judicial que se dirigió hasta el lugar minutos más tarde encontró un escenario “poco habitual” para un incendio, según fuentes policiales. Desde entonces, la hipótesis de que él había asesinado a la que era su pareja cobró peso. Ramírez estaba en libertad condicional desde febrero de 2018, tras ser condenado a 17 años de prisión por matar a su esposa, Amanda del Carmen Cabeza, en 2002. Da Silva tenía cinco hijos. Una, de 16 años, residía con ella en España.

21 de junio en Terrasa: Mónica Borrás

Mónica Borrás, desaparecida desde el 7 de agosto de 2018, es la víctima 1.001. Jaume Badiella, el hombre de 54 años detenido por la desaparición de quien fuese su pareja confesó el crimen después de que los Mossos hallasen el cadáver de una mujer en la vivienda que compartían ambos. El hombre, al ver desenterrar el cuerpo, se derrumbó y explicó que se trataba de Borrás.

Julio


2 de julio en Rute (Córdoba): Piedad Cruz

Piedad Cruz, de 42 años, estaba licenciada en Psicología aunque en la actualidad era ama de casa. Su marido, Juan Rosales, de la misma edad, la asesinó a martillazos en su casa en Rute. Posteriormente, huyó en coche con los dos hijos de la pareja, de seis y diez años, hasta Madrid, desde donde llamó a la policía para confesar el crimen. El matrimonio era oriundo de Iznájar (Córdoba).

8 de julio en Salas de los Infantes (Burgos): Monika Asenova

La Guardia Civil detuvo a un hombre de 39 años como presunto autor del asesinato con un arma blanca de Monika Asenova, su pareja, de 29 años, con la que tenía dos hijas. El supuesto homicida se entregó en el cuartel del instituto armado y confesó lo sucedido. Vivían separados desde el pasado 28 de junio. En la mañana del crimen, ella se había acercado a la casa donde vivía él detenido a recoger algunas cosas. Fue entonces cuando el hombre la apuñaló. La mujer se precipitó desde una ventana, aunque no se sabía si cayó porque él la empujó o porque ella trataba de huir. Pilar, una vecina que vio a Monika en el suelo, afirma que esta le dijo antes de morir: "Mi marido me ha clavado el cuchillo y me ha tirado".

13 de julio en Elche (Alicante): María Asunción Pérez Ibarra

María Asunción Pérez Ibarra, de 47 años, murió apuñalada en el garaje de su vivienda cuando salía para dirigirse al trabajo. Su pareja, un hombre de 51 años, con el que había iniciado los trámites de separación 10 días antes, la estaba esperando. Según fuentes policiales, el presunto agresor, rodeado de testigos, manifestó abiertamente que "había matado a su mujer". Ambos tenían dos hijos, de 17 y 21 años.

15 de julio en Almería: M.D.N.N

El cadáver de M.D.N.N, de 39 años, fue hallado el 15 de julio en Almería en avanzado estado de descomposición. Se encontraba en una vivienda vacía, bajo un colchón apoyado sobre la pared. Su expareja, M.N.A., de 50 años, pudo haberla matado tras salir de prisión a principios de este año tras cumplir una pena por un atraco a mano armada, según fuentes judiciales. Ambos se habrían conocido en la cárcel y tenían una hija en común de dos años y cuatro meses. Ella tenía otra hija y dos hijos menores. El 31 de octubre, se confirmó su muerte como un asesinato machista y el juez ordenó el ingreso en prisión provisional de M. N. A.

17 de julio en Cortes de la Frontera (Málaga): María Elena Peinado

Juan Román, de 54 años, militar jubilado, se dirigió a la vivienda que compartía con su mujer, María Elena Peinado, de 47 años, con un rifle. La encontró junto a su hermana en la terraza del inmueble, donde la disparó. Después, salió de casa y se suicidó pegándose un tiro. Ambos eran naturales del municipio y vivían juntos desde hacía algo más de un año, después de casarse.

18 de julio Viladecans (Barcelona): Susana Cortés

Apenas cuatro meses de relación sentimental con Mariano bastaron para que la vida de Susana Cortés, una vecina de Viladecans (Barcelona) de 42 años, se truncase para siempre. En ese tiempo, cuentan ahora sus familiares, él la maltrató, la humilló y la dejó morir mientras grababa su agonía con el móvil. Susana, que padecía diabetes, falleció el 18 de junio tras sufrir una hipoglucemia grave. De entrada, una muerte natural que, luego, no fue tal. Dos meses después, el 18 de septiembre, el hombre ingresó en prisión acusado de los delitos de omisión del deber de socorro, malos tratos y homicidio. Los audios y vídeos en los teléfonos de la pareja lo delataron. La víctima deja huérfano un niño de 13 años.

21 de julio en Villalba (Lugo): María Carmen Vázquez

María Carmen Vázquez, de 47 años, fue hallada muerta en su casa con heridas de arma blanca en el cuello. Había denunciado por malos tratos a su expareja, Manuel Vázquez, de 50 años, del que se estaba separando y sobre el que pesaba una orden de alejamiento. Tras matarla, él se ahorcó en el garaje.

22 de julio en Calpe (Alicante): Rita Riet Jeannine Say

Rita Riet Jeannine Say, de 57 años y origen belga, fue hallada muerta de una puñalada en el tórax en una vivienda de una urbanización situada en la partida Vallesa de Calpe (Alicante), junto a su pareja sentimental, un hombre de 61 años y también belga gravemente herido por arma blanca. Una hija de la mujer, fruto de una relación anterior, encontró el cadáver al volver a casa y dio aviso a la Guardia Civil.

24 de julio en Terrassa (Barcelona): Eva

Eva, de 47 años, era médico en un Centro de Atención Primaria (CAP) de Terrassa. Su marido, un abogado de unos 50 años, la asesinó en su domicilio y se entregó a la policía. Ambos tenían dos hijos menores de edad.

29 de julio en Escalante (Cantabria): María Jesús Rodríguez

La Guardia Civil localizó el cuerpo sin vida de María Jesús Rodríguez, de 52 años, cuando acudieron a su casa a informarla de la muerte de su marido, que se había empotrado con el coche contra un árbol. La mujer presentaba varias heridas por arma blanca, al igual que el cadáver del hombre. Habían comprado una casa unifamiliar en la localidad hace unos dos años. Tenían dos hijos y habían sido abuelos hace poco.

31 de julio en Villagonzalo Pedernales (Burgos): María Josefa Santos

Rafael Velázquez, de 56 años, cogió una escopeta y disparó a su mujer, Josefa Santos, de 55. La mató. Disparó a su hijo, de 29, al que hirió de gravedad, y después se suicidó. La mujer, conocida como Pepi en el pueblo, trabajaba en el comedor del colegio público del municipio. Fue la otra hija de ambos quien avisó a emergencias cuando llegó a la casa, donde vivían los cuatro. 

Agosto


2 de agosto en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona): Nicole Olaechea

Nicole Olaechea, de 21 años, fue asesinada presuntamente a golpes por su expareja, Jimmy Alexander Delgado, de 22 años, el día de su cumpleaños. La joven, que tenía un hijo pequeño con su agresor, ya tenía una causa abierta contra él en su Perú natal por violencia machista. Cuando aún era menor, su familia denunció que Delgado la retuvo dos días en un apartamento, la violó y la tiró desde un segundo piso, según fuentes judiciales. La Fiscalía abrió una causa por lesiones, feminicidio en grado de tentativa y violación, pero ella nunca declaró contra él. Delgado fue detenido.

15 de agosto en Madrid: María del Pilar Cardeñoso Payo

María del Pilar C. P., una cirujana de 48 años, fue asesinada a golpes y a cuchilladas en su domicilio, en el distrito madrileño de Tetuán. Su pareja está en busca y captura. Había enviado fotos del cuerpo a un amigo a quien pidió ayuda para deshacerse del cadáver. La víctima figuraba en el Sistema de Seguimiento Integral de casos de Violencia de Género, después de que la policía detectara, mientras patrullaba, cómo un hombre la agredía en plena calle. Ella no quiso denunciar ni pidió una orden de protección. Tenía un hijo menor de una relación anterior. La policía ha puesto protección a la anterior esposa del presunto asesino, con el que tiene hijos en común, que recibió amenazas por WhatsApp la misma noche de la muerte de María del Pilar.

18 de agosto en Jaén: Dolores L. R

La policía detuvo a un hombre de unos 75 años, que confesó haber matado a su mujer, Dolores L. R., de 74 años, en su domicilio en Jaén. La pareja estaba en trámites de separación, pero no constaban denuncias previas por violencia de género. “La tenía que haber matado, la tenía que haber matado”, es la frase que no paraba de repetir el asesino confeso de Dolores cuando los agentes lo descubrieron encerrado en la habitación contigua en la que yacía su víctima. La mujer murió, a falta de que lo confirme la autopsia, por golpes con una barra de hierro. Presentaba un “un orificio de grandes dimensiones” en la cabeza, según la policía. Descubrió el cadáver una hija en común.   

Septiembre


16 de septiembre en Pontevedra: Sandra Boquete Jamardo

La Policía detuvo a un hombre tras matar a tiros a su exmujer, Sandra Boquete Jamardo, de 39 años, a su exsuegra y a su excuñada en la aldea de Carracido, en Cordeiro, una parroquia de Valga (Pontevedra). Tras cometer el crimen, delante de sus hijos, de cuatro y siete años de edad, José Luis Abet, de 41 años, y vecino de Bertamiráns, en el municipio de Ames (A Coruña), regresó a su domicilio y llamó a la Guardia Civil para confesar los hechos. La pareja estaba divorciada desde enero de 2018. No constaban denuncias previas por maltrato.

17 de septiembre en Madrid: Adaliz Villagra

Un hombre de 42 años fue detenido tras matar a cuchilladas a su pareja, una mujer de 31 años, delante de sus dos hijas de 10 y 8 años en Madrid. Existía una orden de alejamiento de la víctima por denuncias de maltrato. Los hechos ocurrieron en el portal de su vivienda en el distrito de Ciudad Lineal, delante de las niñas. Fue una de ellas la que llamó a los servicios de emergencia para avisar de la agresión. El agresor es de nacionalidad ecuatoriana, y la víctima, paraguaya. 

22 de septiembre en Colonia Sant Jordi (Mallorca): Ika Hoffmann

Un hombre de 59 años y nacionalidad española fue detenido después de asesinar a puñaladas a su pareja, Ika Hoffmann, de nacionalidad alemana y 59 años, en la Colonia de Sant Jordi, en el municipio de Ses Salines, situado a unos 50 kilómetros de Palma, en la isla de Mallorca. No constan denuncias previas por violencia de género.

30 de septiembre en Las Palmas de Gran Canaria

Una mujer fue asesinada a puñaladas la mañana del 30 de septiembre en Las Palmas de Gran Canaria cuando se encontraba trabajando como empleada del hogar de un domicilio particular de la calle Cebrián, ubicada en el barrio de Arenales. Poco después, el presunto agresor y expareja de la víctima se ha quitado la vida.

Octubre


20 de octubre en La Zubia (Granada): Silvia Contreras

Silvia Contreras, esteticista de 40 años, fue asesinada a tiros por su marido, de 43 años, durante la madrugada, en la vivienda que ambos compartían en la localidad granadina de La Zubia. El hombre se suicidó después. Un hijo de la pareja, mayor de edad, halló los cadáveres por la mañana. No existían denuncias previas de la mujer por malos tratos.

20 de octubre en Vic (Barcelona)

Una mujer de 25 años, de la que no ha trascendido su identidad, fue asesinada por su excónyuge, de nacionalidad ecuatoriana, que fue detenido. Los Mossos intervinieron tras recibir un aviso sobre la una del mediodía que alertaba de que una mujer se encontraba muerta en su domicilio. Los agentes hallaron a la víctima con signos de violencia en su casa de un barrio humilde de Vic.

22 de octubre en Dénia (Alicante): Helena Veslos

Helena Veslos, de 44 años, fue degollada por su expareja, Roman Chernov, de 54, del que tenía una orden de alejamiento, en su vivienda en Dénia (Alicante), en presencia de su hija, de 11 años, fruto de una relación anterior. Fueron los gritos desesperados de la niña los que despertaron a los vecinos en la madrugada. Veslos, de origen ruso, al igual que el agresor, llevaba tres años viviendo en la localidad, y estaba rehaciendo su vida, aprendiendo español y en un curso de formación para adultos.

31 de octubre en Castellbisbal (Barcelona)

Una mujer de 41 años fue asesinada por su marido, de 52, en la masía en la que vivían en Castellbisbal (Barcelona). Aunque los vecinos relataron que tenían cuatro hijos menores en común, según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género eran dos. Ambos llegaron a la localidad desde Marruecos hace años y estaban bien integrados. El hombre se presentó sobre las once de la noche en la comisaría de la Policía Local del municipio y confesó haber matado a su esposa. No existían denuncias previas por violencia de género.

Noviembre


25 de noviembre en Granadilla de Abona (Tenerife): Sara

Sara, de 26 años, y Jaime, de 29, llevaban solo tres meses viviendo juntos. Se mudaron a un piso en el barrio de San Isidro, en el municipio tinerfeño de Granadilla de Abona, en el que convivían con la abuela de ella. En la madrugada del 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, él la mató con un cuchillo, que arrebató a la abuela cuando esta trataba de defender a su nieta tras escuchar una fuerte discusión entre la pareja. Fue la propia abuela la que avisó a la Guardia Civil, que detuvo al agresor. No existían denuncias previas por violencia machista.

29 de noviembre en Iznájar (Córdoba): María López

María López, de 86 años y enferma de alzhéimer, murió apuñalada en su casa de la localidad cordobesa. Horas después, su marido, de 93 años, fue detenido como presunto autor del crimen. La Guardia Civil, que acudió al domicilio tras una llamada del servicio de emergencias del 112, encontró al hombre "en la vivienda en estado de shock. Fue detenido tras tomarle declaración. Se trataba de una familia, muy conocida y apreciada en el pueblo, con dos hijas. No existían denuncias por malos tratos.

30 de noviembre en Madrid: Alexia Paola Carralero

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género confirmó el 4 de diciembre que la muerte de Alexia Paola Carralero, de 38 años, fue un crimen machista. Carralero fue hallada muerta el 30 de noviembre en un piso en el distrito madrileño de Vicálvaro, tras una llamada de su pareja, José Luis C. P., de 40 años. Aunque inicialmente no se hallaron signos de muerte violenta, posteriormente los investigadores determinaron que había indicios de que pudo ser intoxicada. El hombre ha sido detenido y ha ingresado en prisión provisional, acusado además de tráfico de drogas. La mujer, que trabajaba de camarera en un bar, no había presentado denuncias por violencia de género contra el hombre, con el que mantenía una relación desde hacía poco tiempo.

Diciembre


2 de diciembre en El Prat de Llobregat: Yúlia S.

Las peleas eran constantes en el número 17 de la calle de Barcelona, en El Prat de Llobregat. “Pero llegaba la policía, ella no denunciaba, y ahí quedaba”, lamenta un vecino. Este lunes, poco antes de las diez de la mañana, la policía volvió al 2º 2ª del bloque de viviendas del municipio barcelonés. En su interior encontraron muerta a Yúlia S., de 41 años. Tenía un corte en el cuello y en otras partes del cuerpo, según fuentes policiales. Su pareja, un hombre español de 44 años, se entregó a la policía poco después como autor del asesinato de su pareja, con quien tenía tres hijos menores de edad. El juzgado informó a la Generalitat ante el posible desamparo de los menores.


Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información