Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOTICIA PATROCINADA i

Viento y sol para llenar la España vacía

Endesa ha impulsado la construcción de parques eólicos y fotovoltaicos en 37 municipios. Una manera de acelerar la transición ecológica y revitalizar comarcas que sufren despoblación

En Logrosán, un pequeño pueblo extremeño, las horas de sol se han transformado en energía limpia. En Muniesa (Teruel), 38 aerogeneradores se nutren del viento de su cielo despejado. Fuendetodos (Zaragoza), que una vez produjo nieve para toda la comarca, hoy aprovecha el cierzo como motor del parque eólico que abastecerá a 19.000 familias. Y en Paradela (Lugo) los peregrinos del Camino de Santiago se maravillan con paisaje, coronado desde hace poco por molinos de viento de 60 metros de alto. Son cuatro de los 37 municipios españoles que se están convirtiendo en productores de energía limpia. En ellos o en sus alrededores se están levantando parques de generación solar y eólica, unas obras que han avivado la vida local durante los meses de construcción. Para estos pueblos, pertenecientes en su mayoría a la España que sufre la despoblación, la llegada de las renovables es un paso hacia la economía verde que da réditos en el presente y puede dar más en el futuro. La inversión, además, se alinea con la transición ecológica en la que está sumida la economía española. De fondo, un objetivo: abandonar los combustibles fósiles para la producción de electricidad.

Parques de renovables en construcción en España

Haz clic en cada icono para ver la capacidad de generación de cada complejo.

"Queremos alcanzar las cero emisiones en nuestro parque de generación para 2050", explica Rafael González, director general de energías renovables de Endesa, la empresa que, a través de su filial renovable Enel Green Power España, está impulsando estos parques. Descarbonizar la generación eléctrica es una de las maneras de mejorar la calidad del aire que respiramos. España ocupa el puesto 62 en la clasificación de los países con peor índice de contaminación, según World Air Quality Report. Un asunto prioritario en las directrices europeas y al que países como China, por ejemplo, han destinado gran parte de sus recursos. "En paralelo tenemos que desarrollar el transporte eléctrico y digitalizar la gestión energética", incide González. Desde 2005, Endesa ha reducido un 89,6% las emisiones de SO2, un 49,9% las de NOx y un 82,8% la emisión de partículas, elementos nocivos para la salud.

En 2019, Endesa prevé instalar 900 megavatios (MW) de potencia eólica y fotovoltaica y 2.000 más para los tres años siguientes con una inversión adicional de 2.000 millones de euros. Un plan de crecimiento que va acorde con el Ministerio para la Transición Ecológica y que posee una distribución diversificada. "Una parte muy importante del proyecto eólico está en Aragón. También tenemos parques en Galicia, Castilla y León y Castilla-La Mancha. Y tendremos en Andalucía en los próximos días", detalla González, que resume las condiciones para que un lugar sea propicio como generador de energía limpia: "Que tenga horas de viento y de sol, que ambientalmente sea viable y que tenga capacidad de conexión a la red".

Mejorar la vida local

Viento y sol para llenar la España vacía

Endesa ha realizado 77 actuaciones y 15 cursos de formación en los pueblos donde se han construido los parques.

  • 20 proyectos de alumbrado e iluminación eficiente.
  • 10 proyectos de eficiencia energética como el bombeo fotovoltaico o la mejora de instalaciones eléctricas y ascensores, entre otros.
  • 10 proyectos de desarrollo económico a través del turismo, como el arreglo de zonas verdes y senderos.
  • Cinco actuaciones de restauración de elementos patrimoniales con especial interés para los municipios.
  • Cursos de formación sobre energías renovables y operación de parques solares y eólicos y montaje de paneles solares con 489 beneficiarios.

Revitalizando la España deshabitada

Una parte del impacto de los complejos de renovables descansa en cómo la hostelería y hospedería de cada municipio se revitaliza durante su construcción. Cientos de trabajadores comen, consumen y duermen en los municipios que los alojan. Un periodo que se hace notar en las arcas municipales y que, además, deja formación y puestos de trabajo para los vecinos, algo que palía la despoblación estructural. En total, Endesa ha formado a unos 500 técnicos para su construcción y mantenimiento.

"Desde la fase inicial de los proyectos trabajamos con las comunidades para fomentar el desarrollo socioeconómico", explica González. "No somos meros inversores de energías renovables, sino que queremos invertir en estos municipios y dar soluciones a sus necesidades a largo plazo".

Entre estas acciones comunitarias, por ejemplo, están las auditorías energéticas que se realizaron a 14 inmuebles en Logrosán para mejorar su eficiencia. En la Asociación de Mujeres de Paradela, donde se reúnen las mujeres de la comarca, se instaló en su sede una estufa de biomasa. Las neveras de Fuendetodos, construcciones de piedra que hace siglos servían para almacenar nieve, están sujetas a planes de conservación. Lo mismo con los senderos, rutas ciclistas y vías que surcan los campos de Paradela, o con el alumbrado de Muniesa, que pronto será led. "No son acciones cortoplacistas. Tenemos acuerdos de colaboración de carácter permanente con los ayuntamientos", detalla González. En total, el montante destinado a estas acciones asciende a 2,2 millones de euros repartidos en 37 municipios.

Trabajadora del parque eólico de Muniesa (Teruel). ampliar foto
Trabajadora del parque eólico de Muniesa (Teruel).

Sostenibilidad más allá de la energía

La sostenibilidad no descansa solo en la naturaleza de la energía generada. La eólica y la fotovoltaica no manchan, pero tampoco ha de hacerlo la obra necesaria para su extracción. Los campamentos base de los proyectos cuentan con paneles fotovoltaicos para autoconsumo y cargadores eléctricos para los vehículos de los empleados. "Reciclamos los residuos y donamos a instituciones del territorio los materiales y sistemas que utilizamos. Es dar valor a todo lo que usamos en la obra", afirma González. "Siempre con sentido de economía circular".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >