Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Huelva arenga a los agricultores que roban agua de Doñana

"Lo estáis haciendo de puta madre", les dice un cargo popular a los freseros tras impedir el cierre de pozos ilegales

"Ahora que no hay ningún móvil grabando", comienza Alberto Fernández, vicepresidente del PP de Huelva, su arenga. "No hay una cosa que le joda más a un político que [los ciudadanos] estén en la calle, que le peguen cuatro gritos", le explica Fernández a los agricultores de Lucena del Puerto (Huelva). "Así que ahí es donde tenéis que seguir peleando, partiéndoos la cara, lo estáis haciendo de puta madre y eso no os lo quita nadie", concluye el político.

Era el día 4 de julio. Y el PP onubense decidió ir a visitar a esos agricultores "afectados por el cierre de los pozos", según informaban los populares. El problema (además de que sí había varios móviles grabando) es que, en verdad, el que está más afectado es el acuífero del que se nutre el parque de Doñana, que ha entrado en una situación de sobreexplotación tras años de captaciones ilegales. Y uno de los puntos negros es, precisamente, Lucena del Puerto.

Una semana antes de la visita de los dirigentes populares, los agricultores de Lucena del Puerto impidieron a los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir proceder a la clausura de más de una decena de pozos ilegales. Los técnicos, que iban acompañados de agentes de la Guardia Civil, no pudieron realizar ese cierre (que había ordenado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía) debido a la gran cantidad de agricultores y vecinos de Lucena que se concentraron en la zona. 

Ese es el contexto en el que se produce la visita, y la arenga del vicepresidente del PP onubense, que anima a los agricultores a seguir presionando, además de lanzar improperios contra los ecologistas y representantes políticos del PSOE. 

"Es inadmisible que un responsable público anime a incumplir la ley y anime a que se impida la ejecución de una sentencia", lamenta Juanjo Carmona, miembro de la oficina que la ONG ecologista WWF tiene en Doñana. "Se está incitando a la violencia contra las fuerzas de seguridad del Estado que van a cerrar un pozo", añade. "Están pidiendo que se incumpla la ley", concluye.

WWF es la ONG que lleva más tiempo denunciando las captaciones ilegales de agua de Doñana. Estos pozos ilegales han hecho que la Comisión Europea denuncie a España ante el Tribunal de Justicia de la UE. También, la Unesco (Doñana es Patrimonio de la Humanidad) ha anunciado que vigilará de cerca la situación del parque por el robo de agua, que se lleva realizando casi impunemente desde hace más de una década.

La ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, también ha reaccionado este sábado a través de Twitter tras darse a conocer el vídeo: "Animar a mantenerse en la ilegalidad y atacar a quien defiende los bienes públicos es una gran irresponsabilidad y la peor manera de afrontar problemas". "Actuaremos para hacer cumplir las normas", ha añadido la ministra, quien también ha dicho que estarán "abiertos a ayudar a quien lo necesite, siempre dentro de la ley".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información