Aliexpress WW
Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las farmacéuticas logran un acuerdo que evita el primer juicio por opiáceos en un tribunal federal

El pacto por 260 millones de dólares solo resuelve los casos de los condados Cuyahoga y Summit (Ohio). Teva anuncia un principio de acuerdo para zanjar las miles de demandas en su contra

Imagen de analgésicos Oxycodon.
Imagen de analgésicos Oxycodon. AFP

A solo una hora de que arrancara en Cleveland (Ohio) el primer juicio por opiáceos en un tribunal federal —un hecho sin precedentes—, cuatro de las cinco compañías demandadas alcanzaron un acuerdo por 260 millones de dólares. La única empresa que se abstuvo del pacto alcanzado la madrugada de este lunes fue Walgreens, la cadena de farmacias minoristas, que enfrentará un juicio en una fecha que se anunciará próximamente. De llevarse a cabo, será el primero de una serie de litigios contra farmacéuticas, distribuidores y farmacias para que paguen por el costo económico que ha supuesto la crisis de los opiáceos en EE UU. 

Este acuerdo in extremis permite a la industria farmacéutica comprar tiempo. Todavía tiene que hacer frente a las cerca de 2.500 demandas pendientes a nivel nacional. El juez Polster ha fracasado hasta ahora en su intento de llegar a un macroacuerdo por 50 mil millones de dólares que zanje las miles de demandas de golpe. “No alenté solo un acuerdo solo para resolver este caso”, lamentó ayer el juez. El pasado viernes convocó a los directores de las empresas acusadas y a los abogados de los demanantes. Tras 11 horas de negociación, no llegaron a puerto.

La farmacéutica Teva busca zanjar sus miles de demandas

Horas más tarde de producirse el pacto entre cuatro empresas y los dos condados de Ohio, la compañía Teva Pharmaceuticals anunció este lunes un principio de acuerdo global para zanjar las miles de demandas en su contra: Hasta 250 millones de dólares en efectivo y la donación de buprenorfina naloxona -comercializado como Suboxone-, un fármaco que reduce la dependencia a las drogas duras, por un valor de aproximadamente 23 mil millones de dólares durante los próximos 10 años.

Teva cerró el principio de acuerdo con los fiscales generales de Carolina del Norte, Pensilvania y Tennesse, quienes lideran las negociaciones, pero ahora el pacto debe ser refrendado por el resto de estados y municipios. "La donación del producto Teva (buprenorfina naloxona) contribuirá significativamente a la atención y el tratamiento de las personas que padecen adicción y ayudará a las comunidades afectadas", reza el comunicado. Las acciones de la compañía subían un 13% tras anunciarse el principio de acuerdo.

El juicio iba a enfrentar a los condados de Cuyahoga (Cleveland) y Summit (Akron) con la farmacéutica Teva Pharmaceuticals y los tres distribuidores de medicamentos más grandes de EE UU: McKesson, Cardinal Health y AmerisourceBergen. En un principio estaban acusadas otras seis compañías, pero llegaron a acuerdos extrajudiciales con los demandantes: el conglomerado Johnson & Johnson, pactó a comienzos de octubre una compensación por 20,4 millones de dólares con los dos condados. Walgreens, la única que no ha pactado, defendió en un comunicado que distribuía opioides solo a sus farmacias: “Nunca vendimos a farmacias online o a las fábricas que alimentaron la crisis nacional”.

El juez federal Dan Polster, a cargo de la macrocausa, eligió Cleveland para abrirla porque Ohio es uno de los Estados más afectados por las muertes por sobredosis, con 46 por cada 100.000 habitantes.

El juicio suspendido no es solo relevante por ser el primero en un tribunal federal; además, la sentencia que recibieran los acusados iba a servir de ejemplo en los juicios venideros.
El acuerdo alcanzado esta mañana está lejos de los ocho mil millones de dólares que buscaban los condados. Los distribuidores AmerisourceBergen, Cardinal Health y McKesson se comprometieron a pagar un total de 215 millones dólares, informó Hunter Shkolnik, abogado del condado de Cuyahoga. La farmacéutica Teva desembolsará 20 millones en efectivo y 25 millones en Suboxone, un medicamento utilizado para tratar la adicción a los opioides. The New York Times adelanta que personas cercanas al caso afirman que se habría llegado a un acuerdo para zanjar las miles de demandas, pero el juez Polster solo confirma que el pacto resuelve el caso de Ohio.

Los demandantes —la mayoría condados, ciudades o Estados— acusan a la industria farmacéutica de engañar a sus clientes al comercializar opioides con mensajes que minimizaban sus riesgos, y a los distribuidores de no detectar ni detener pedidos sospechosos (por su magnitud o frecuencia) a la Administración de Control de Drogas. La crisis de salud pública detonada por la adicción a los opioides ha cobrado 400.000 vidas en Estados Unidos entre 1997 y 2017.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >