Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ábalos, sobre el veto parental: “Hay que asegurar la libertad de los hijos, no la de los padres”

El ministro de Transportes acusa a la "ultraderecha" de usar Murcia como "laboratorio".

Rodríguez Uribes cree que es "prejuicio, intolerancia y miedo"

En foto, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, a la izquierda, con el secretario general del PSOE de la Región de Murcia, Diego Conesa, este sábado. En vídeo, Ábalos defiende que el PIN parental no respeta los derechos de la infancia.

Tras el requerimiento del Ejecutivo al Gobierno de Murcia para que retire el veto parental, los partidos se han vuelto a enfrentar este sábado por la polémica medida, que pretende que los padres puedan eximir a sus hijos de acudir a charlas sobre igualdad, reciclaje, contra el acoso escolar, sobre educación vial o contra los desórdenes alimenticios, entre otros ejemplos. Solo estaba en el programa electoral de Vox, que ha hecho de lo que llama la lucha contra la “el adoctrinamiento de la ideología de género” una de sus banderas. Pero ahora la dirección nacional del PP lo defiende como si hubiera formado parte de su ideario desde el primer día. Nunca antes —de la irrupción de Vox— habían planteado los populares un “pin parental” en los Gobiernos que han presidido. Sí batallaron en su día contra la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que eliminaron cuando llegaron al poder.

Siguiendo la línea marcada el día anterior por el presidente del partido, Pablo Casado, los portavoces populares de guardia este sábado han replicado el mismo grito al Gobierno: “¡Saquen las manos de la educación de nuestros hijos! ¡Saquen las manos de nuestras familias!”, ha clamado Antonio González Terol. A continuación, el vicesecretario de política territorial del PP ha defendido “el derecho constitucional a educar moral y religiosamente” a sus hijos”.

Los contenidos de esos talleres que pretenden vetar son, como el Estado, aconfesionales. La ley orgánica de educación (Lomce) —aprobada por el PP en 2013— establece en su artículo 127 entre las competencias del consejo escolar “proponer” iniciativas que favorezcan “la igualdad entre hombres y mujeres, la igualdad de trato o la prevención de la violencia de género”.

Las comunidades autónomas establecen en sus reglamentos que las actividades complementarias en los colegios e institutos son obligatorias para todos los alumnos. Esos talleres son aprobados por el claustro, presentados en el consejo escolar —en el que están representados los padres— y supervisados por la inspección educativa.

Terol ha denunciado que la polémica es una “cortina de humo” para ocultar el nombramiento de la exministra de Justicia Dolores Delgado como fiscal general del Estado, pero el PP ha incorporado el veto parental a su argumentario (en redes sociales, entrevistas y discursos) y el líder de los populares, Pablo Casado, viaja este domingo a Murcia —comunidad donde se aplica por primera vez— para participar en un acto con alcaldes de distintas ciudades españolas bajo el lema Gobiernos por la libertad.

Desde Murcia, el secretario de organización del PSOE y ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha replicado este sábado que lo que atenta contra los principios constitucionales es el veto de algunos padres a ser educados en igualdad. Ábalos ha presentado la región como “el laboratorio de la ultraderecha” y ha insistido: “Hay que asegurar la libertad de los hijos, no de los padres”.

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, ha señalado: “Las familias, como en su caso las confesiones religiosas, ayudan a formar a los niños y niñas en la ética privada. Los valores comunes de la ética pública se enseñan sin embargo en la escuela. Distinguir esto es fundamental”. Para el ministro, enseñar en la escuela el respeto al otro “no es adoctrinar, sino prepararles para la vida y formarlos como ciudadanos de una democracia que es plural”.

Desde Ciudadanos, que gobierna en Murcia con el PP, la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, asegura sobre el veto parental: “No se implantará”, pese a que es la condición impuesta por Vox para aprobar los Presupuestos regionales. “Es una medida en la que nosotros no creemos”, ha declarado Villacís dos días después de que su partido alcanzara un acuerdo con el PP y Vox en Murcia para reforzar ese veto. Tras firmar ese pacto y al estallar la polémica, el portavoz de Ciudadanos en la asamblea murciana, Juan José Molina, también anunció que pedirán un informe de los servicios jurídicos para determinar la legalidad de la medida.

El veto parental ha generado grietas en los partidos que la apoyan. En Madrid, la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, del PP, se manifestó en varias ocasiones contra la medida. El líder del PP vasco, Alfonso Alonso, del ala moderada del partido, calificó de “absurda” y “populista” la intención de Vox de que los padres “no cumplan el currículum [educativo] si no les da la gana”; recordó que “no solo educan los padres, sino el conjunto de la comunidad educativa” y pidió a los suyos no caer “en la tentación” de entrar en una política de “enfrentamiento y división”.

Vox, por su parte, ha felicitado a Pablo Casado por “ponerse del lado correcto” y ha criticado al Gobierno por oponerse a su medida estrella. La portavoz del partido en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha publicado en su cuenta de Twitter un vídeo en el que ve a perros, gatos y otros animales cuidar de sus crías y el mensaje: “Cuidado que viene Celaá [Isabel, ministra de Educación]”. Jorge Buxadé, jefe de la delegación de Vox en el Parlamento Europeo, ha replicado a Ábalos: “No tiene ni puñetera idea de lo que dice. Además de que lo que dice es una idea puñetera contra la libertad de los padres”.

La polémica aleja aún más el gran pacto educativo que Casado había ofrecido a Sánchez durante el periodo que el Gobierno estuvo en funciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información