Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Todos no

La insistencia de Casado y Gamarra en erigirse en apóstoles de todo el pueblo español no sólo es una patrimonialización ilegítima. Es también una manipulación grosera de la auténtica realidad de este país